La inversión en las tecnologías de la información en universidades mexicanas, ¿ya fue suficiente?

La inversión en las tecnologías de la información en universidades mexicanas, ¿ya fue suficiente?

Al igual que diversos sectores, el educativo, durante las décadas de los noventa y dos mil, fueron sometidos a una intensa y forzada modernización en sus procesos administrativos y educativos, utilizando las tecnologías de la información como principal estandarte. Este proceso sumado a la panacea del internet ha devuelto altas e imparables inversiones, como los centros de cómputo, servidores, computadoras, enlaces a internet, licenciamiento de software y servicios de consultoría, todos, con un desgastante proceso de defensa y justificación en la autorización presupuestal por sus incrementos anuales exponenciales, obsolescentes y siempre, cotizados en moneda extranjera.

Algunos detractores aseguran que el core process de las instituciones educativas no es la tecnología, otros señalan que, ignorar la modernidad, es condenarse la obsolescencia ante un mundo de feroz competencia dominado por los nativos digitales. Lo cierto es que también muchos salones de clases en México no han evolucionado en los últimos siglos y algunas instituciones con grandes inversiones tecnológicas siguen impartiendo cátedra utilizando técnicas pedagógicas ancestrales en aulas climatizadas, con bancas cómodas, proyectores y acceso a internet cada vez, más limitado.

Un menor grupo de instituciones está descifrando las necesidades el mundo laboral y el perfil generacional actual, mejorando sistemas de información para procesos administrativos y, también, robusteciendo los procesos pedagógicos para fortalecer las competencias profesionales y conocimientos de sus egresados.

Por otra parte, el sector tecnológico sigue evolucionando. Desde hace más de una década la proliferación de los servicios open source y on demand están desplazando, cada vez con mayor éxito, a los grandes monolitos tecnológicos. Ya no es necesario tener un data center in campus, puedes rentarlo con Amazon u otras diez mil opciones en el mundo, distribuirlo y crecerlo, sólo, si es necesario.

El licenciamiento tradicional ha sido sepultado, las herramientas para salón de clases son gratuitas a cambio de publicidad y cada día los estudiantes descubren más y mejores aplicaciones; el software y correo electrónico gratuito son accesibles desde los teléfonos con internet que pagan los estudiantes. Los repositorios de materiales y contenidos, son abiertos, los portafolios de evidencias deben estar accesibles universalmente: a nadie le interesa guardar en secreto el conocimiento, por el contrario, es indispensable generar influencia y promoverlo por cualquier medio, incluidas las redes sociales.

Algunos retos se mantienen: la seguridad, disponibilidad y velocidad de adopción. En la otra mano tenemos el costo de la propiedad y el retorno de la inversión, pues el tsunami también trajo como resultado una nueva noticia: la tecnología en el sector educativo sigue siendo una ventaja competitiva, pero también, es un commodity intercambiable, no una razón de ser.

Acerca del autor: Doctor en Innovación y Responsabilidad Social por la Universidad Anáhuac México Norte, título que obtuvo con mención honorífica. Maestro en Administración de Empresas por la Universidad de las Américas Puebla, Maestro en Administración de Tecnologías de Información por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, Campus Monterrey, es egresado de la Licenciatura en Ingeniería en Sistemas Computacionales por el Instituto Tecnológico de Veracruz. Desde 2015, forma parte del Consejo Directivo de la empresa “Nulliav”, especializada en desarrollo de productos alimenticios de alto valor nutricional, en donde sus principales funciones se enfocan en el diseño de estrategias de expansión, innovación tecnológica y comercial. Desde enero de 2016, es miembro del Consejo Directivo de la Empresa Ectotec, dedicada al desarrollo de soluciones tecnológicas para el sector educativo, sus funciones se relacionan con la implementación de estrategias orientadas a la expansión y nuevos negocios de la empresa. A partir de mayo del mismo año fue nombrado Consejero de la aceleradora de negocios “CREEA México 360°”. Es Miembro del claustro de investigación del Centro Latinoamericano de Responsabilidad Social (CLARES) de la Universidad Anáhuac México Norte, desde enero de 2017. Cuenta con más de 18 años de experiencia gerencial en proyectos de consultoría para la implementación de tecnologías de información en empresas con presencia en México y Latinoamérica laborando en instituciones y empresas como, el ITESM Campus Monterrey, Global Business Solution y Exact Software International. Ha sido profesor de tiempo parcial del Departamento de Ingeniería en Sistemas Computacionales del ITESM campus Monterrey y Asesor Académico de proyectos de aplicación de la Maestría en Comercio electrónico de la universidad virtual de la misma institución. En la Universidad de las Américas Puebla, se ha desempeñado en diferentes puestos directivos a cargo de las áreas de Educación a Distancia, Incorporación Estudiantil y Desarrollo Institucional. También ha colaborado como miembro de diversos comités y órganos de gobierno como el Consejo de Posgrado y el Consejo administrativo de la misma institución. Actualmente, el Dr. González se encuentra dirigiendo tres proyectos de investigación en colaboración con múltiples instituciones educativas y empresas. El Dr. González se interesa en el ecosistema de emprendimiento de base tecnológica, relacionado con startups que promueven estrategias de innovación social, además, analiza modelos de negocios orientados a la generación de valor social. Uno de los aspectos más importantes de su ejercicio profesional, es la investigación, misma que se fortalece con su aplicación en la práctica y a su vez, cobra sentido en el proceso de la transmisión de conocimientos y experiencias en el ejercicio docente.

Por: Dr. Martín González Vasquez.

Profesor de tiempo completo del Departamento de Administración de Empresas UDLAP.

martin.gonzalezv@udlap.mx

Disponible formato PDF

 

Anterior Financiera, costos y gerencial
Siguiente Mexico´s Oil And Gas Reform Gains Momentum