fbpx

La poética de Horacio y su vigencia en la actualidad

La poética de Horacio y su vigencia en la actualidad

Poiesis refiere a la creación o producción. Es destruir para crear.

La poética es la reescritura del discurso heredado que desarrolla ciertos grados de recreación instaurando algunos referentes de significado del autor, en donde se refleja la visión o representación icónico-verbal que resulta de su proceso creativo e innovador, es decir, constituye o construye un nuevo universo figurativo. Proveniente del concepto poiesis, refiere a la creación o producción, es destruir para crear.

¿Qué es la poética horaciana?  Es un paradigma cuyos principios construyen un sistema de conocimiento que buscan escapar del vicio que se cimenta en la ausencia de creatividad. Horacio, reflexiona en su fórmula poética podresse et delectare sobre el arte de crear a través de epístolas proponiendo un equilibrio estético basado en los preceptos de Aristóteles. Ambos autores convergen en que la mimesis es el primer acercamiento para la escritura dramática: ut pictura poiesis (en palabras del poeta latino) que significa “hacer poesía como pintura”. Esto nos lleva a una figura retórica muy utilizada por los poetas y dramaturgos del siglo XX: la hipotiposis.

(…) no se tiene la impresión de estar ante un tratado de poética, ni es tan evidente que Horacio pretende reunir normas literarias al modo de una preceptiva poética. Esa fue en efecto la sensación que tuvieron muchos lectores ilustres, y una interpretación es esas líneas hizo gran parte de su fama y produjo numerosas poéticas posteriores. No es una lectura totalmente errada de la obra, puesto que el Ars Poética contiene numerosos juicios a modo de sentencias, que podríamos considerar como preceptos (Velásquez, 232).

Y es la premisa de “los pintores y los poetas siempre han tenido el mismo derecho de atreverse a cuanto les plazca” (Horacio, 384), donde el poeta latino expresa cómo el arte necesita de la constante recreación para poder trascender, reflejar lo qué es posible que suceda en la realidad siempre y cuando  se sea prodigioso para construir un texto dramático original, aun cuando el tema sea conocido.

arton151033-e1583115852252

¿Por qué Horacio aconseja no elegir nuevos temas para la escritura poética? Pues con razón se argumentar que lo hace como una guía para hacer a lo original desde lo establecido como evidencia de que la recreación es contemporaneidad. Y así, el poeta reconstruye su postura y sus principios a partir de la palabra heredada, es decir,  desarrollar grados de originalidad, de innovación sobre los paradigmas, tomar la tradición y transformarla.  En consecuencia se suman el ethos por parte del autor o creador, y  el pathos como mecanismo de ensoñación e imaginación para crear un logos o conocimiento, dando como resultado una nueva poética. Razón primordial para adoptar la poética como materia primigenia de la creación artística.

Esto es lo que hace que la poética de un autor se diferencie de otro, esto es lo que deja marca como una huella digital de su cosmovisión, pensamiento, cosmogonía y época, incluso como Mijaíl Bajtín ha consolidado como filósofo: la relación que se mantiene con el otro, es decir, el lector-espectador, quien recibe la obra y percibe el efecto eidético del “vislumbramiento” como resultado de la experiencia estética.

La evidente influencia de la poética horaciana tanto en la literatura (Ut pictura poiesis, Carpe diem, entre otros) se encuentra en tres ejemplos que muestran el grado de originalidad ante la palabra o el arte heredado. ¿En dónde se encuentra la recreación para Horacio? En la forma, el orden que el poeta establece como la esencia de su cosmos.  Cada dramaturgo y poeta  posee una visión, crea un cosmos que se rige bajo una forma ordenada, ya sea dionisiaca, apolínea u órfica. “La forma, así, supone una totalidad integrada de parcialidades que se concilian entre sí gracias a este elemento común y superior” (Velásquuez, 233).

Romeo y Julieta (1597) de William Shakespeare no pudo haber sido escrita sin los fundamentos horacianos, pues sigue precisamente las normas estéticas del poeta latino: Cinco cuadros como estructura u organización literaria de la obra dramática, énfasis en la belleza y musicalidad en el verso, recreación del mito de Píramo y Tisbe como muestra de su contemporaneidad, ideas originales para construir los personajes, por ende, el poeta inglés demuestra que en la poesía no cabe la mediocridad, de esta forma, recrea la palabra heredada y reconstruye el texto de Ovidio en una forma original y contemporánea de su época. Asimismo, ocurre con la recreación del texto shakesperiano en forma de libreto y guion cinematográfico realizado por Arthur Rubens para el musical llamado West side story (1961), en donde el grado de originalidad y la visión contemporánea de los problemas sociales de la ciudad de Nueva York durante la primera mitad del siglo XX se reflejan permeando la historia de amor de María y Tony. Tanto Rubens como el compositor Leonard Bernstein ofrecen una muestra de que la poética horaciana es actual y moderna. La única premisa del poeta latino que no se sigue es la de los “cinco actos”, el musical West side story se desarrolla en un acto único, por lo demás, es innegable que el grado de originalidad es evidente al insertar música y la técnica de cine a color. En 2013 aparece una película española denominada Alacrán enamorado, escrita  por Santiago Zannou  y Carlos Bardem, y dirigida por el primero,  recrean la tragedia de Romeo y Julieta  pero en la España del siglo XXI, en donde el joven Julián es neonazi y boxeador que se enamora de una chica mestiza llamada Alyssa. Ambos enfrentan los problemas de racismo y segregación como las barreras que se interponen  entre los amantes. Nuevamente las premisas de Horacio se hacen cabida (a excepción de la concepción de los “cinco actos” y el lenguaje bello y poético) en donde el autor lleva el mito recreado en la actualidad, con los problemas de la sociedad europea del siglo XXI causados por la migración de miles de personas que huyen de la guerra, las dictaduras y la decadencia económica en los países africanos. La recreación en tiempos de la sociedad clasista, consumista y digital.

