fbpx

El Impacto del Coronavirus en el Mundo y México ¿Qué pasará después?

El Impacto del Coronavirus en el Mundo y México ¿Qué pasará después?

“COVID-19 will reshape our world. We don’t yet know when the crisis will end. But we can be sure that by the time it does, our world will look very different.”

–      Josep Borrell

 

¿Cómo será la situación después de la cuarentena? Es una pregunta que seguro muchos de nosotros nos hemos planteado durante este tiempo de encierro debido a la cuarentena causada por la pandemia del comúnmente llamado “coronavirus”. A ciencia cierta no podemos saber exactamente qué es lo que nos espera, en México y en todo el mundo después de que la cuarentena termine; pero diversos expertos han tratado de explicar o darnos una visión de lo que podría suceder.

Todo el tiempo, el mundo está cambiando constantemente y los seres humanos vamos evolucionando poco a poco con el paso de los siglos, pero también el ambiente en el que nos desenvolvemos y desarrollamos se va modificando, ya sea de manera natural, por desastres, o como en este caso debido a una catástrofe biológica manifestada como una infección, propagándose a lo largo del mundo creando una pandemia. No importa el modo en el que nuestro ambiente cambia, lo importante es que nosotros debemos de adaptarnos ante esos cambios, y como dice Charles Darwin “las especies que sobreviven son las que se adaptan mejor al cambio”. Es una maravilla que la adaptación esté inscrita en nuestro instinto de supervivencia como seres vivos, incluyendo a los animales y a las plantas; pero considero que la adaptación del ser humano puede ser adelantada o retrasada dependiendo de cada persona. A lo que me refiero en el punto anterior es que el humano puede crear y destruir diversas cosas, incluyendo sus propios pensamientos; uno no simplemente se va a adaptar quedándose quieto y esperando que todo se resuelva alrededor de él(ella), uno debe de buscar la forma de adaptarse al cambio y luchar por la supervivencia, y eso es de lo que muchos seres humanos carecen, y en algunos casos solo la necesidad hará que empiecen a adaptarse.

Sin duda alguna nuestro entorno sufrirá muchos y diversos cambios, afectando a todas las clases sociales, a los propietarios de negocios, a los que obran esos negocios, a los docentes, doctores, y demás empleados que contribuyen a nuestro día a día como lo conocemos. Diversos sectores serán afectados, entre ellos se encuentran: el sector turístico, el cual constituía una alta tasa del Producto Interno Bruto a nivel mundial y que ahora está perdiendo millones mensuales; en el sector del transporte marítimo se ven afectados los viajes en crucero en donde miles de empleados trabajan y han suspendido sus operaciones; el sector automovilístico se encuentra en un estancamiento financiero teniendo que indicar a sus trabajadores que se retiren a sus hogares, con la interrupción del suministro y cierre de fábricas; el sector de aviación es probablemente uno de los más afectados, debido a su alta demanda antes de la pandemia y ahora con las restricciones impuestas. La Asociación de Transporte Aéreo Internacional estimó que se redujeron los ingresos por millones de dólares; en los sectores textil y fabricación de prendas de vestir y calzado, han disminuido su producción drásticamente por la baja demanda que hoy en día se presenta; los sectores de la agricultura y la seguridad alimentaria también se han visto gravemente afectadas, por las restricciones impuestas de no comercio. El problema de este último es que tarde o temprano los países que dependen del comercio de alimentos se acabarán su reserva alimenticia, y no tendrán de otra, más que volver a abrir las fronteras ante el comercio alimentario, pero debemos tomar en cuenta que a ese sector también le va a costar impulsar o retomar su comercio sin recursos económicos.

A grandes rasgos diferentes sectores se ven afectados económicamente a gran escala y en cierto modo uno depende de otro, y si uno deja de producir, los otros también; quedando en un punto en el que ninguno tiene recursos económicos para empezar a funcionar como antes lo hicieron. Sin duda alguna las empresas que sobrevivirán la pandemia serán aquellas que tienen un gran capital económico de reserva para poder resurgir de este confinamiento y estancamiento comercial. Ahora, hablando de proporciones, si los grandes sectores hablados están sufriendo diversos y grandes problemas económicos, ¿qué les espera a los negocios pequeños y microempresas?; probablemente muchas de esas microempresas tendrán que declararse en bancarrota y cerrar su funcionamiento, dado que no podrán competir con las empresas grandes que sin pensarlo tratarán de entrar lo más fuerte posible para recuperar clientes, y tampoco se comparará el capital económico que puedan tener en contra de que algunas inclusive no cuenten con ello.

No importa que tanta experiencia tenga uno en el sector administrativo y comercial, nadie se esperaba una calamidad como la que estamos cursando ahora, debido a que muchas empresas y negocios no tenían un plan de emergencia y esos son los que caerán ante esta situación. Pero la Organización Internacional del trabajo le ha propuesto a diversos gobiernos de distintos países ampliar las medidas de protección social para todos los ciudadanos y sectores afectados, también les recomendó brindar apoyo e instrucción para mantener los empleos y promover nuevos trabajos entre otro tipo de estrategias, todo con la finalidad de que en cada país y con las mejores posibilidades, la economía y los sectores industriales se encuentren fuertes, resistentes y sustentables cuando la pandemia termine.

