fbpx

“Colaboradores sanos, empresa rica”

“Colaboradores sanos, empresa rica”

“La riqueza de las empresas depende de la salud de sus trabajadores”

-Dra. María Neira, Directora Departamento de Salud Pública y Ambiente, OMS

 

Una empresa u organización saludable es aquella que cuenta con una cultura que promueve la responsabilidad por la vida de sus colaboradores, es decir, prevenir, cuidar y atender su salud física, emocional y mental. Me refiero a programas y acciones que propicien el bienestar de su gente, desarrollen su potencial, mejoren sus habilidades y desplieguen el liderazgo individual y en equipos.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, un lugar de trabajo saludable es: “Aquel en el que los colaboradores y directivos promueven, defienden y apoyan un proceso de mejora continua para proteger y fomentar la salud, la seguridad y el bienestar de todos los trabajadores; así como la sustentabilidad del lugar de trabajo de acuerdo con: el ambiente físico de trabajo, el ambiente psicosocial, los recursos personales de salud y la participación de la empresa en la comunidad”. (Healthy Workplaces: WHO global model, World Health Organization, 2020).

Por ejemplo, asumir y sostener planes de flexibilidad laboral, donde exista una conciliación entre los intereses laborales y los personales. De acuerdo con el “Workplace Hapiness Report” (2019), 8 de cada 10 colaboradores valoran la flexibilidad, como lo más importante para ser felices en su trabajo. Un entorno sano, que sea reluctante a la cultura del miedo, en donde además de existir estabilidad, los colaboradores puedan también expresar sus ideas y opiniones.

Hablar de bienestar corporativo es reunir todas las estrategias, programas, herramientas y acciones con las que cuenta la organización, para prevenir, cuidar y atender la salud física, emocional y mental de sus colaboradores.

Impacto del bienestar corporativo:

  1. Atracción y retención del talento.
  2. Incremento en la productividad, colaboradores más enfocados, física y mentalmente.
  3. Impacto positivo en la imagen corporativa, al contar con el reconocimiento de los consumidores y del sector.
  4. Mayor compromiso; se crea un vínculo más allá de lo profesional.
  5. Reducción de bajas laborales al disminuír enfermedades.
  6. Mejora en el clima laboral; se impacta en el humor de los colaboradores, se facilita la resolución de conflictos y predomina una mentalidad positiva.

¿Qué necesito considerar para hacer un plan de bienestar?

  1. Bio-individualidad: cada uno de mis colaboradores tiene necesidades diferentes; así que necesito considerar sus características individuales como es su edad, la etapa de vida en la que se encuentran, antecedentes culturales, historia de salud, creencias, pasatiempos y prioridades en su vida, entre otros.
  2. Bienestar personal: existe una corresponsabilidad entre la organización y sus colaboradores. Cada uno de nosotros somos responsables de nuestra propia ventura y de entender las necesidades propias para lograr el equilibro que debe existir entre las distintas áreas de nuestra vida, como nuestras relaciones personales, nuestra actividad física, práctica espiritual y alimentación.
  3. Diagnóstico: conocer cómo se encuentran mis colaboradores en el esquema de bienestar, las creencias que pueden tener alrededor de este eje y cómo los líderes contribuyen, o no, al bienestar de su equipo.
  4. Apoyo: crear una comunidad que proporcione el soporte adecuado, como un comité de bienestar y contar con el compromiso de cada líder con su equipo.
  5. Plan de acción: establecer una meta y los pasos concretos para lograrla.
  6. Manejo del tiempo: establecer como prioritaria esta estrategia con el compromiso de todos los colaboradores.
  7. Premiar: celebrar los logros y dar a conocer los casos de éxito dentro de la organización.

Existen otros aspectos en la vida del ser humano, a los que quizá ahora los líderes en las organizaciones presten mayor atención para preservar la salud organizacional. Me refiero a brindar apoyo a sus colaboradores, compartiendo con ellos sus conocimientos y aprendiendo juntos a disfrutar la vida. Ahora más que nunca esta parte de la experiencia humana adquiere mayor importancia, se trata de encontrar aquello que nos apasiona, nos da propósito, seguridad y balance en nuestra vida.

Finalmente considerar, que la salud NO necesariamente está en los hospitales; sino que se construye desde nuestro hogar y en los lugares de trabajo. Elaborar una estrategia de bienestar en nuestra organización, traerá beneficios a mediano y largo plazo, que impactarán favorablemente en la sociedad.

Acerca del autor: Mtra. Rocío Álvarez Bauza, Psicóloga Organizacional & Health Coach, con más de 15 años orientada a la consultoría organizacional. Fundadora de “R|A Woman Training & Health”, se desempeñó como Directora Regional de Great Place to Work® Institute México por 11 años. Maestra en Psicología Organizacional, Licenciada en Comunicación y Licenciada en Teatro, por la Universidad de las Américas Puebla. Health Coach Certificado por “Institute for Integrative Nutrition”. Especialista en bienestar corporativo, transformación de culturas organizacionales, desarrollo integral de las mujeres y experta en la aplicación e implementación de la NOM-035- STPS.

 Por: Mtra. Rocío Álvarez. Psicóloga Organizacional y Health Coach, egresada UDLAP.

Contenido disponible en PDF.

Anterior Trabajadoras del hogar
Siguiente Implementation of drones in the protected areas of Mexico