El futbol y la bolsa de valores

El futbol y la bolsa de valores

Diversos medios dieron la noticia hace un poco más de una semana de que Omnilife-Chivas intentaría cotizar en la Bolsa de Valores dentro de cuatro años. Nos hicieron recordar que Omnilife se fundó en 1.991, que está reconocida en el lugar 44 de las empresas de venta directa y multinivel en el mundo, con ventas anuales de 406 millones de dólares. También se recordó que Jorge Vergara, el principal accionista de Omnilife, adquirió el Club Deportivo Guadalajara en 2.002 en 200 millones de pesos y que los activos actuales del equipo son de 273 millones de dólares, incluyendo el Estadio Omnilife, el valor de la marca y las cartas de los jugadores que le pertenecen. Chivas tiene ingresos, entre otros, de 7 millones de dólares por los derechos de transmisión de los partidos en Estados Unidos que le pagó la cadena Univisión y 60 millones de dólares más por el contrato con la marca deportiva Puma. Los requisitos que la Bolsa de Valores exige para que Omnilife-Chivas se convierta en una Sociedad Anónima Bursátil no son difíciles y podrán cumplirse sin problema. La cuestión es que sería el primer caso en México de un equipo de futbol entrando a la Bolsa, incluso a nivel mundial no es común.

En Europa existe el Stoxx Europe Football que incluye sólo 23 equipos: 5 daneses, 1 holandés (Ajax), 3 italianos (Roma, Juventus y Lazio), 1 alemán (Borussia Dortmund), 1 francés (Olympique Lyonnais), 3 turcos (Besiktas, Fenerbahce y Galatasaray), 2 británicos (Rangers y Celtic), 3 portugueses (Porto, Sporting de Lisboa y Benfica) y otros. Este mercado vio sus mejores años entre 2.007 y 2.009, pero ahora sus cotizaciones alcanzan apenas la mitad de esos años.

Independientemente de lo anterior hay equipos que cotizan en la bolsa de valores de su propio país o de otro, como Manchester United que cotiza en Nueva York, varios equipos ingleses que cotizan en la bolsa de su país, la Juventus que cotiza en la Bolsa de Milán, Borussia Dortmund que cotiza en Frankfurt y la suerte bursátil de todos es variada.

En sitios de internet como Rankia hay quienes expresan sus opiniones acerca de si los resultados futbolísticos tienen influencia directa en la cotización y alguna habrá, pero lo verdaderamente importantes es la gestión financiera y por ellos clubes como el Manchester United son enormemente prósperos (aunque sus dueños actuales sean estadounidenses y no británicos) y otros como el Real Madrid son poderosos, pero a veces incurren en pasivos que les complican su existencia o como el Manchester City son comprados por millonarios rusos. En realidad, tendríamos que ver la cotización en bolsa como un signo de madurez del sector, como una señal de apertura a una inversión diversa y como una muestra de confianza en los que los directivos están haciendo. ¿En México todo eso se da con la empresa de Jorge Vergara?

Acerca del autor: Contador Público con estudios de Maestría en Administración y candidato a Doctor en Educación. Con más de 40 años de experiencia docente y profesional en contabilidad, costos, análisis financiero y auditoría. 291 cursos impartidos en diversas universidades, de los cuales el 88% ha sido a nivel licenciatura y el resto en maestría. 194 módulos de diplomado impartidos a personal de diversas empresas. Autor de los libros “Contabilidad 1”, “Costos” y “Contabilidad Administrativa” con editorial Pearson. Articulista en diversos periódicos y autor de su propio blog “Visión Financiera”. Coordinador de las materias Contabilidad Financiera, Contabilidad de Costos, Análisis de Costos y Contabilidad Gerencial.

Por: Mtro. Francisco Javier Calleja Bernal.

Profesor de Tiempo Completo del Departamento de Contaduría, UDLAP

francisco.calleja@udlap.mx

 

Contenido disponible en PDF

Anterior Degradación electrocatalítica de amoxicilina en medio acuoso
Siguiente ¿Público para quién?