La importancia económica de las remesas familiares

La importancia económica de las remesas familiares

Las remesas familiares constituyen un motor importante en la economía de nuestro país pues representa la tercera fuente mayor de ingresos, según el reporte de la BBVA Research 2016; éstas podrían alcanzar los 26,365 millones de dólares, cifra récord ya que no se percibía este nivel de ingresos desde 2007, antes de la crisis en Estados Unidos.

Estos indicadores reflejan que existe mayor demanda de trabajadores mexicanos y siguen siendo los estados de Puebla, Michoacán, Guanajuato, Jalisco, México y Oaxaca, quienes reciben más remesas, las cuales provienen mayormente de estados norteamericanos como Texas, California y Arizona.

El fenómeno migratorio para nuestro país es un indicador de ingresos importante pues en los últimos años ha superado la entradas de divisas al país por venta de petróleo. Estas remesas en su mayoría son utilizadas  para el ejercicio del gasto diario familiar, siendo los hogares que se encuentran en zonas marginadas los que mayor porcentaje de recepción  alcanzan.

A pesar de los peligros que los migrantes mexicanos sufren al tratar de cruzar, como son los casos reportados sobre el riesgo de ser capturado por algún grupo delincuencial, la deportación y los peligros que la naturaleza misma tiene, éstos no se desmotivan ya que su objetivo es el de obtener ingresos mayores para sus familias. Puesto que en el campo sólo existe desigualdad de los productores ante las empresas, frente a las importaciones, y a la creciente crisis de seguridad que existe en los ejidos por la violencia generada entre los diversos grupos delincuenciales.

Son las remesas familiares las que han jugado un papel importante dentro de la economía doméstica, pues son destinadas a pagar alimentos, hipotecas, mejora de vivienda, vehículos para el campo, etcétera. Aunque esto no representa buenas noticias, pues el comportamiento del consumidor  no considera  algún índice de ahorro y mejora para sus comunidades, es decir, se genera una comunidad que asegura su consumo, mas no su crecimiento regional.

El temor de que algún candidato presidencial ejerza el  poder mediático  para levantar un muro y controlar aún más la frontera entre México y los Estados Unidos, no ha sido un factor que debilite la migración, sino por el contrario, ha alentado la posibilidad de la reunificación de las familias en los Estados Unidos. Y, en el caso de un eventual triunfo del magnate (candidato presidencial por los Estados Unidos), estas propuestas de muros fronterizos tendrían que llegar al congreso, y es ahí donde la probabilidad de éxito, de éstas, se reduce a casi a cero.

Acerca del autor: Elizabeth Espinoza Monroy es Doctora en derecho con Mención Honorífica, por la Universidad Panamericana. Cuenta con una Maestría en Investigación y Docencia por la Universidad Nacional Autónoma de México, en la que obtuvo Mención Honorífica. Fue becaria CONACYT por la investigación titulada “Proyecto de Modelo para la Educación Jurídica Superior (Vida en el Aula)”, dentro del sistema de Excelencia del Posgrado de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México. Asimismo, obtuvo una beca, otorgada por el CONACYT por la investigación intitulada “La educación jurídica superior”, para la realización de estudios de Posgrado. Desde 2009 es miembro del Sistema Nacional de Investigadores CONAC y T “C”. Ha colaborado en estudios realizados en conjunto entre México y la Unión Europea y la Secretaria de Educación Pública Federal a través de la Dirección General de Acreditación, Incorporación y Revalidación sobre los retos planteados para la internacionalización de la educación superior y las herramientas desarrolladas para facilitar la cooperación académica y la movilidad estudiantil. Autora de diversos artículos relacionados a la investigación en revistas jurídicas especializadas, ha publicado el libro Paradigmas de la educación jurídica de la editorial Porrúa, actualmente es profesor de tiempo completo de la Universidad de las Américas Puebla.

Por: Dra. Elizabeth Espinoza Monroy
Profesora de tiempo completo del Departamento de Derecho de la UDLAP
elizabeth.espinoza@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior Energía limpia ¿oportunidad de inversión?
Siguiente La innovación tecnológica, ¿un riesgo para la estabilidad laboral?