Las empresas: ¿Quiénes son los dueños y quiénes controlan?

Las empresas: ¿Quiénes son los dueños y quiénes controlan?

Para las empresas que cotizan en bolsa de valores, la porción del capital social que controla el grupo principal de accionistas y la parte que cotiza en el mercado varía. La mayor o menor proporción de acciones que circulan en el mercado depende de la decisión de los accionistas mayoritarios y condiciona la bursatilidad del título, si los accionistas controlan un alto porcentaje del capital y sólo dan una porción pequeña para que se negocie entre el público, esto desanima a inversionistas que quisieran tener libertad para comprar más acciones. A continuación algunos ejemplos de la porción del capital que controlan los accionistas mayoritarios, el resto se negocia en la bolsa:

  • Walmart, su accionista mayoritario posee 69.4% de las acciones.
  • Soriana sus accionistas mayoritarios, las familias Martín Bringas y Martín Soberón poseen 86.12% de las acciones.
  • Comercial Mexicana sus accionistas mayoritarios, la familia González posee 63.9% de las acciones.
  • Chedraui sus accionistas mayoritarios, la familia Chedraui posee 69.7% de las acciones.
  • Liverpool sus accionistas mayoritarios poseen 79% de las acciones.
  • Palacio de Hierro sus accionistas mayoritarios, la familia Bailleres posee 91% de las acciones.
  • Sanborns sus accionistas mayoritarios, Grupo Carso posee 82% de las acciones.
  • Alsea sus accionistas mayoritarios, la familia Torrado posee 53% de las acciones.
  • Gigante sus accionistas mayoritarios, la familia Lozada y otros poseen 97% de las acciones.

Esto es diferente a lo que aparece en los balances y en los estados de resultados resaltando la participación controladora y la participación no controladora. Este concepto se refiere a que estamos leyendo estados financieros consolidados y que la empresa constituida como controladora, la que posee la titularidad de las acciones de las subsidiarias, no tiene el cien por ciento de dichas acciones y que hay algunos accionistas independientes que conservan la propiedad de algunos títulos que no han querido vender. Normalmente esto se reporta a detalle en el cuerpo del informe anual o en una nota.

Casi siempre se trata de porcentajes mínimos, ya que precisamente es un requisito de consolidación el tener el control mayoritario, en el sentido que lo define Alsea en su informe anual: Subsidiarias son todas las entidades sobre las que se tiene el poder de gobernar sus políticas operativas y financieras, generalmente por ser propietaria de más de la mitad de sus acciones con derecho de voto. En algunas controladoras la política es poseer el porcentaje más cercano al cien por ciento de las acciones de sus subsidiarias, pero en otras varía o simplemente no es posible hacerlo.

Acerca del autor: Contador Público con estudios de Maestría en Administración y candidato a Doctor en Educación. Con más de 40 años de experiencia docente y profesional en contabilidad, costos, análisis financiero y auditoría. 291 cursos impartidos en diversas universidades, de los cuales el 88% ha sido a nivel licenciatura y el resto en maestría. 194 módulos de diplomado impartidos a personal de diversas empresas. Autor de los libros “Contabilidad 1”, “Costos” y “Contabilidad Administrativa” con editorial Pearson. Articulista en diversos periódicos y autor de su propio blog “Visión Financiera”. Coordinador de las materias Contabilidad Financiera, Contabilidad de Costos, Análisis de Costos y Contabilidad Gerencial.

Por: Mtro. Francisco Javier Calleja Bernal
Profesor de tiempo completo del Departamento de Finanzas y Contaduría de la UDLAP
francisco.calleja@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior Volkswagen y las auditorías
Siguiente Ingeniería con sentido humano