D76Yx4CX4AEd4-k

 En todos los ejemplos mencionados líneas arriba se reafirma  que aun en el siglo XX la poética horaciana es la exégesis de la inventio, dispositio y elocutio retóricas como partes de la retórica fundamentales en la creación del objeto artístico. El discurso poético instaura una clase de referentes cuyo significado ya no depende inmediatamente de la realidad sino de la nueva realidad “figurativizada” para instaurar nuevos contextos imaginarios o ficticios.

En otro tenor, Ut pictura poiesis es la frase que más ha influenciado tanto a la poesía, el teatro y la pintura, cuando establece que a partir de la figura retórica de la hipotiposis (tanto literaria como pictórica) se puede producir en el espectador el efecto eidético. El ejemplo que muestra la trascendencia de las epístolas del poeta latino se encuentra en la recreación del arte heredado como muestra de contemporaneidad, de evocación de la memoria y eco del conocimiento predecesor. Por otro lado, Horacio también hace un llamado a la elección correcta del tema y su organización puesto que es el primer paso de la recreación: “mostrándose fino y prudente al trenzar las palabras, unas cosas ha de buscar y otras desdeñar el autor del prometido poema” (Horacio, 396).  La hipotiposis como figura retórica, además de la importancia al buen hablar, por lo tanto, se define aquí que para Horacio el Ars Poetica se cimenta en la retórica como elemento fundamental de la recreación lírica y dramática: “Te expresarás de manera excelente si una combinación ingeniosa convierte en nueva alguna palabra sabida” (386).

Para Horacio, el poeta como poseedor del don divino, maestro del lenguaje y de una nueva cosmovisión despierta la luz primigenia de la felicidad que el ser humano corriente busca, es a través del lenguaje del poeta que hay un vínculo con los dioses. Lo logra porque la elegancia, la brevedad y la sensatez como “principio y fuente del bien escribir” (402). Por lo tanto, la belleza del verso o de la palabra pronunciada en el teatro debe cumplir con esto preceptos que denotan la urgencia interna de ser feliz o desdichado mediante la musicalidad de la poesía o la verosimilitud en la tragedia, es decir, llegar a la catarsis como espectador.

En conclusión: ¿Cómo influye actualmente Horacio en el quehacer dramático actual? En primer lugar, forma parte del paradigma dramático por antonomasia junto a la Poetica aristotélica, debido a que ambos textos influyeron en todos los géneros teatrales y escénicos de Occidente; en segundo lugar porque coloca al autor como parte fundamental de la creación; tercer lugar porque a pesar de  que las poéticas clásicas no fueron bien aceptadas  por algunos trasgresores teatrales (teatro antimimético), figuras importantes como Konstantin Stanislavsky (sistema actoral), Antonin Artaud, (mito y ritualidad) y Adolphe Appia (espacio escénico), las revalorizan debido a la profundidad de su pensamiento y porque la función poética produce el efecto eidético en el receptor (espectador-lector) derivado  del proceso ideativo y constructivo del emisor (poeta-dramaturgo-autor); en cuarto lugar,  en el Ars Poetica se demarca a partir de la verosimilitud que el poeta produce un conocimiento revelador como consecuencia de la imitación sobre la naturaleza y las acciones; en quinto lugar, porque la poesía y el teatro utilizan el lenguaje verbal como instrumento para la contemplación estética o goce estético; en sexto lugar porque en el teatro y la poesía la distorsión, la perversión o la acumulación son contrarias a la economía y sensatez del buen escribir; y por último, la poética horaciana siguen influyendo en la creación artística actual porque sin forma, orden, uso, decoro, unidad  y materia no puede haber objeto artístico que trascienda.

En resumen, la poética horaciana llega a ser un sistema ecléctico entre poesía y retórica que ha mostrado ser efectiva para la recreación de objetos artísticos en distintas disciplinas, es universal porque está basada en la naturaleza, en la belleza, en la sencillez y el decoro. No deja de impresionar como se encuentra vigente y se manifiesta en nuevas expresiones artísticas como el diseño gráfico, los videos juegos, la cinematografía digital, entre otros, y es que sus preceptos han funcionado a lo largo de los siglos hasta la actualidad. Horacio nos invita a recrear con el equilibrio, la belleza y la  armonía como impulso al deleite, al goce, a la purificación del alma. Como propuso Mies van der Rohe: menos es más.

Referencias.

Horacio. (2008). Sátiras, Epístolas, Ars Poética. Madrid: Editorial Gredos. p.383-410.

Núñez, M. M. (2012). La Epistula ad Pisones de Horacio: su normalización como ars poetica hasta el Renacimiento. Cuadernos de Filología Clásica. Estudios Literarios. p.223-246

Velásquez, O. (1998). Analizando las intenciones profundas del Ars Poetica de Horacio. ONOMAZEIN, 231-240.

 

Sobre la autora

Adriana Hernández Rascón. Es estudiante de la Maestría en educación Media Superior por la Secretaría de Educación Pública y miembro de la comunidad de Exalumnos de la Universidad de las Américas Puebla.

Contacto: adriana.hernandezrn@udlap.mx

  Descarga el artículo en PDF
Anterior Sociedad Fragmentada
Siguiente Los jueces de las redes sociales