El iPad: ¿un artículo de lujo que se convierte en una necesidad?

El iPad: ¿un artículo de lujo que se convierte en una necesidad?

Soy un profesional de área de la computación, y equipado con mi computadora de escritorio y con mi laptop me sentía completo y pensaba “creo que yo nunca voy a requerir de una Tablet”. Hasta que un día, a mediados del año pasado, tuve la oportunidad de poner mis manos tanto en una Tablet con sistema operativo “Android” como en un iPad, con sistema operativo “iOS”, pudiendo compararlos directamente.

Controlar estos dispositivos con sólo el tacto es todo un deleite, las respectivas interfaces son tan intuitivas que en muy poco tiempo ya se sabe lo básico para operarlos, y más aún, se desea adherirse a la moda y poseer uno de estos.

Entonces viene la pregunta: ¿iPad o Android? La respuesta a esta pregunta es, por supuesto, totalmente subjetiva; así que voy a expresar mi postura muy personal: Aunque el software de ambos tienen sus ventajas y desventajas uno frente al otro, y eso lo dejo al gusto de cada quien, el hardware del iPad siento que tiene mucho mejor respuesta al tacto que el otro. Esto puede ser, quizás, debido a que tanto el software como el hardware del iPad están desarrollados por la misma Compañía (Apple), facilitando así su integración; por otro lado, el software de las demás tablets, Android, está a cargo de la compañía Google, mientras que el hardware, por diversos fabricantes. Quizás yo tuve la mala suerte de usar una Tablet con una no muy buena integración entre el software y el hardware, sesgando mi juicio.

El iPad tiene muchas ventajas sobre una computadora personal (PC): enciende y apaga mucho más rápido, hay PCs que tardan 3 o 5 min. en encender y otros tantos en apagar. No se infecta de virus, esto es porque la única manera de añadirle software al iPad es a través del AppStore, y Apple pone disponible ahí, solamente el software que ya pasó el control de calidad correspondiente. Los desarrolladores de software para iPad no pueden hacerlo disponible al público sin antes pasar por el escrutinio de Apple. Al ser el AppStore el único medio de distribución, no hay intermediarios, ni costos extra como discos, empaques, publicidad, personal demostrando productos o atendiendo gente, etc. Por lo tanto el costo del software, para el usuario final, es muy inferior en el iPad que en las PCs.

Esta estrategia tiene la ventaja adicional de prácticamente la eliminación total de la piratería, por dos razones: casi nadie sabe cómo hacerlo, y el software es, o gratis, o muy barato, los precios quizás más representativos de los diversos títulos son de 1, 2, 3, 5 ó 10 dólares (que hoy equivalen a 13, 26, 39, 65 ó 129 pesos mexicanos). Hay literalmente miles de aplicaciones disponibles en casi todas las ramas del quehacer humano, haciéndolo atractivo a personas con distintas actividades, necesidades, y gustos.

En conclusión, el iPad es la nueva tecnología que llegó para quedarse.

Acerca del autor: es Matemático egresado de la UAMI, México DF. Tiene una maestría en Ciencias de la Computación (UDLAP, Puebla) Su segunda maestría es de Desarrollo de Videojuegos y Realidad Virtual realizada en UNIVERTECH, Puebla. Cuenta con un Doctorado en Computer Graphics en la UPC, Barcelona. Sus áreas de Interés son los siguientes: – Sistemas Algebraicos Computarizados (CAS) y Manipulación Simbólica de Matemáticas por Computadora. – Análisis Numérico y Métodos Numéricos. – Graficación, Animación 3D y Realidad Virtual. – Visualización Estereoscópica. – Modelado Multidimensional (3D, 4D, …, nD). – Música por Computadora y MIDI.

Por: Dr. Fernando Antonio Aguilera Ramírez
Profesor de tiempo completo del Departamento de Actuaría, Física y Matemáticas de la UDLAP
antonio.aguilera@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior Beneficios de ISO para PYMES
Siguiente El Poder de la Electrónica Integrada