Licenciado en Estrategias Financieras y Contaduría Pública (2da parte)

Licenciado en Estrategias Financieras y Contaduría Pública (2da parte)

En la primera parte de este artículo se dijo que es una licenciatura con una serie de posibilidades laborales, entre las cuales destaca un ámbito que es exclusivo, la Auditoría, cuando es ejercida de manera independiente. Si hablamos de auditoría financiera o de auditoría fiscal son actividades que sólo pueden realizar los contadores, individualmente o formando parte de un despacho con otros colegas. Es una ventaja para un egresado tener un área en la cual no tendrá competencia.

Pero también hay una serie de campos en los cuales el contador, si bien no es el único profesional que puede trabajar, es la elección lógica en todos los casos. Estos son: Contabilidad General, Costos, Presupuestos, Impuestos, Auditoría Interna y Contraloría. Estas labores son llevadas a cabo dentro de una empresa como parte del personal de la misma o realizadas también de manera independiente. Los aspectos fiscales son muy demandados por todas las organizaciones y hay despachos dedicados a este tema y las grandes firmas de profesionales cuentan con un área fiscal tan grande como la de auditoría.

Hay ciertas actividades en las que el contador comparte el campo laboral con otros profesionales, tal es el caso de las Finanzas y la Consultoría. En ambos casos se trata de áreas que originalmente fueron exclusivas de los contadores, pero que con el paso del tiempo ha sido lógico que participen en ellas egresados de otras licenciaturas que pueden hacer aportaciones por sus diferentes formaciones. En las Casas de Bolsa, en los Bancos y en la Bolsa Mexicana de Valores puede verse una distribución casi igual entre contadores y otros profesionales. Lo mismo sucede en las firmas de Consultoría.

Las empresas tienen un área de Finanzas que es vital para la organización y que debe cuidar la mejor manera de obtener recursos, su correcta administración y elegir las mejores opciones de inversión. Esta función es fundamental y de ella puede depender el éxito o el fracaso de la organización. Aquí el contador es, también, la mejor elección.

La preparación del contador lo pone en condiciones de competir aun en áreas para las que originalmente no parecería destinado, como puede ser la Gerencia o Dirección General de una empresa. Muchas empresas son dirigidas por contadores que antes de llegar ahí eran Directores de Finanzas, Contadores Generales, Directores Administrativos o Contralores. Esto es un simple dato estadístico no una opinión.

Acerca del autor: Contador Público con estudios de Maestría en Administración y candidato a Doctor en Educación. Con más de 40 años de experiencia docente y profesional en contabilidad, costos, análisis financiero y auditoría. 291 cursos impartidos en diversas universidades, de los cuales el 88% ha sido a nivel licenciatura y el resto en maestría. 194 módulos de diplomado impartidos a personal de diversas empresas. Autor de los libros “Contabilidad 1”, “Costos” y “Contabilidad Administrativa” con editorial Pearson. Articulista en diversos periódicos y autor de su propio blog “Visión Financiera”. Coordinador de las materias Contabilidad Financiera, Contabilidad de Costos, Análisis de Costos y Contabilidad Gerencial.

Por: Mtro. Francisco Javier Calleja Bernal
Profesor de tiempo completo del Departamento de Finanzas y Contaduría de la UDLAP
francisco.calleja@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior Las funciones del dinero
Siguiente Licenciado en Estrategias Financieras y Contaduría Pública (1ra parte)