Situación general de la enseñanza del Diseño en México

Situación general de la enseñanza del Diseño en México

Tesis digitales UDLAP

El presente trabajo tiene como objetivo principal analizar las prácticas de enseñanza del diseño en distintas universidades de nuestro país, así como en instituciones en el sur de Estados Unidos. El tipo de investigación aplicada en carácter descriptivo, explicativo y comparativo. Se tomó como muestra universidades e instituciones que se encuentran afiliadas a Encuadre y la SACS, las cuales son asociaciones que tiene como único fin, elevar la calidad de enseñanza y la investigación, especialmente en la disciplina del diseño. Para abordar este tema se hace necesario hacer una retrospectiva de la enseñanza del diseño y analizar los resultados que ha tenido hasta ahora, para entonces poder adaptar la enseñanza a los nuevos lenguajes y medios de comunicación de la actualidad.

Los planes de estudio hoy en día, combinan la capacidad de resolver problemas en cuanto a marketing, comunicación y diseño. Para esto, es importante recalcar que el hecho de saber o aprender a manejar paqueterías o programas gráficos, no significa que el estudiante sea un diseñador, en todo caso se le puede considerar digitador o manipulador de la imagen digital.

El diseño en México

Desde la llegada de diseñadores alemanes al continente americano, la enseñanza del diseño, aún con base en el sistema de la Bauhaus, se fue transformando y evolucionando de acuerdo a las diversas tecnologías que fueron surgiendo, así como a las necesidades cada vez más diversas de los usuarios. Las escuelas de arte y los departamentos de arte de las universidades se han dado cuenta lentamente que el diseño no es simplemente una aplicación comercial de las ideas y procesos de las artes, sino una disciplina distinta y separada que tiene sus propios métodos, historia, teorías y procesos.

Nuestro país es un gran ejemplo de la lentitud de este proceso, la percepción que se tiene del diseño gráfico como profesión es aún anticuada y errónea, al ser considerada en muchas universidades como una forma de expresión de las artes y no como una herramienta indispensable de comunicación que forma parte de las ciencias sociales. Como dice en su texto “Dos distorsiones en la enseñanza del diseño gráfico” Norberto Chaves, “Gran parte de los problemas de la enseñanza del diseño gráfico en México (y es de suponer que en muchos países latinoamericanos) provienen de una concepción distorsionada de la profesión, en la que predominan dos prejuicios: teoricismo y creativismo”. (Chaves, 2005)

Chaves destaca, como muchos otros diseñadores interesados en la enseñanza de la profesión, que la primera distorsión es no otorgarle al diseño gráfico su carácter de oficio.

Reconoce que es un trabajo que por medio de la experiencia recolecta cierta cantidad de habilidades y saberes prácticos anclados en las condiciones empíricas, particulares y cambiantes de la comunicación y que se transmiten y enriquecen de generación en generación, materializando así su propia evolución como disciplina productiva.

En lugar de esto, menciona que se concibe al diseño gráfico como una extensión de las artes, una teoría aplicada donde el criterio de validación de la práctica es el cumplimiento a dichas normas teóricas y no a la eficacia comunicacional real del diseño realizado. (Chaves, 2005)

La segunda distorsión de la que habla Chaves, es el mito que define a la creatividad como la esencia del diseño, lo cual se observa tanto en México como en el resto del mundo. Se cree que la creatividad es la única respuesta al talento de los diseñadores, mientras que la teoría, procesos metodológicos, estrategias, racionalidad, entre otros, son completamente relegados.

Chaves hace hincapié en señalar que las dos distorsiones coinciden en un desprecio por la cultura gráfica, y por su participación totalmente prioritaria, en la formación del diseñador. Dicho desprecio hacia la cultura gráfica es por parte del teórico, al no estar de acuerdo con el conocimiento práctico, y además por el creativo, al empequeñecer su protagonismo y originalidad en el diseño.

Actualmente, existe una gran preocupación, especialmente en las escuelas europeas, por el desarrollo teórico y por la debilidad de recursos conceptuales para contextualizar la práctica. Por otro lado, en las escuelas de diseño de América Latina es preocupante la débil implementación de la práctica en el oficio.

Nuevas tendencias

A diferencia del diseño gráfico, el diseño de información ha ido más allá del simple hecho de diseñar piezas visuales, sino que también se enfoca en otras formas de interactuar con la gente, por ejemplo, a través del diseño experiencias. Aun así, ya existen nuevas tendencias que llegan a un nivel más alto en la propuesta de interacción con el cliente, como ejemplo podemos hablar del ‘Service Design’, el cual permite diseñar experiencias inolvidables para los usuarios creando nuevos vínculos entre las personas, la infraestructura, comunicación y los materiales que componen un servicio. Esta nueva rama del diseño se da gracias al crecimiento del sector de servicios, y ayuda a que los proveedores de servicios sean más competitivos y continúen atrayendo una mayor cantidad de usuarios.

Para lograr una mayor atracción en los usuarios, parte importante del Diseño de Servicios es el uso del ya conocido ‘Design Thinking’1, el cual en un inicio se planeó para el desarrollo de productos, pero ahora también se está implementando en todo aquello que requiera de la vivencia de una experiencia para el público. Por lo general no se trata de productos tangibles, pero igual generan una reacción en el usuario y lo que sea busca es que sea agradable y placentera para que sobresalga su preferencia por la marca gracias a su servicio. Un claro ejemplo de lo que involucra el Service Design es el trabajo que realizan compañías como Uber, el cual se centra en otorgar un excelente servicio de trasporte a los usuarios, que ahora prefieren lo que la compañía les ofrece, incluso aunque su precio sea más alto que el de un taxi normal.

Dentro de la educación, parece haber un cambio en el interés del diseño de productos al diseño de servicios, un campo creciente de estudio por la misma trasformación de la sociedad. El Royal College of Art, por ejemplo, creó una maestría de dos años dedicado al diseño de servicios en colaboración con el Imperial College London en 2012.

 

_______________________________

1 ͳ Design Thinking es una metodología para generar ideas innovadoras que centra su eficacia en entender y dar solución a las necesidades reales de los usuarios.

 

Tesis profesional presentada por: Lic Alexa Bandala Sánchez

Licenciatura en Diseño de Información Visual. Escuela de Artes y Humanidades, Universidad de las Américas Puebla.

 

Jurado Calificador

Presidente: Mtro. Juan Mauricio Audirac Camarena
Vocal y Director: Mtro. Víctor Alejandro Brizuela García
Secretario: Mtro. Manuel Ponce de León Palacios

 

Contenido completo disponible aquí

Anterior Mediateca en Xalapa
Siguiente El ecosistema de las startups en México