Proyecto de negocio

Proyecto de negocio

Un proyecto o plan de negocio de un establecimiento de alimentos y bebidas (A&B), consiste en generar un documento donde se logre señalar y explicar la idea del negocio que se desea crear, los factores que han motivado dicha idea y las razones por las que se tendrá éxito, las necesidades que se van a satisfacer, los motivos por las cuales se elegirá para comer entre otros, las posibles proyecciones o presupuestos, los objetivos del negocios y las estrategias que se podrán utilizar para alcanzar dichos objetivos.

El desarrollo de un proyecto de negocios es una etapa por la que el emprendedor debe pasar antes de iniciar un negocio, lo cual le permitirá conocer la viabilidad y rentabilidad del futuro negocio, y servirá como instrumento de planificación, coordinación y evaluación, y, en un futuro, permitirá demostrar los atractivos del proyecto para hacerlo diferenciador ante el consumidor.

Desde una visión práctica, existen tres principales razones por las que se recomienda hacer un proyecto o plan de negocio antes de dar inicio a una idea de negocio: Razones de administración a) como instrumento de planeación, planificar objetivos, el uso de recursos, estrategias y cursos o pasos a seguir con la finalidad de reducir la incertidumbre y minimizar los riesgos; b) como instrumento de coordinación, guía para poder coordinar actividades, puestos, descripciones de las tareas (tiempos y movimientos del proceso); c) como instrumento de control y de evaluación, comparar los resultados obtenidos con los planificados, ¿estamos logrando los objetivos previstos?, en caso contrario, poder tomar las medidas correctivas; Razones de rentabilidad, el proyecto de negocios nos permite conocer, a través de la proyección de los ingresos y egresos, si el negocio será rentable o si no, de tal forma conocer si es o no factible; Razones de financiamiento, el desarrollar un buen proyecto de negocio, nos permite demostrar ante terceros la intensión de invertir en el mismo, visualizando la proyección, por ejemplo, «desde mi punto de vista, no existe una “receta” perfecta para lograr desarrollar el proyecto o plan de negocio, no existe una estructura ideal, formato o método definido (aunque existen guías diseñadas para llevar de la mano al emprendedor), que sin duda son una pauta, pero considero que se puede elaborarlo como mejor se crea conveniente, de acuerdo a las propias necesidades u objetivos, ya sea el usarlo como guía de implementación (prueba y error), el conocer la rentabilidad del futuro negocio, el presentarlo ante terceros, convencerlos…».

Lo anterior resulta de una idea propia y hay que identificar su generalidad para lograr aterrizarla, con la finalidad de lograr transmitirla a los terceros (inversionistas y clientes-comensales) para que confíen en este «producto» como un lugar ideal para llevar a cabo su inversión, así como sus alimentos, cualesquiera sean los motivos por los cuales lo elegirán… Teniendo en cuenta argumentos bien sustentados y suficiente información que nos permita convencerlos de la creación y viabilidad del proyecto.

 

Acerca del autor: Maestra en Administración de Hoteles, Restaurantes e Instituciones por Texas Tech University, Maestra en Administración de Empresas con especialidad en Administración Internacional por la Universidad de las Américas Puebla y Licenciada en Administración Turística por la Universidad Cuauhtémoc Puebla. 

A lo largo de su trayectoria ha sido ampliamente reconocida por sus aportaciones en el rubro del turismo, cuenta con múltiples libros de texto del tema, el más reciente publicado por editorial trillas en 2017, hablará de clasificaciones hoteleras, otras temáticas abordadas en sus publicaciones son: administración de comedor y bar, administración del tiempo libre, animación turística, cruceros en puertos mexicanos, entre otros. Ha participado como conferencista internacional, recientemente en Sto. Domingo, invitada por el Capítulo Dominicano de la CONPEHT.

En 1991 recibió un reconocimiento especial por la coordinación del Seminario de Inducción a un Sistema Integral de Servicios en un Hotel Flotante, por parte de la naviera italiana Costa Line Cruises, en 1999 el Ministerio de Turismo de la República de Cuba, le otorgó un reconocimiento por su participación en el programa de formación y desarrollo profesional del sistema de Turismo Cubano, en 2001 su labor en Pro del Turismo Mexicano fue reconocida por la Asociación Nacional de Hoteles y Moteles (ANHM), En 2007 obtuvo la distinción “Mujer que destaca en Turismo” por el Estado de Puebla, en 2012 recibió el Premio Nacional de Educación Turística AMESTUR, en 2015 fue elegida “Mujer en el Turismo” por la misma Asociación. En 2017 la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC), la nombró Consejera Titular en el Consejo de Vinculación Universitaria CANIRAC Puebla.

Cuenta con amplia experiencia en el área operativa, administrativa y directiva de restaurantes y bares. Ha sido evaluadora internacional en el primer proceso de acreditación de un programa de estudios en Administración de Empresas en Costa Rica. 

Actualmente es Directora Académica del Departamento de Turismo, desde dónde comparte su experiencia con futuros profesionales. De igual forma trabaja en diversos proyectos de investigación sobre: alfabetización socio ecológica del turista en el destino, en el proceso productivo alternativo para el maíz de cacahuazintle y en la transversalidad como participación colaborativa a través del turismo alternativo. Además, es miembro de la Confederación Panamericana de Escuelas de Hotelería y Turismo, donde ocupa la Vicepresidencia para la Zona Norteamérica desde el 2012, miembro del Consejo Nacional para la calidad de la Educación Turística A.C., donde ocupa el puesto de Presidenta del Comité de vigilancia desde 2003.

Por: Mtra. María del Carmen Morfín Herrera.

Directora académica del Departamento de Turismo UDLAP.

Contenido disponible en PDF.

Anterior ¿Cómo desechar correctamente los medicamentos que ya no utilizo?
Siguiente La importancia de la calidad del servicio en la economía mexicana