Bailando la vulnerabilidad

Bailando la vulnerabilidad

“Baila, baila, de otra forma estamos perdidos” Pina Bausch

He vivido con y para la danza desde hace algún tiempo. De hecho, no recuerdo haber pasado un momento de mi vida sin ella. He sido estudiante, ejecutante, coreógrafa, profesora, directora, investigadora…y dentro de todas esas etapas, todas las distintas ciudades en las que he vivido, las personas que he conocido, los idiomas que he hablado, la danza ha sido lo único constante. Siempre ha estado ahí. Esto no quiere decir que ha sido fácil o agradable del todo; muchas veces quise renunciar pero, de alguna manera, siempre encontraba el camino de vuelta a lo que, a final de cuentas, es el amor de mi vida.

Del repertorio de Éstas no son enchiladas 2014

La danza es una práctica, una forma de estar y entender al mundo; lo que sucede a nuestro alrededor, dentro de nosotros y entre nosotros. También es una forma de comprender la conexión entre la mente y el cuerpo; cómo nuestros pensamientos están conectados con el movimiento y cómo éste, inevitablemente, es el resultado de un proceso mental.

Desde mi punto de vista, todos deberíamos bailar: ya sea en una sala, en una clase de salsa, en un antro, un evento social o profesionalmente. Sin importar el nivel, el tiempo, la habilidad, el acceso a las clases o a los maestros, todos deberíamos bailar, y frecuentemente para sentirnos vivos; conectados a una energía universal más grande y brillante que uno mismo, y también para permitirle a nuestro cuerpo experimentar el movimiento. No estamos diseñados para sentarnos en frente de una computadora ocho horas al día. Estamos hechos para caminar, correr, saltar, estirarnos, rodar, caer, respirar…bailar. Es de los placeres más naturales; sentir el cuerpo moviéndose a través del espacio al ritmo de tu canción favorita o el ritmo de tu pulso.

Del repertorio de Éstas no son enchiladas 2014

Por supuesto que algunos de nosotros nos comprometemos con la danza y soñamos con intercambiar la sala por un escenario. Ahí es cuando la educación se vuelve una parte importante para el desarrollo de las herramientas necesarias en una carrera como danza. Como profesora, busco brindar a los estudiantes las habilidades prácticas que son requeridas para bailar profesionalmente. Pero lo más importante para mí es enseñarles cómo permitirse ser ellos mismos en el escenario sin esconderse detrás de una técnica perfeccionada. Ésta no es una máscara, sino una forma de accesar a un estado de conexión con el mundo interno.

Para concluir, me gustaría que todos ustedes experimentaran la danza, tanto haciéndola (aunque no sea de una forma profesional) como viéndola. Ver danza puede llegar a ser una experiencia muy espiritual. El tener de frente una gama de emociones de seres humanos en el escenario a través de su corporalidad sigue siendo una de las cosas más emocionantes que puedes hacer, incluso en una era altamente tecnológica. Una gran oportunidad de ver algo de esto, es asistiendo a DANZA UDLAP del 2 al 4 de abril a las 19:00hrs en el Auditorio. Pienso que ver a un grupo de jóvenes bailarines altamente talentosos y apasionados, con su vulnerabilidad, sus pasiones, sus dudas, sus alegrías y dolores será un hermoso regalo.

Acerca del autor: Cristina, que es italiana, estudió en la London Contemporary Dance School, donde obtuvo un diploma de postgrado con honores. Ella bailó e hizo una gira por Europa con Edge, compañía de posgrado de la LCDS. Como bailarina, interpretó obras de Hofesh Schechter, Jonathan Lunn, Charles Linehan, Maresa Von Stockert y Yann Lheraux. En Irlanda bailó para Daghdha Dance Company y Myriad Dance. En 2007 ella co-fundó la Legitimate Bodies Dance Company, compañía de danza residente en Birr Theatre and Arts Centre y apoyada por Offaly County Council y Irish Arts Council. Desde entonces ella ha participado en la mayoría de las producciones de la compañía creadas por el co-director artístico de LBDC Nick Bryson y los coreógrafos invitados Arno Schuitemaker y Darrell Jones. También desarolló el programa educativo y cultural de la compañía, como la afortunada Offaly Youth Dance or You(th) Share, una plataforma para jóvenes compañías de danza. LBDC ha realizado giras por importantes teatros y festivales en Europa y al extranjero, como: Edinburgh Fringe Festival, Aerowaves Dance Festival en The Robin Howard Theatre-London, Dance House Limassol-Cyprus, Auditorium Theatre-Rome, Tanec Praha-Prague, European Parliament en Bruxelas, Tanzmesse-Dusseldorf, además de Méjico y Estados Unidos de América. Los proyectos cinematográficos incluyen una comisión para la RTE y la serie “Dance on the box” con el director Lucas McManus y una película de baile para TG4 por Mary Keane. Ambas películas se han proyectado en festivales de películas de danza de todo el mundo. Recentemente, Cristina ha recibido muchos premios, entre los cuales: DanceWEB European Scholarship Viena 2008, dos Bursary Awards, unos travel awards y el Project Award recibido por el Irish Arts Council. También ella recibió apoyo económico por el European Cultural Foundation para asistir al Atelier for Young Festival Managers IZMIR 2011, organizado por el European Festivals Association, junto al International Izmir Festival. Cristina, la cual es profesora de Pilates titulada por el Body Control Pilates UK, también ha enseñado tecníca Release y Floor work en toda Europa, Japón, México y los EE.UU., y ha trabajado como profesora adjunta en la Universidad de Limerick en el curso de licenciatura en Voz y Danza y en el programa de maestría en danza contemporánea. Desde 2008 es directora de I.F. O.N.L.Y. International Festival of a Necessarily Lonely You; el primer y único festival en Irlanda dedicado a solos de danza, que se está convirtiendo rápidamente en un evento muy importante para la comunidad de danza nacional e internacional. Cristina tiene un MFA conseguido en la Universidad de Colorado en Boulder, donde se enfocó en dramaturgia, técnicas somáticas, estudios queer y feministas y la producción de danza. Presentó la conferencia de SDHS de 2011 en Toronto, la conferencia de CORD en 2012 en la Universidad de Michigan y aquélla de UCLA en Avril 2013 y Iowa University en 2014.

Por: Cristina Goletti

cristina.goletti@udlap.mx

Disponible formato PDF.

Anterior La ventilación natural en edificios
Siguiente La Generación “Matrix”