fbpx

El ballet como motivación moral durante la guerra

Photography El ballet como motivación moral durante la guerra
El ballet como motivación moral durante la guerra

El ballet ayudó a los individuos a tolerar la guerra.

De 1918 a 1939 la humanidad enfrentaba una de las épocas más violentas en su historia. Al mismo tiempo, Europa quedó devastada, especialmente Inglaterra. Principalmente, porque este país, a diferencia de otros, no reclutó soldados con entrenamiento militar, sino a civiles inexpertos. Debido a ello, muchas personas quedaron desamparadas, sin familia u hogar; solamente el arte les proporcionaba ánimo e ilusiones. Por su parte, la danza clásica fue un elemento que facilitó la tolerancia hacia las injusticias, ocasionadas por los conflictos bélicos. Empezando por la inclusión social de todos los individuos a pesar de sus diferencias físicas, étnicas, de género, entre otras. Así pues, el ballet otorgó motivación moral a la población inglesa durante el período entre guerras.

El baile dio una razón a la sociedad para soportar las inclemencias de la guerra. Quienes participaban en las batallas eran solamente los varones. Las mujeres quedaban desconsoladas ya que ellas no podían defender a su patria y perdían a sus hombres, padres, hermanos, esposos e hijos. El único consuelo que ellas encontraban era en el manifiesto de sus emociones a través del arte, por ejemplo, en la danza. Tal es el caso de Beryl Grey, una huérfana que se acostumbró a bailar durante los ataques aéreos: “Nunca pensamos en parar, nosotros estábamos haciendo lo que nos gustaba, y si afuera había bombas, eso era lo que había” (Guasch, 2014). Como se declara en lo anterior, Grey no abandonó su sueño de bailar, al contrario, vio en la guerra una oportunidad para convertirse en Prima Ballerina Assoluta. Esto es una muestra de cómo motivó a la población inglesa para continuar con su vida.

Beryl Grey CONEXION UDLAP

Beryl Grey

La danza incluyó socialmente a todos los individuos. El tipo de arte escénico ya mencionado es universal, por lo que desde ese entonces se contemplaba en ambos géneros y se practicaba a casi cualquier edad. De la misma forma, promovía la superación de estereotipos y escrúpulos por cultura. Así pues, no había demasiados limitantes, cualquier persona con la capacidad física podía practicarla, independientemente de su género, color de piel o situación socioeconómica. En palabras de Ninette de Valois:

“Dios nos dio exactamente los mismos dedos, los brazos, las piernas y los pies, pero en nuestros diferentes países los dividió todo un poco diferente”

(Royal Opera House, 2012). Para ella y otros artistas, la diversidad enriquecía el espectáculo. Lo anterior debido a que el ballet trabajaba desde la capacidad de la gente y no desde sus limitaciones.

El ballet ayudó a los individuos a tolerar la guerra. Durante los conflictos armamentistas, los ingleses se ubicaban en pequeños teatros improvisados, donde conseguían tranquilidad, paz y serenidad. Esto debido a que la danza los entretenía y acogía. Al mismo tiempo, el baile se armonizaba con el entorno, haciendo así que se olvidaran del exterior y solamente se enfocaran en la coreografía. Un ejemplo claro de lo anterior fue cuando la artista Beryl Grey bailó en pleno ataque bélico: “En 1944, durante una función del Lago de los Cisnes, un V2 explotó encima, el ruido de la bomba se mezcló con el crescendo de los violines, seguí bailando” (Guasch, 2014). Así pues, el ambiente belicoso se ignoraba y se vivía en paz por al menos unos minutos.

Ballet-Guerra-War-Maryfer-Escalona

En conclusión, es importante destacar que el ballet no solo fue un medio de entretenimiento, sino que también, fue un recurso que brindó motivación moral a una sociedad. Esto debido a que se consideró una disciplina que expresaba la manifestación de sentimientos y emociones a través de movimientos y gestos corporales. Por esta razón, fue capaz de alentar la integridad moral de una comunidad en guerra. En efecto, cuando los bailarines y espectadores se agrupaban para disfrutar del espectáculo, olvidaban el hecho de que estaban en riesgo de muerte. Así pues, las crueldades que se vivían durante los conflictos armamentistas se lograban sobrellevar. 

Referencias

Albizu I. (14 de mayo de 2013). Guerra y danza. Recuperado de https://teoriadeladanza.wordpress.com/2013/05/14/guerra-y-danza/

Álvarez S. (2015). El ballet de la Primera Guerra Mundial. Colombia: Puntas y Corcheas. Recuperado de: http://entrepuntasycorcheas.com/tamara-rojo-y-el-ballet-de-la-primera-guerra-mundial/

Carrión, M. (2011). Danza e inclusión social. España: Intef. Recuperado de http://recursostic.educacion.es/artes/rem/web/index.php/es/curriculo-musical/item/355-danza-e-inclusi%C3%B3n-social

Eurodesk. (2016). Danza e inclusión social. España: Portal Europeo de la Juventud. Recuperado de https://europa.eu/youth/es/article/41/39015_es

Guasch H. (14 de marzo de 2014). Cómo la Segunda Guerra Mundial transformó el ballet británico. Recuperado de https://elartedeladanza.wordpress.com/2014/03/14/como-la-segunda-guerra-mundial-transformo-el-ballet-britanico/

INTEF. (2012). Periodo de Entreguerras. España: Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado. Recuperado de http://recursostic.educacion.es/kairos/web/ensenanzas/eso/contemporanea/antiguo_00.html

Pascual C. (2010). La bella durmiente por el Royal Opera House. Madrid, España: Danza Ballet. Recuperado de https://www.danzaballet.es/la-bella-durmiente-por-el-royal-ballet-opera-house/

Rodríguez E. (2009). El Reino Unido en el periodo entre guerras y durante la Segunda Guerra Mundial. Málaga, España: eumed.net. Recuperado de http://www.eumed.net/rev/cccss/06/emrc8.htm

Royal Opera House. (2012). Ninette de Valois — People — Royal Opera House. Inglaterra: Royal Opera House. Recuperado de http://www.roh.org.uk/people/ninette-de-valois                                                                                                                                              

Salas R. (2014). La diplomacia del ballet. Madrid, España: El país. Recuperado de https://elpais.com/cultura/2014/12/21/actualidad/1419189915_083226.html

 

Sobre la autora:

Maryfer Escalona Torres. Estudiante de la Licenciatura de Relaciones Internacionales en la Universidad de las Américas Puebla. Forma parte de ArTec; un grupo estudiantil que fomenta el dibujo, la música y la danza. Alumna sobresaliente en “Perspectivas del mundo actual” y “Derecho y gobierno”.

Contacto: escalonamaryfer@gmail.com

  Descarga el artículo en PDF
Anterior Cuatro dimensiones para el cuidado de la salud mental en tiempos del COVID-19
Siguiente Así suena el COVID en México (a un año)