Logros al enviar alertas a los estudiantes (segunda parte)

Logros al enviar alertas a los estudiantes (segunda parte)

En el primer parcial hubo que alertar –en primavera de 2017– al 44% de los alumnos, 48% en financiera, 32% en costos y 29% en gerencial –en otoño– sólo se necesitó alertar al 30%, 36% en financiera, 36% en costos y 9% en gerencial. Tanto el porcentaje total como el porcentaje por materia disminuye, excepto en costos.

En el segundo parcial se alertó en primavera al 47% de los alumnos, 56% en financiera, 34% en costos y 23% en gerencial, en otoño sólo fue necesario alertar al 19%, 22% en financiera, 30% en costos y 2% en gerencial. Tanto el porcentaje total como el porcentaje por materia fue menor, esta vez sin la excepción de costos. Adicionalmente, en primavera los alertados aumentaron entre primer y segundo parcial, con excepción de gerencial, y en otoño los alertados disminuyeron en total y por materia.

En el tercer parcial, hubo que alertar en primavera al 48% de los alumnos, 53% en financiera, 30% en costos y 38% en gerencial, en otoño sólo se necesitó alertar al 18%, 21% en financiera, 30% en costos y 0% en gerencial. Tanto el porcentaje total como el porcentaje por materia disminuyó, excepto en costos que se mantuvo igual. En primavera los alertados aumentaron entre segundo y tercer parcial en total y en otoño los alertados disminuyeron en total: en ambos semestres el comportamiento por materia fue diverso.

Parece necesario continuar recabando información, cuando menos de dos semestres más para corroborar o rechazar las varias hipótesis que se han generado, pero es evidente que hasta el momento los números mejoraron y cualitativamente se han recibido comentarios de agradecimiento de los alumnos por ser alertados: se percibió mayor interés, y de forma temprana, por el desempeño que cada uno tiene en el curso, lo cual es el objetivo, por aquellos que obtienen calificaciones que los ponen en riesgo de reprobar y, en algunos casos, hasta de abandonar la universidad. Hacia ellos están enfocadas las alertas, a los casos de alumnos que niegan la realidad y que son capaces de argumentar que una calificación reprobatoria «no es un mal resultado» o que han «mejorado» entre un parcial y otro, aunque ambas notas sean reprobatorias.

Por otra parte, ciertos malos hábitos de algunos sectores de la comunidad estudiantil generan que la preocupación por reprobar un curso no se vuelva concreta y los impulse a tomar acciones hasta las últimas semanas de clase, cuando es muy difícil encontrar soluciones; lo que sí cambia es la percepción que se tiene después del primer parcial y, desde ese momento, se toman acciones correctivas.

Acerca del autor: Francisco Javier Calleja Bernal, es Candidato a Doctor en Educación con especialidad en Intervención educativa por la Universidad Anáhuac, campus Norte. Maestro en Enseñanza Superior por la Universidad La Salle y Maestro en Administración de Empresas con especialidad en Finanzas en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Asimismo, es Licenciado en Contaduría Pública en la Escuela Bancaria Comercial en ese entonces incorporada al Instituto Politécnico Nacional. Originalmente trabajó en el despacho Roberto Casas Alatriste, cuando este pertenecía a Coopers &Lybrand, ahora Price WaterhouseCoopers. Después ejerció como independiente y en la docencia. Se interesó en la didáctica de la contabilidad por buscar la mejora de las clases, le interesa mucho cómo transmitir conocimientos. Escribió la novela “Los Escorpiones en Octubre”, novela histórica combinada con un toque detectivesco. Fue profesor de tiempo completo en la Escuela Bancaria y Comercial, en la Universidad Anáhuac Campus Sur, en el Tecnológico de Monterrey Campus Cd. de México y en el 2014 ingresó a la UDLAP. Actualmente, brinda apoyo y cursos a profesores de la Universidad De Las Américas Puebla manejando la técnica de micro enseñanza, la cual ayuda a mejorar la manera de dar clases. De igual forma, imparte cursos de contabilidad financiera, contabilidad de costos, contabilidad gerencial, análisis y planeación financiera.

 

Por: 

Mtro. Francisco Javier Calleja Bernal
Profesor de tiempo completo del Departamento de Finanzas y Contaduría de la UDLAP
francisco.calleja@udlap.mx

Mtro. Javier Piñataro Plata
Jefe de Área de Desarrollo Docente de la UDLAP
javier.pinataro@udlap.mx

 

Contenido disponible en PDF

Anterior México, entre las elecciones y la pasión futbolera
Siguiente Logros al enviar alertas a los estudiantes (primera parte)