El fenómeno del crowdfunding, una alternativa para el emprendimiento

El fenómeno del crowdfunding, una alternativa para el emprendimiento

En México, el emprendimiento está de moda. Cada vez son más las organizaciones que se establecen en nuestro país relacionadas con el ecosistema emprendedor. Nos encontramos con incubadoras, aceleradoras, asesores de negocios, fondos de inversión, company builders, coworking spaces, hubs de innovación, entre otros.

De acuerdo con la edición 2017 del Global Entrepreneurship Monitor Index, México se encontraba en el lugar 71 de 137 países, mientras que en la versión 2016 se encontraba en el puesto 132 naciones, esto refiere un avance de 16 posiciones en tan solo un año.

Son cifras alentadoras, sin embargo, el mismo INEGI ha revelado que, la probabilidad de supervivencia de las empresas durante su primer año solo es del 64% y esto se debe a una compleja combinación de factores, entre los que destacan las complicaciones relacionadas con las fuentes de financiamiento.

Las instituciones financieras tradicionales han realizado algunos esfuerzos para apoyar los emprendedores, pero los resultados no han sido los esperados. Los altos costos de operación y el marco regulatorio, no les ha permitido ofrecer servicios competitivos para un sector incipiente que no cuenta con activos para garantías e hipotecas, estados financieros auditados por terceros, recursos económicos y tiempo para trámites onerosos. En resumen, la confianza que los bancos tradicionales tienen a sus clientes emprendedores, es proporcional a la longitud de la cuerda de acero con la que sujetan las plumas con las que firmamos recibos en sus sucursales.

Ante estos escenarios, y junto con las estrategias propuestas por el FinTech, ha surgido el fenómeno del crowdfunding, con propuestas disruptivas de servicios financieros para ciudadanos, empresas y también para los emprendedores.

Actualmente en México ya existe la Asociación de Plataformas de Fondeo Colectivo (Afico), cuyo objetivo es lograr una representación formal permanente del sector y ser el interlocutor con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). Afico cuenta con un sello de acreditación para las empresas afiliadas que cumplan con ciertas políticas y procedimientos de mejores prácticas.

De acuerdo con la organización Crodwfunding México, existen cuatro principales vertientes para el crowdfunding:

  • Basado en recompensas: un modelo que permite a los fondeadores/inversionistas, obtener un beneficio a cambio de contribuciones financieras.
  • Basado en donativos: que permite donar recursos a causas o proyectos, sin esperar un retorno financiero o no financiero.
  • Basado en capital: en el que los fondeadores obtienen acciones del proyecto o empresa financiada.
  • Basado en deuda: los fondeadores reciben ingresos periódicos con la expectativa de amortizar la inversión original.

El crowdfunding tiene la ventaja de desplazar los exorbitantes gastos operativos para mantener sucursales. Este nuevo paradigma, gracias a la tecnología, elimina la barrera de los horarios, espacio y tiempo, inclusive, de los complicados procesos para obtener acceso al financiamiento. Es una nueva forma de democratizar el acceso a los servicios financieros con una amplia posibilidad de crecimiento en el sector emprendedor.

Los principales retos de este sector, seguirán siendo durante un buen tiempo, las regulaciones nacionales e internacionales, los mecanismos de protección al inversor, la certeza jurídica en las operaciones, la gestión del riesgo y, sobre todo, la seguridad informática para el manejo de las transacciones e identidad de los usuarios.

Acerca del autor: Actualmente es profesor de tiempo completo del departamento de Administración de Empresas de la Escuela de Negocios y Economía. Cuenta con estudios de Licenciatura en Ingeniería en Sistemas Computacionales por el Instituto Tecnológico de Veracruz, una maestría en Administración de Tecnologías de Información por el Instituto Tecnológico de Monterrey Campus Monterrey, es maestro en Administración de Empresas por la Universidad de las Américas Puebla y candidato a doctor en Innovación y Responsabilidad Social por la Universidad Anáhuac México Norte. Cuenta con quince años de experiencia gerencial en proyectos de consultoría para la implementación de tecnologías de información en empresas con presencia en México y Latinoamérica laborando en instituciones y empresas como el ITESM Campus Monterrey, Global Business Solution y Exact Software International. Ha sido profesor de tiempo parcial del departamento de Ingeniería en Sistemas Computacionales del ITESM Campus Monterrey y Asesor Académico de proyectos de aplicación de la Maestría en Comercio Electrónico de la Universidad Virtual del ITESM. Los últimos diez años en la UDLAP, se ha desempeñado en diferentes puestos directivos a cargo de las áreas de Educación a Distancia, Incorporación Estudiantil y Desarrollo Institucional. Ha colaborado como miembro de diferentes comités y órganos de gobierno como el Consejo de Posgrado y Consejo Administrativo. Sus áreas de experiencia e interés son: tecnologías de información para negocios, eBusiness, innovación social y responsabilidad social.

Por: Dr. Martín González Vásquez.

Profesor de tiempo completo, de Administración de Empresas, UDLAP.

martin.gonzalezv@udlap.mx

Disponible formato PDF.

 

Anterior Mexico´s Oil And Gas Reform Gains Momentum
Siguiente Ready-made. Entrevistas de banqueta sin editar, Marilú Fuentes.