fbpx

¿Quiénes pueden realizar innovación?

¿Quiénes pueden realizar innovación?

Los 4 autores hemos pasado muchas “situaciones de un estudiante”, donde clase con clase se vuelven un círculo vicioso, donde con miedo iniciamos diciendo: “En esta clase todos truenan”, al paso de las primeras semanas decimos, “hmmm no se ve tan pesada” pero en la semana de parciales siempre entramos en un estrés profundo para no iniciar mal el semestre sacando una mala nota desde el primer parcial. Muchas veces el camino conlleva el aprender, es fácil para algunos, pero frustrante para algunos otros, incluyéndonos. Pero ahora entendemos lo que se llama “curva de aprendizaje”, la cual, comprendimos, es un proceso normal y muchas pasan, por lo que aquí les platicamos como hemos vivido ese proceso.

Durante estos últimos semestres de nuestra carrera siempre nos hemos preguntado, “OK, lo sabemos, pero… ¿qué puedo hacer con estos conocimientos? Los maestros han intentado desarrollar en nosotros cada vez más nuestra capacidad de ser creativos. Ya que la creatividad es la capacidad de crear e innovar, generando nuevas ideas que, por lo general, procuran librar un mal o alguna problemática sin solución o que cuenta con una solución ineficiente.

Aquí es donde entra por primera vez, la curva de aprendizaje, donde inicia el proceso de crecimiento. Esto se debe a que los profesores nos empujan a hacer trabajos que consideramos difíciles, pero ellos saben que, como en la etapa 1 de la curva, somos inconscientemente incompetentes por lo que nos quieren ayudar a aprender y a crecer como estudiantes y futuros ingenieros. Después, el resto nos toca a nosotros en esta curva.

Cuando vemos que pasa el tiempo y no hemos avanzado nada del trabajo y se acerca la fecha de entrega, pero sabemos que pesa mucho en la calificación y por suerte todavía nos queda el tiempo justo para terminarlo bien, sin embargo, nos damos cuenta que probablemente necesitemos más tiempo ya que nos sentimos “perdidos” con relación a lo que se necesita saber para realizar el trabajo. Dejando a un lado la procrastinación, nos damos cuenta que somos incompetentes y necesitamos enfocarnos a hacer lo necesario para poder sacar a delante el trabajo. Aquí es donde ocurren los desvelos y las malas noches “necesarias” para aprender todo lo imprescindible.

Más adelante, después de lo anterior nos damos cuenta que lo hemos entendido a la perfección y que podremos hacer el trabajo sin problema alguno en donde ya estamos abiertos a experimentar para hacerlo de la mejor manera posible y tener la nota más alta. Nos damos cuenta en este momento, que tenemos la capacidad suficiente para hacer aquel trabajo que pensábamos que era tan difícil cuando lo marcaron, es decir, que ya nos creemos competentes para poder realizar trabajos del mismo estilo para un futuro profesional, pero cada vez con más dificultad, por lo que se puede decir que hemos subido de nivel.

Sin embargo, no termina ahí, cuando entregamos el trabajo y el profesor nos reconoce el excelente trabajo que hemos hecho nos terminamos de dar cuenta que sí, somos personas muy competentes para esto, a lo que nos queremos dedicar.

Al final, esto no lo sabemos, pero todo apunta a que sí, el maestro se crea expectativas de nosotros, sus alumnos, de que siente que somos todavía más competentes de lo que nosotros sabemos. De igual manera, el producto de este aprendizaje se nos ve revelado al tener más más y más logros de manera que creemos que es “sencilla” para nosotros y nos entra más emoción del proceso creativo y ya no nos subestimamos a nosotros mismos.

Acerca de los autores:

Julián David Castro Olivera es estudiante de la licenciatura en Ingeniería en Electrónica por la Universidad de las Américas Puebla. Fue integrante del consejo estudiantil de la UDLAP como presidente de la mesa directiva de la licenciatura en Robótica y Telecomunicaciones (2019-2020) y presiente de la IEEE Student Branch UDLAP (2019-2020). Actualmente es miembro del programa de honores, presidente de la O.E Aztech y además ha destacado en competencias como el Hackathon Audi México 2020

Abraham Alejandro Pimienta Flores es estudiante de la licenciatura en Ingeniería Mecatrónica por la Universidad de las Américas Puebla. Fue secretario de la IEEE Student Branch UDLAP (2019-2020), miembro activo de la organización estudiantil AZ-TECH, así como candidato para la mesa directiva en función como presidente de la licenciatura en Ingeniería Mecatrónica (2020-2021)

José Manuel Álvarez Gamboa es estudiante becado de la Licenciatura en Ingeniería Mecatrónica en la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP). Proveniente del sureste del país. Fue candidato para la mesa directiva en función como Coordinador Estudiantil de la licenciatura en Ingeniería Mecatrónica para la planilla PIC (2020-2021). Amante del gimnasio y actualmente se dedica al mundo del gaming en sus tiempos libres provocados por la pandemia. Ha desarrollado habilidades excepcionales para la programación en diversos lenguajes al igual que la utilización y programación de los robots NAO de Softbank Robotics. De igualmente ayuda al desarrollo de la página web de la inmobiliaria familiar.

Alan Jair Pérez Linares estudiante de ingeniería Mecatrónica en la Universidad de las Américas Puebla. Fue tesorero de la IEEE Student Branca UDLAP (2019-2020), candidato para la mesa directiva en función como secretario de la licenciatura de ingeniería Mecatrónica (2020-2021). Actualmente es CEO de GRUPO VIRCA S.A. de C.V. teniendo diferentes certificaciones en diseño Mecánico por comunicadora en el software Solidworks y además ha destacado en proyectos de automatización de robots KUKA y ABB en diferentes industrias reconocidas como Ford y Volkswagen.

Autores:

Julián David Castro Olivera. Estudiante de la licenciatura en Ingeniería en Electrónica por la Universidad de las Américas Puebla.

Abraham Alejandro Pimienta Flores. Estudiante de la licenciatura en Ingeniería Mecatrónica por la Universidad de las Américas Puebla.

José Manuel Álvarez Gamboa. Estudiante de la Licenciatura en Ingeniería Mecatrónica en la Universidad de las Américas Puebla.

Alan Jair Pérez Linares. Estudiante de Ingeniería Mecatrónica en la Universidad de las Américas Puebla.

Contenido disponible en PDF.

Anterior Diciembre emocional
Siguiente El diseño de programas sociales