Explorando el binomio energía y competitividad industrial

Explorando el binomio energía y competitividad industrial

Dentro de los muchos temas que podemos explorar en relación a la reforma energética en México, uno en el que se debe poner más atención es la necesidad de lograr maximizar el impacto que los cambios regulatorios pueden tener sobre la economía del país en general. Independientemente de los niveles de producción de hidrocarburos e inversión que se logren materializar, los resultados de la reforma serán cuestionables si se fracasa en articular al sector energético con otras actividades productivas.

En distintos foros se ha discutido el vínculo entre energía y competitividad industrial, usando como ejemplo al sector automotriz e industria petroquímica. Dicho vínculo se puede identificar en otras actividades económicas cuyos procesos industriales sean intensivos en el consumo de energía y/o utilicen los derivados de los hidrocarburos como materia prima o fuente de poder. Lo deseable es que la inversión se materialice a lo largo y más allá de la cadena de valor de los hidrocarburos.

A simple vista el binomio energía – competitividad industrial puede parecer obvio, sin embargo, no muchas instituciones en México han explorado su importancia. Profundizar en el análisis de dicho binomio y explorarlo desde distintos ángulos es algo que la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), busca formalizar al ofrecer un diplomado que verá la luz por segunda ocasión a partir del 7 de octubre del 2016 en sus instalaciones de la Avenida Reforma en Ciudad de México.

La intención de la universidad es proveer un espacio para que los profesionales vinculados al sector energético e industrial, ya sea en el gobierno o sector privado, adquieran conocimientos que les sean de utilidad al momento de tomar decisiones y desarrollen una visión más amplia del cambiante ambiente de negocios. Contribuir a la formación de capital humano en materia energética en un contexto de nuevas regulaciones es la contribución que busca la academia.

El diplomado en Energía y Competitividad Industrial se beneficia de la experiencia que deja la primera edición (primavera 2015), donde el diseño del programa contó con la retroalimentación y participación de tutores expertos del sector energético de México y el extranjero. Para la segunda edición se busca tener el mismo proceso, y consultar con expertos la conveniencia de algunos temas. El 9 de septiembre la UDLAP Jenkins Graduate School organiza un panel en la Ciudad de México para discutir los retos y oportunidades de la reforma, donde el debate pretende explorar diversos temas expuestos por Miriam Grunstein, abogada y consultora en energía; Tony Payán, director del Centro México de la Universidad de Rice en Houston; y Alfredo Álvarez Laparte, líder del área de energía de EY México.

Abrir dicho diplomado es el primer paso. La UDLAP contempla llevar esta iniciativa al interior de la república, y con ello no solo contribuir a la formación de capital humano en México, si no enviar también un mensaje a otras instituciones de educación superior sobre la necesidad de ofrecer cursos de capacitación en materia energética en el interior del país.

Por: Dr. Adrián Duhalt.

Profesor-investigador, Escuela de Economía y Negocios de la Universidad de las Américas Puebla. Coordinador Académico del Diplomado Energía y Competitividad Industrial.

adrian.duhalt@udlap.mx

Disponible formato PDF.

Anterior La percepción de clasificaciones hoteleras
Siguiente Reforma Energética crea condiciones para fortalecer cadenas de valor