fbpx

Las mujeres en el estudio de la nanotecnología en México

Las mujeres en el estudio de la nanotecnología en México

 Desde el inicio del nuevo milenio ha existido un boom en el estudio y aplicación de la nanotecnología a lo largo del mundo y México no se ha quedado atrás. Desde la primera década del 2000 se han instaurado planes de estudios superiores en diversas instituciones, así como investigaciones en la materia. Sin embargo, uno de los pasos más importantes es que desde el inicio de la segunda década del 2000 se han instaurado más planes de estudio en Universidades Públicas Estatales (UPES) y las Universidades Públicas Estatales con Apoyo Solidario (UPEAS). 

Para tener una idea más concreta sobre la participación de las mujeres en el estudio de la nanotecnología en México se solicitó esta información a la Secretaría de Educación Pública (SEP) así como a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) mediante el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).  Por parte de la SEP la información que se brindó fue la relacionada con las Instituciones Públicas de Educación Superior (IPES) de los siguientes estados de la república: Baja California, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora y Tabasco en educación superior, en el caso de los posgrados fue de los estados de: Querétaro, Nuevo León y Sonora. Desde el ciclo escolar 2010-2011 hasta el ciclo 2019-2020. Cabe aclarar que no todas las instituciones instauraron los planes en los mismos años. En el caso de la UNAM fue brindada la información estadística tal y como obra en los archivos de la Dirección General de Planeación de esta casa de Estudios desde la primera generación de la Licenciatura en nanotecnología. 

Con la información otorgada se realizó un análisis estadístico con la finalidad de visualizar la tendencia de la participación de las mujeres en el área. En el ciclo 2010-2011 hubo 27 mujeres matriculadas en las tres instituciones que la ofertaban en los estados de Querétaro, Michoacán y Baja California. Para el siguiente ciclo escolar 2011-2012 se integra una institución del estado de San Luis Potosí, aumentando con esto a 58 mujeres matriculadas. En el periodo de 2012-2013 se suman otras dos instituciones una en el estado de Jalisco y la UNAM lo que aumentó el número de matriculadas a 97. Los ciclos 2013-2014 y 2014-2015 no se integra ninguna institución sin embargo comenzamos a ver un fuerte crecimiento en las mujeres matriculadas con 161 y 193 respectivamente, para el período 2015-2016 se integra una institución del estado de Tabasco, lamentablemente en esta no se matriculo ninguna mujer; teniendo un total de 264 mujeres matriculadas en las instituciones previamente mencionadas. Al siguiente ciclo ya había 327 matriculadas entre las siete instituciones. Durante el ciclo de 2017-2018 se incluye una institución del estado de Hidalgo; teniendo 381 mujeres matriculadas en las ahora ocho instituciones. Por último, en los ciclos de 2018-2019 y 2019-2020 se llegó a tener más de 400 mujeres matriculadas en las ocho instituciones, teniendo 434 y 472 respectivamente. 

Dando un total de 2414 mujeres matriculadas en diez años y 352 graduadas desde el ciclo 2011-2012 hasta el ciclo 2018-2019 en estas ocho instituciones. En las tres entidades federativas mencionadas anteriormente que ofertan estudios de posgrado el incremento de las mujeres es muy claro comenzando con 2 alumnas matriculadas en el ciclo 2011-2012 y teniendo en el ciclo 2019-2020 a 32 alumnas matriculadas. Y en la espera de sus primeras graduadas. 

Es visible que las mujeres han ido ganando terreno a lo largo de la historia del estudio de la nanotecnología en México viendo el alcance y crecimiento que han tenido en estas ocho entidades federativas, faltaría considerar otras instituciones independientemente de su carácter aumentando considerablemente la cifra de matriculadas y graduadas. Un reto que se han enfrentado durante muchos años es que se les consideraba incapaces de entender y estudiar ciencias o ingeniería. Sin embargo, a lo largo de la historia han demostrando que las mujeres no son ajenas a la ciencia mujeres hicieron los cálculos necesarios que llevaron al hombre a la luna, descubrieron elementos, fotografiaron agujeros negros y más.

Referencias:

[1] Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales. (2020). Solicitud 6440000140320. Universidad Nacional Autónoma de México

[2] Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales. (2020). Solicitud 0001100457520. Secretaría de Educación Pública.

Sobre la autora:

Diana Guadalupe Pérez Becerra es estudiante de octavo semestre de la Licenciatura en Nanotecnología e Ingeniería Molecular en la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), ha sido asistente de la XV Escuela de Ciencia de Materiales y Nanotecnología impartida por el Instituto de Investigaciones en Materiales Unidad Morelia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), actualmente parte de The Coding School’s Quantum Computing Course, in partnership with IBM Quantum, asistente del Taller Nacional de Plasmónica y Metafotónica 2020 impartido por CICESE Unidad Monterrey. Asistió y presentó el cartel “Nanotecnología y soberanía alimentaria” en el III Simposio de Investigación en Administración y Sustentabilidad realizado en la Unidad de Posgrado de la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Entre otros. diana.perezba@udlap.mx

Por: Diana Guadalupe Pérez Becerra. Estudiante de octavo semestre de la Licenciatura en Nanotecnología e Ingeniería Molecular en la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP).

 

Contenido disponible en PDF.

 

 

Anterior Conservación de patrimonio arquitectónico por medio de nanotecnología
Siguiente Motores moleculares mimetización para nanomedicina