Turismo cultural en México, la veta abandonada

Turismo cultural en México, la veta abandonada

Hace unos días, la Secretaría de Turismo Federal reportó que el turismo cultural registró una baja, las fuentes en las que se basa esta afirmación es sobre la base de viajeros que visitaron a museos y zonas arqueológicas. Afirman para el primer semestre de este año la visita de 14 millones 254 viajeros a los puntos antes mencionados.

Sin embargo, al leer la nota surge el cuestionamiento si en realidad los números reportados por SECTUR que en términos generales provienen del INAH, permite asegurar esta baja. Siguiendo a la UNESCO el vínculo entre cultura y turismo es innegable. Según estudios recientes conducidos por este organismo, el 37% del turismo mundial tiene motivaciones culturales.

Es propio acotar lo que la Organización Mundial del Turismo, entiende por esta modalidad, definiéndola como el viaje turístico motivado por conocer, comprender y disfrutar el conjunto de rasgos y elementos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o grupo social de un destino específico.

Si unimos las tendencias de turismo cultural mundial y la definición de la OMT, comprendemos que existe sesgo al afirmar que el Turismo Cultural ha disminuido, y dónde queda el registro de llegadas a Ciudades Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, así como visitas a los llamados hoy en día Paraísos Indígenas, y si hablamos de los turistas y excursionistas a Pueblos Mágicos. También podemos incluir la visita al Patrimonio Cultural Natural, dónde se reflejan visitas a reservas de la biosfera.

En mi opinión, considera que el Turismo Cultural en nuestro país está conformado por la visita a museos y zonas arqueológicas del INAH, dista en mucho del verdadero motivo cultural de los viajes hacia México. Probablemente, se requiere la realización de un estudio donde se revaloren nuevamente las dimensiones del Turismo Cultural en nuestro país, y se establezcan indicadores por Regiones Turísticas para poder llegar a conclusiones sobre el tema.

Por último, dejo una mirada del gran patrimonio cultural de México que ostenta reconocimiento por la UNESCO:

México cuenta con 34 sitios inscritos en la Lista de Patrimonio Mundial, de los cuales, 6 bienes son naturales 27 bienes son culturales y 2 mixtos. En la lista del Patrimonio Inmaterial cuenta con 8 manifestaciones culturales. Si se trabaja en una Política de Turismo Cultural, donde se amalgame nuestro patrimonio, no dudo que podremos observar las bondades de este tipo de turismo que, por cierto, según fuentes académicas llegan a gastar el doble que el turista sin estas motivaciones.

Lo anterior es considerando únicamente aquellos elementos con nombramiento por parte de la UNESCO, pero nuestro basamento de Patrimonio Cultural da a nuestro país una veta sin explorar para el turismo nacional e internacional, que con certeza se sorprenderá de la riqueza patrimonial de nuestro país.

Por: Dra. Patricia Domínguez Silva

Profesora de Tiempo Completo de  la Licenciatura en Turismo, UDLAP

patricia.dominguez@udlap.mx

Contenido disponible en PDF

Anterior Cobots
Siguiente Energía, medio ambiente y desarrollo local