Tras todo lo sucedido a finales del año anterior y casi mitad de este, muchas personas se preguntan si ya es todo o si pueda surgir un brote nuevamente. A ciencia cierta es difícil y poco posible decir con certeza si un nuevo brote surgirá después de que esta cuarentena acabe. Pero lo que sí se sabe es que, si nos descuidamos y salimos sin tener las precauciones necesarias, puede que el contagio todavía exista y se vuelva a convertir en pandemia. Pero ¿cuáles son las medidas que debemos de tomar? Como sabemos, no somos el único país que pasa por esto, ni tampoco es la primera pandemia que el mundo ha pasado; lo que se recomienda hacer es seguir los ejemplos de las pandemias pasadas, y especialmente observar a los países que están pasando por lo mismo y que quizá ya van de salida, si no es que ya la superaron; así tendremos un ejemplo a seguir o a no seguir en caso de que no haya funcionado lo que planearon. Así mismo algunos expertos han expuesto algunas medidas, tanto para los ciudadanos como para los negocios existentes. Entre esas medidas se encuentran: “el regreso progresivo al trabajo”, el cual nos habla de que se debe de empezar por los empleos que otorgan los servicios mínimos y necesarios, mientras los demás trabajadores sigan realizando sus tareas desde el hogar. Se recomienda que los primeros en regresar deben de ser los que están curados, y en un cierto punto, “inmunes” (presencia de anticuerpos en contra del virus), después los jóvenes sanos y por último los que están en riesgo, como los adultos mayores. Se recomienda el trabajo en espejo, en donde por cada trabajador activo está uno en guardia para sustituirlo, y todo se debe de hacer bajo un cronograma para saber cuántos trabajadores pueden estar en la misma localización sin causar un riesgo, manteniendo la sana distancia; también se puede crear un cronograma rotativo en el que se vayan rolando los turnos de trabajo entre todos los empleados.

Se sugiere crear una reserva de material para un futuro brote o para una situación similar a esta, se debe de estar preparado y evitar un desfase económico probable. Además de mantener la sana distancia, se recomienda aumentar el uso de desinfectantes y promover el lavado seguido de las manos, así como también el continuo uso de cubrebocas en lugares concurridos. Se debe de ocupar una ropa para el trabajo y una ropa para el hogar, así como el lavado constante de ambas prendas. Aunque se indique que ya es seguro salir a la calle, se debe de tener precauciones y evitar salir si es posible. Se deben de seguir las indicaciones de nuestros gobiernos, tanto como las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud, la cual ha brindado diversas publicaciones y guías para lugares de trabajo y el hogar. Ante todas estas medidas no han propuesto un tiempo estimado de uso, pero debería de ser por lo menos unos cuantos meses después de que cada gobierno indique, que es seguro salir de casa, para así evitar un brote.

Ahora, debemos de recordar un gran tema que sin duda ronda por la mente de muchas personas a nivel mundial; hablar de lo que pasará en el ámbito político después de la pandemia. La mayoría de las personas en el mundo tiene en cuenta que son dos potencias mayores actualmente, E.E.U.U. y China. Aunque en China haya brotado el virus causante de todo, fue el primer país que pudo controlar su propagación y el primero en recuperarse económicamente, por otro lado, no debemos olvidar el poder financiero y la infraestructura de Estados Unidos. Teniendo claro eso, existen diversas fuentes que infieren unos cuantos conflictos entre estas dos naciones, el punto de ¿quién ocupará el lugar como líder mundial?, y el apoyo entre naciones. Esta situación es un tanto complicada, ya que ambas naciones son fuerzas masivas y ambas tienen líderes explosivos y en un cierto punto, imprudentes; eso influenciará en lo que pase en el mundo después de que la cuarentena acabe, ya que competirán por el lugar de líder mundial a costa de cualquier cosa; inclusive pudiera haber un conflicto nuclear entre ambas, lo cual resultaría desastroso no solo para esos países, sino para todo el mundo. El segundo punto mencionado es el hecho de que grandes naciones o inclusive continentes, como la Unión Europea, han sufrido daños irreparables y se podría asumir que, por un largo tiempo, necesitaran ayuda de fuerzas extranjeras para seguir adelante y apoyar a su sociedad. Muchos especialistas afirman que este escenario se parece mucho a los escenarios presentados tras las dos guerras mundiales, en donde existían potencias de pie y sitios del mundo que necesitaban ayuda. En la primera guerra mundial, se tuvo una temporada que se le denomina “entre guerra”, en donde Europa estaba pasando por un tiempo desastroso y le costó salir adelante. En la segunda guerra mundial, de nuevo, Europa se encontraba en situaciones de desastre, pero en ese caso E.E.U.U. (ya que era la potencia y líder del mundo en ese entonces), los ayudó a seguir adelante, sacando mucho provecho de esa situación. Aunque no existan destrozos como en las guerras ni tantos muertos, lo que tendremos ahora es una existente recesión igual o inclusive mayor. Autores mencionan que gracias a la posición que tiene Trump y a las decisiones tomadas recientemente, se inclinan a que el escenario sea como el que se presentó después de la primera guerra mundial, mas sin en cambio, si en las próximas elecciones Trump perdiera probablemente se creen cosas que beneficien tanto a Estados Unidos como a los países en necesidad, como fue en la segunda guerra mundial. Los mismos autores también refieren un punto intermedio entre los dos escenarios mencionados, en donde todos los países pacten un acuerdo de ayudar unos a otros a superar lo ocurrido sin obtener nada a cambio y sin intereses políticos y económicos, pero menciono yo: eso sería muy bueno para ser verdad. Si las potencias existentes se encuentran en esa situación ¿qué debemos de esperar para México?, no sé si nuestros gobernantes puedan sobrellevar la situación inminente ya que, sin duda, seremos uno de los países más afectados económicamente y nos costará mucho salir de la recesión, sin mencionar la afectación entre todas las clases económicas y las microempresas emergentes.

