fbpx

Un mejor enfoque al emprendimiento

Un mejor enfoque al emprendimiento

El estudio “Fortaleciendo las capacidades para el emprendimiento en México”, patrocinado por Banco Santander, sobre los motivos de fracaso de los emprendedores en nuestro país arroja como primera causa del mismo el mal manejo en las finanzas (39%) y en la planeación estratégica (25%), igualmente se detecta que en las universidades hay que fortalecer los conocimientos de los emprendedores en la idea de negocio, la contabilidad y los aspectos legales.

El asunto es antiguo ya que las universidades publicitan su compromiso con el emprendimiento en cursos, ferias y otros eventos, pero no han tejido fino en los detalles. Hace años la responsable de esta área en una gran universidad me explicaba que los equipos de emprendedores se constituían por alumnos de la misma licenciatura porque así les gustaba a ellos y era totalmente refractaria a la posibilidad de pedir equipos con integrantes de diversas licenciaturas, que serían más eficientes y que reflejarían de mejor manera lo que sucede en la realidad. A partir de ahí pueden apreciarse muchos negocios formados por compañeros de la misma disciplina que terminan por fracasar o por escindirse ya que todos son expertos en lo mismo, al mismo tiempo que todos ignoran los mismos temas y no tienen a quien recurrir dentro de su equipo.

Los contadores y los financieros no son muy inclinados al emprendimiento, pero son indispensables en los negocios y aportando sus conocimientos técnicos y no ideas creativas pueden ser de gran utilidad.

Los cursos de contabilidad y de finanzas en las universidades no están orientados, y no tienen por qué estarlo, a las pequeñas empresas, por lo tanto, es necesario un curso opcional en que se conozcan los detalles prácticos de la contabilidad que necesitan en su negocio y los aspectos legales que deben de cubrir en el mismo, sobre todo en el área fiscal. Importantísimo, también, sería que los profesores a cargo de las materias de emprendimiento tengan una experiencia real en el mismo. Ésta es una de las áreas en que las evaluaciones de los trabajos de los alumnos deben ser lo más precisas posibles, ya que más vale una mala calificación en la materia con una detallada retroalimentación que le permita al estudiante no cometer errores en su propio negocio, que una paternalista buena calificación que lo haga creer un genio de los negocios, para fracasar después.

Se quiere cargar al emprendimiento con demasiadas responsabilidades: la innovación, el crecimiento económico, el empleo y otros. Lo importante es crear más empresas sólidas que sobrevivan a los primeros años de su funcionamiento y a ello contribuyen diversos elementos, uno es el manejo sólido de las finanzas. Los emprendedores con los que se habla pueden o no tener una idea clara de su negocio, pero casi nunca tienen una mínima idea de las finanzas del mismo.

Hay herramientas vitales para el desarrollo de una organización y la contabilidad sigue siendo una de ellas, no la desdeñemos.

 

Acerca del autor: Francisco Javier Calleja Bernal, es Candidato a Doctor en Educación con especialidad en Intervención educativa por la Universidad Anáhuac, campus Norte. Maestro en Enseñanza Superior por la Universidad La Salle y Maestro en Administración de Empresas con especialidad en Finanzas en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Asimismo, es Licenciado en Contaduría Pública en la Escuela Bancaria Comercial en ese entonces incorporada al Instituto Politécnico Nacional. Originalmente trabajó en el despacho Roberto Casas Alatriste, cuando este pertenecía a Coopers &Lybrand, ahora Price WaterhouseCoopers. Después ejerció como independiente y en la docencia. Se interesó en la didáctica de la contabilidad por buscar la mejora de las clases, le interesa mucho cómo transmitir conocimientos. Escribió la novela “Los Escorpiones en Octubre”, novela histórica combinada con un toque detectivesco. Fue profesor de tiempo completo en la Escuela Bancaria y Comercial, en la Universidad Anáhuac Campus Sur, en el Tecnológico de Monterrey Campus Cd. de México y en el 2014 ingresó a la UDLAP. Actualmente, brinda apoyo y cursos a profesores de la Universidad De Las Américas Puebla manejando la técnica de micro enseñanza, la cual ayuda a mejorar la manera de dar clases. De igual forma, imparte cursos de contabilidad financiera, contabilidad de costos, contabilidad gerencial, análisis y planeación financiera.

 

Por: Mtro. Francisco Javier Calleja Bernal

Profesor de tiempo completo del Departamento de Finanzas y Contaduría.

francisco.calleja@udlap.mx

Contenido disponible en PDF. 

 

 

Anterior ¿Qué indican los indicadores?
Siguiente Facilitar la participación de las mujeres en posiciones de liderazgo: perspectivas generacionales