fbpx

Afores (Crónica de una muerte anunciada) Parte II: Las comisiones

Afores (Crónica de una muerte anunciada) Parte II: Las comisiones

En julio de 1997 inició la afiliación masiva de los trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a las Administradora de Fondos para el Retiro (Afores), por medio de agentes promotores de cada una de las compañías que ofertan el servicio, cabe señalar que en muchos casos los trabajadores no tenían el menor conocimiento sobre las distintas opciones o de las ventajas competitivas que tenían entre ellas; en su mayoría se afiliaron a la opción que el patrón presentaba en el lugar de trabajo. Desde su creación, las Afores estaban autorizadas para cobrar comisiones por sus servicios, establecidas sobre cada una de las cuotas obrero-patronales en la subcuenta de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez (cada que se realizaba una aportación se hacía un cargo); también se podía cobrar comisiones sobre el valor de los activos administrados (monto acumulado) o una combinación de ambos, es decir se pagaban comisiones sobre aportación, sobre saldo acumulado o ambos. El cálculo del monto de las comisiones es distinto para cada Afore (cada una las proponía su esquema) y las autorizaba la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR). Lo anterior complicaba el entendimiento en su cálculo y el monto que representaba.

En 2007, en busca de transparencia en el cálculo y cobro de comisiones, se reformó el artículo 37 de la Ley del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), eliminando la comisión sobre flujo de efectivo y a partir de 2008 sólo se cobran comisiones como un porcentaje sobre el valor de los activos administrados; lo que presenta un incremento sistemático en el cobro de comisiones, ya que entre mayor sea el saldo acumulado mayor será el pago de dichas comisiones. Por lo anterior el incremento en las cuentas de los trabajadores seguirá siendo muy pobre, ya que el cobro a los trabajadores sigue siendo excesivo y aún no es claro para los trabajadores el impacto económico en su cuenta.

En un ejercicio realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en 2014 se muestra cómo una comisión de uno por ciento sobre saldo reduce el ahorro acumulado de los trabajadores en 20 por ciento en un periodo de 40 años. Así mismo, muestra que México es uno de los países pertenecientes a dicho organismo, que cobra las comisiones más altas, ocupando el doceavo lugar de 34 miembros, por arriba de países como Croacia, Lituania y Nigeria, entre otros.

Por primera vez en su historia, a partir de enero de 2019 las comisiones cobradas por algunas Afores se encuentran apenas por debajo del uno por ciento (sobre el monto acumulado en la cuenta de los trabajadores); sin embargo, dicha reducción sigue sin ser suficiente para que los trabajadores logren generar un saldo adecuado para que al final de su vida laboral logren adquirir una pensión digna, que deberán adquirir en forma de una renta vitalicia con una aseguradora de pensiones, pero eso es otra historia….

 

Acerca del autor:

Nora Gavira Durón es Doctora en Ciencias Económicas con Especialidad en Finanzas por el Instituto Politécnico Nacional donde recibió una mención honorífica, tiene una Especialidad en Administración de Riesgos Financieros por la misma institución, es Maestra en Ingeniería con Especialidad en Ingeniería de Sistemas emitido por la Universidad Nacional Autónoma de México y en Finanzas por el Instituto de Estudios Universitarios de Puebla, es Licenciada en Actuaría, por la Universidad Nacional Autónoma de México. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores Nivel Candidato (SNI-Candidato).

En el ámbito profesional tiene experiencia de más de doce años trabajando como consultora y más de veinte años como docente. Ha trabajado en la empresa Numeravi Valuación y Análisis de Riesgos en dónde realiza trabajos de consultoría a las compañías del sector financiero, como bancos, aseguradoras y reafianzadoras, en la implementación de gobierno corporativo y documentación de los procesos que acompañan al mismo. Imparte cursos y asesorías en temas relacionados con solvencia II, basilea III y administración de riesgos financieros y no financieros. Además, ha realizado auditorías de riesgos a bancos, aseguradoras y afianzadoras. Ha impartido cursos a La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en temas como administración de los riesgos de crédito y Productos financieros Derivados.

Trabajó en el Fideicomiso de Fomento Minero (FIFOMI), como Gerente del Área de Administración de Riesgos en dónde realizó el manual de políticas, procedimientos y metodologías para la administración integral de riesgos. Desarrolló políticas y procedimientos para determinar, mitigar y controlar los riesgos de mercado, crédito, liquidez operacional, tecnológico y legal; así como las metodologías aplicables para el cálculo del valor en riesgo de mercado, crédito y liquidez. Realizó análisis de crédito de los posibles clientes, para determinar la viabilidad de sus créditos; así como el desarrollo de metodologías para determinar la probabilidad de incumplimiento de los mismos.

Ha impartido cursos para la Comisión Nacional Bancaria de Valores (CNBV) y para Banco de México en temas de riesgos. Ha fungido como experta independiente en comités de inversiones, crédito y riesgos en aseguradoras.

En el ámbito académico ha sido profesora de tiempo parcial en la Facultad de Ciencias de la UNAM y en la Escuela Nacional de Preparatoria (ENP) de la UNAM por veinte años, está certificada como asesora en línea por UNAM en diversas materias de matemáticas y economía.

 

Por: Dra. Nora Gavira Durón

Profesora Investigadora de Tiempo Completo UDLAP, Departamento de Banca e Inversiones

nora.gavira@udlap.mx

Contenido disponible en PDF

Anterior Serie bilingüe Literatura en lenguas originarias
Siguiente Afores (Crónica de una muerte anunciada) Parte III: Las Siefores