Si bien, México se encontraba en una situación económica y de seguridad deplorable, por lo tanto, se infiere que esto solo empeorará, llevando a México a una situación nunca antes vivida.

Pero no olvidemos el sector salud y las consecuencias que tendrá después de que la catástrofe cese. Como primer punto tenemos las muertes de los profesionales de salud que probablemente existan, ya que son los más expuestos porque son los que están al frente de esta batalla, y como consecuencia tendremos una falta de personal médico posterior a la pandemia. Así como los equipos utilizados se tendrán que desinfectar rigurosamente para poder ocuparlos nuevamente, si no es que se tengan que desechar y reemplazar. Sin duda se tendrá un mayor déficit de material en todos los hospitales públicos y se podrá prever que en los hospitales privados los costos podrán incrementar. Se deberá tener mayor vigilancia ante los servicios de salud para crear nuevas medidas de prevención y nuevas pautas de funcionamiento, lo cual costará económicamente al gobierno.

Después de todo lo hablado parecería que todo lo que trajo esta pandemia fueron eventos negativos, pero no, uno de los puntos positivos que trajo como consecuencia fue hacia la naturaleza. La naturaleza (hablando de flora y fauna) ha sido altamente beneficiada, reflejándose en que los animales se han incorporado a las ciudades, las plantas y árboles han crecido, y las aguas de los mares, ríos y lagunas se han aclarado (como por ejemplo en Venecia). Esperemos, que esto traiga consigo una conciencia humana renovada y mejorada, una obligación del gobierno a rendir mejores cuentas, y una vida más sustentable, cambiando el modo en el que vivimos, y aprendiendo de nuestros errores. Considero que también uno de los factores positivos que nos ha traído esta cuarentena es el crecimiento psicológico emocional en cada uno de nosotros, no dudaremos en valorar aún más la compañía de nuestros allegados y lo que tenemos alrededor; en valorar más la vida día con día, siendo más positivos, y ocupando los valores humanos entre nosotros.

Sabemos que la sociedad caerá en una recesión económica inmensa, según expertos, “la peor recesión económica desde la Gran Depresión”, pero lo importante no es lo que pueda suceder, sino de cómo se abordará y manejaran las situaciones por venir. Tenemos que tomar en cuenta que somos una comunidad y nos debemos de apoyar unos a otros y solo así superaremos lo que está por venir. Sin duda nadie se esperaba todo esto, y no va a ser la última vez que pase, lo destacable es aprender de lo sucedido para evitar pasarlo de nuevo. Como humanos somos capaces de grandes cosas si nos lo proponemos y más que nada actuando juntos. Por último, quisiera regresar a lo que Josep Borrell mencionó, “cuando el COVID-19 termine, el mundo será diferente”, lo importante aquí es que debemos de hacer a ese “mundo diferente”, mejor de lo que era antes.

Referencias

[1] IDC (2020) “Los sectores más afectados por la crisis del COVID-19”. Recuperado de: https://idconline.mx/laboral/2020/04/22/los-sectores-mas-afectados-por-la-crisis-del-covid- 19 el 6 de mayo de 2020.

[2] Lissardy, G. (2020)”Coronavirus: los 2 grandes escenarios mundiales que plantean algunos expertos para después de la pandemia”. Recuperado de: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-52526090 el 6 de mayo de 2020.

[3] The medical futurist (2020) “Life after COVID-19: What will happen?”.Recuperado de: https://medicalfuturist.com/life-after-covid-19-what-will-change/# el 8 de mayo de 2020.

 

Por: Miguel Omar Chávez Gómez

Estudiante de la licenciatura de Medicina en la Universidad de las Américas Puebla.

Contenido disponible en PDF

Anterior Formas en que nos traiciona nuestra intuición
Siguiente El cambio climático en la política exterior de México