Internet de las cosas: cuando 4,000,000,000 es poco

Internet de las cosas: cuando 4,000,000,000 es poco

Espacio en el que ha aparecido el artículo y fecha en que ha sido publicado: e-consulta (26-04-2016).

Muchas compañías alrededor del mundo están incorporando conexiones a internet a muchos tipos de sensores. Estos sensores se incorporan a diversos dispositivos como ropa, unidades médicas, accesorios de hogares, coches, semáforos, etc. Esto ha dado origen al término internet de las cosas. El internet de las cosas se utiliza para describir la existencia de un sin número de dispositivos con capacidad de conexión a Internet. En la actualidad ya existen muchos dispositivos con conexión a Internet, como los juegos de video, televisiones, refrigeradores, relojes, cámaras, etc. Pero los avances tecnológicos resultarán en grandes cantidades de dispositivos con esta funcionalidad, lo que permitirá comunicación entre ellos para realizar actividades que nos hagan la vida más fácil. Por ejemplo, personas que tienen problemas cardiacos podrían tener un sensor en su playera o chamarra que envié avisos al médico o a los familiares cuando la persona tiene variaciones importantes de su ritmo cardiaco. Otro ejemplo, del internet de las cosas sería un sensor que mida las características de humedad del suelo de un cultivo y que le avise al sistema de riego que se encienda o que se apague cuando se llega a la humedad óptima.

Cualquier dispositivo conectado a Internet necesita de una dirección IP que permite ubicarlo en esta red. El esquema de direcciones IPv4 se creó en los inicios de Internet (años 60´s), en ese momento se planteó un esquema de direccionamiento que permitía un número de direcciones IP que parecía suficiente. Sin embargo, actualmente el número de direcciones IP ya no es suficiente. El número de direcciones disponibles con el sistema IPv4 es de sólo 4,000,000,000 este número de direcciones no es suficiente ya que actualmente más de 3,000,000,000 de personas en el mundo tienen acceso a Internet y muchas de ellas requieren de más de una dirección IP ya que tienen más de un dispositivo conectado a Internet. Por ejemplo, si una persona tiene al mismo tiempo una laptop, un teléfono inteligente y una tableta conectados a internet, esta persona por sí sola necesita 3 direcciones IP.

Para ampliar el número de direcciones de Internet, se creó el esquema IPv6 que permite 2128 diferentes direcciones de Internet esto equivale a 3.4 x1038 diferentes direcciones de Internet. Actualmente este número parece muy grande; sin embargo, con el aumento de dispositivos que necesitan estas direcciones no es posible saber por cuánto tiempo serán suficientes. Lo que si parece es que en algunos años podríamos cuestionar lo poquito que representa el número 3.4 x 1038.

Acerca del autor: Sergio Picazo-Vela es decano de Investigación y Posgrado y profesor en el departamento de Administración de Empresas de la Universidad de las Américas Puebla. Obtuvo su doctorado en Administración de Empresas de Southern Illinois University Carbondale con especialidad en sistemas de información. Actualmente el Dr. Picazo es miembro nivel 1 del Sistema Nacional de Investigadores. Sus intereses de investigación incluyen E-Gobierno, comercio electrónico, subcontratación de tecnologías de información y sitios de medios sociales. Sus investigaciones han sido publicadas en diferentes revistas académicas como: Government Information Quarterly, Communications of the Association for Information Systems, Computers and Human Behavior entre otras, y en memorias de diferentes conferencias. También ha participado escribiendo libros y capítulos de libros publicados por editores nacionales e internacionales.

Por: Dr. Sergio Picazo Vela

Doctorado en Administración de Empresas de Southern Illinois University Carbondale con especialidad en sistemas de información.

Decano de Investigación Y Posgrado, UDLAP.

sergio.picazo@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior Deficiencia del servicio médico en Santiago Xanica
Siguiente Participación ciudadana en las elecciones en México: involucramiento o indiferencia