fbpx

El poder de la mente femenina

El poder de la mente femenina

Nuestra mente es tan poderosa que es capaz de transformar nuestros pensamientos en realidad, sean positivos o negativos. Cuando me siento estancada, bloqueada, sin inspiración o motivación, he notado que mi cuerpo tiende a generar una avalancha de pensamientos negativos, que impiden mi recuperación para sentirme yo misma otra vez.

Después de observar distintos estudios sobre expertos en la relación que tiene nuestra mente con el cuerpo, me di cuenta que estas emociones negativas estaban detonando una sensación de huida o peligro en mi cuerpo, que además de debilitar mi sistema inmune, me impedían cumplir mis objetivos y sueños de manera exitosa. En medicina existen casos extraordinarios donde el poder de la mente es trascendental, como las remisiones espontáneas que desaparecen de forma total o parcial alguna enfermedad sin tratamiento médico.

El cerebro es percepción; pero la mente es interpretación. Cuando tenemos un pensamiento negativo, el cerebro percibe esto como un ataque y activa la respuesta de estrés. Lo opuesto sucede cuando nuestro cuerpo logra relajarse, esta función la describe el Dr. Herbert Benson profesor de Harvard y presidente de “Mind/Body Medical Institute in Boston” como aquella que ocurre cuando el cerebro consciente tiene pensamientos positivos y siente cosas como amor, conexión, intimidad, placer y esperanza; entonces el hipotálamo detiene la respuesta de estrés.

Las mujeres nos rodeamos de situaciones estresantes, como puede ser sentirnos solas, vivir una relación de pareja que no nos hace felices, frustración laboral, tribulación financiera, entre otras adversidades de la vida cotidiana. Estos pensamientos y emociones provocan que nuestra mente envíe al cerebro un mensaje de que está bajo incesante ataque.

Nuestra mente femenina está dotada de una poderosa intuición que sirve como brújula o como una luz interior que nos guía y nos ayuda a buscar aquello que nuestro cuerpo necesita para recuperar su estado de relajación o de homeostasis y entonces, tenga la capacidad de repararse a sí mismo. Esta luz interior es capaz de equilibrar los aspectos más importantes en nuestra vida como nuestras relaciones personales, nuestra espiritualidad, nuestro bienestar físico y nuestro trabajo. Cuando escasea este poder, nos sentimos ansiosas, fuera de balance y propensas a contraer enfermedades.

¿Cómo podemos recuperar este poder femenino?

Las mujeres en algún momento de nuestra vida necesitamos un soporte emocional, sentirnos vistas, escuchadas y amadas. Esta fuerza es tan poderosa que genera un efecto positivo en nosotras, por la relación que existe entre la mente y el cuerpo. Una forma de conseguirlo es a través del cuidado nutritivo, que es capaz de generar calma, relajación y aliviar el miedo.

Este cuidado nutritivo, debe ser procurado por nosotras mismas, y somos las responsables de buscarlo. Una forma de hacerlo es a través de las relaciones en nuestra vida. Cuando encuentras a tu “tribu” y te rodeas de personas que quieres y te aceptan como eres, optimizas tu capacidad mental para estar sana.

Los seres humanos nos nutrimos unos a otros, incluso más que la comida, y la salud del cuerpo lo refleja. La soledad hace que seamos más vulnerables a los retos diarios, esto nos abruma y hace que se activen las respuestas de estrés en el cuerpo; mientras que una comunidad que nos apoya, genera un entorno lenitivo.

Es importante señalar que las relaciones humanas son desiguales, una relación insana genera un impacto contrario que resulta dañino; así que necesitamos relacionarnos sana y genuinamente para ser tal cual somos, sin juicios ni críticas. Se trata de rodearnos de personas que enriquezcan nuestra vida y nos alienten a ser mejores. Nuestra sabiduría interior nos ayuda a determinar quiénes son estas personas que generan este cuidado nutritivo y de quiénes necesitamos alejarnos.

Todos los aspectos en nuestra vida son capaces de fortalecer nuestro poder femenino o debilitarlo, ¿qué pasa por ejemplo cuando una mujer se rodea de esta “tribu” que le proporciona el cuidado nutritivo que necesita; pero vive una relación de pareja opresiva? O ¿con una empresaria que dedica 12 horas diarias a un trabajo que aborrece? ¿Alguna vez te has preguntado cómo es que tu relación de pareja, trabajo o preocupaciones cotidianas pudieran ser la raíz de tu debilitación y ocasionarte alguna enfermedad como consecuencia? Nuestro cuerpo es un espejo de cómo vivimos, es la suma de nuestras experiencias de vida. Lo que sucede alrededor de ella, tiene un poder muy grande en nuestra salud mental.

Otra forma de activar el poder femenino es dejando aflorar nuestra esencia natural, permitiendo que el mundo nos vea como somos de forma real, siendo auténticas, hermosas y fabulosas. Es tener el coraje de ser tú misma sin pedir disculpas. Es quitarnos la máscara que usamos para impresionar a otras personas, parecer muy profesional o cubrir nuestra imperfección o protegernos para no resultar heridas. Ser auténticas en nuestra casa, en el trabajo y en la vida, resulta ser la mejor medicina para el cuerpo.

Cuando vivimos en total alineación con nuestra verdad y propósito, somos felices y, cuando hacemos esfuerzos por incrementar esta felicidad, nuestro poder femenino resurge e impacta de manera positiva en todos los que nos rodean. La forma de alinear este poder femenino es a través del amor y la compasión, pero no sólo hacia las personas que nos rodean; sino, primordialmente, hacia nosotras mismas. El amor abre nuestro corazón, triunfa sobre el miedo y nos lleva por el camino de la sanación en todos los aspectos de la vida.

Acerca del autor:

Mtra. Rocío Álvarez Bauza, Psicóloga Organizacional & Health Coach, con más de 15 años orientada a la consultoría organizacional. Fundadora de “R|A Woman Training & Health”, se desempeñó como Directora Regional de Great Place to Work® Institute México por 11 años. Maestra en Psicología Organizacional, Licenciada en Comunicación y Licenciada en Teatro, por la Universidad de las Américas Puebla. Health Coach Certificado por “Institute for Integrative Nutrition”. Especialista en bienestar corporativo, transformación de culturas organizacionales, desarrollo integral de las mujeres y experta en la aplicación e implementación de la NOM-035-STPS.

Por: Rocío Álvarez, Psicóloga Organizacional y Health Coach, egresada UDLAP.

Correo: www.rocioalvarez.mx

Síguela en https://www.facebook.com/RAwomancoach/

 

Contenido disponible  en PDF

 

Anterior Saber ver, saber soñar
Siguiente Economía solidaria