fbpx

La 4ª revolución industrial: de Ginebra a Puebla

La 4ª revolución industrial: de Ginebra a Puebla

Klaus Schawb, fundador del World Economic Forum, cuya sede está en Ginebra, Suiza, indica que “la Primera Revolución Industrial utilizó el poder del vapor para mecanizar la producción. La Segunda usó la potencia eléctrica para hacer posible la producción en masa. La Tercera Revolución por su parte se valió de la electrónica y la tecnología de la información (TI) para automatizar dicha producción. Ahora, una Cuarta Revolución Industrial está surgiendo, caracterizada por una fusión de la tecnología que cruza los límites digitales, físicos y biológicos.”

La 4ª Revolución Industrial no es el futuro, sino el presente, porque vivimos en un mundo globalizado y con interdependencia. Unos cuantos ejemplos son la nanotecnología, inteligencia artificial, robótica, vehículos autónomos, almacenamiento de energía, computación cuántica, impresión 4D y más permitiéndonos un cambio sustancial en nuestra vida diaria.

A ese respecto, Puebla no es la excepción, porque si algo destaca a la 4ª Revolución Industrial son tanto la velocidad como la magnitud de la ola de innovación disruptiva que estamos atestiguando en varias ciudades del plantea y a eso el Foro Económico Mundial lo ha denominado como la 4ª Revolución Industrial.

La meta es clara: to improve the state of the world. Para lograr lo anterior uno de los objetivos es empoderar a jóvenes talentos de 20 a 30 años en varias ciudades del planeta a través Global Shapers, iniciativa creada por el World Economic Forum para contribuir con proyectos innovadores en el área social a cada una de las comunidades de origen pensando global, pero lo más importante actuando local.

Después de la capital del país, Puebla es la ciudad con más universidades en México y por sus casi 2 millones de jóvenes, de ahí la importancia de empoderarlos para brindar respuestas a través de algo que sabemos hacer muy bien: interconectar datos e información para acortar tiempos entre población, empresas, gobierno, organizaciones internacionales e instituciones educativas que se traduzca en realmente mejorar el estado actual del mundo.

La 4ª Revolución Industrial no es ciencia ficción independientemente que surgió a finales de 2015. El año pasado the 4th Industrial Revolution fue el tema principal de la Reunión Anual de Davos, Suiza, organizada por World Economic Forum en 2016.

Para la tropicalización de la 4ª Revolución Industrial a Puebla, los jóvenes hemos sido piedra angular, ya que como dice mi colega Zamantungwa Khumalo de África: “El liderazgo no tiene título, ni edad, y tiene muy poco que ver con ser un funcionario electo o CEO de una compañía. El liderazgo es nuestra capacidad de actuar y jugar un papel activo en nuestras comunidades,” tal y como en Puebla lo hago con el Hub de Global Shapers Puebla y con mi equipo de Klimapolitik, la primera plataforma políglota que comparte información internacional en sustainable business, cambio climático, smart cities, agua, responsabilidad social y energías renovables en varios idiomas en Puebla: www.klimapoltik.com.mx

Con la tecnología necesitamos crear sistemas que nos unan y no tecnologías aisladas, tal y como nos ha ejemplificado el Profesor Klaus Schwab al tiempo de recordarnos que nuestra generación necesita dominar las tecnologías con fines productivos, en vez de ser dominados por ellas al servicio de fines ajenos que nos separen y que dificulten nuestra vida, en vez de facilitarla.

Los anteriores ejemplos nos muestran que sí es posible desarrollar un papel activo en nuestras comunidades, es decir, pensando global, pero actuando localmente con buenos nervios, alma, pasión e inteligencia para no desperdiciar nuestro tiempo, el cual es finito.

A partir de nuestra experiencia en Puebla recomiendo no temerle a la 4a Revolución Industrial, sino entenderla para adaptarnos sabiendo primero saber qué es, de qué se trata, cuáles oportunidades representa y sobre todo cómo nos puede beneficiar en nuestra vida diaria, ya que verdaderamente es una oportunidad para todos.

La 4ª Revolución Industrial ha comenzado y considero que una de las mejores formas de prepararnos es a través de los esfuerzos colaborativos entre varias ciudades con liderazgo juvenil, porque si no lo hacemos aquí, entones ¿dónde?, si no lo hacemos ahora, la pregunta es ¿cuándo? y si no somos nosotros, entonces ¿quiénes?.

* Sergio García Sánchez es egresado de la Licenciatura en Relaciones Internacionales en la UDLAP, actual Curador del Hub de Global Shapers Puebla y CEO de Klimapolitik: sergio.garciasz@udlap.mx

Bibliografía:

  • The Fourth Industrial Revolution from Klaus Schwab. World Economic Forum, 2016.

 

Por: Lic. Sergio García Sánchez.

Egresado de la licenciatura en negocios internacionales 2010.

Contenido disponible en PDF.

Anterior Espacios públicos y recreativos en beneficio del desarrollo sociocultural de Santa Rita Tlahuapan, Puebla
Siguiente Experiencias y herramientas psicosociales: el acompañamiento a escuelas en el postsismo 19S