¿Y si gana Donald Trump?

¿Y si gana Donald Trump?

Es un hecho, el candidato del Partido Republicano a la presidencia de los Estados Unidos es Donald Trump. Las elecciones en nuestro vecino del norte siempre han sido importantes para nuestro país, sin embargo, los comicios del 8 de Noviembre de 2016 para nuestro país, son más relevantes. Los candidatos llegaron a unas convenciones divididas y altamente controversiales, la participación de Ted Cruz, convocando a sus partidarios a votar según su consciencia y no por el candidato, y la falta de figuras representativas en la Convención Republicana, fue una muestra de ello. La Convención Demócrata también se vio en un inicio dividida por los simpatizantes de Bernie Sanders y el escándalo provocado por los correos que obligaron a la renuncia de la presidenta del partido demócrata.

Y a México, ¿por qué debería importarle las elecciones de nuestro vecino del norte? La respuesta puede ser tan amplia como compleja, comercialmente la frontera nos da una gran oportunidad en mercado y es de destacar los miles de mexicanos que por décadas se han visto en la necesidad de cruzar la frontera en busca de una vida mejor, enviando cada mes cantidades importantes de divisas a nuestro país, ayudando la economía familiar y activando la del país.

Las promesas de campaña de Donald Trump son claras: renegociar el tratado de libre comercio con nuestro país, sin contar que podría darlo por terminado, castigar a las empresas norteamericanas con impuestos mayores por invertir en otros países y tributar en ellos, endurecer las políticas migratorias y el tan mencionado «muro» –que al revisar la historia ni la antigua Roma con sus muros y la Europa Medieval pudieron contener el flujo migratorio, siendo este un fenómeno que acompaña a la humanidad. La economía mundial está entrelazada y un muro no contribuirá a elevar los índices económicos de Estados Unidos, ni podrá frenar los índices delincuenciales de la frontera, sólo tecnificará y cambiará las rutas de entrada hacia los Estados Unidos, utilizadas por grupos criminales.

Nuestra dependencia con nuestro vecino del norte es clara y no es tiempo de lamentar, sino fortalecer las políticas económicas que nos permitan ser más independientes; es tiempo de voltear a ver al campo mexicano no sólo con políticas de subsidio, sino con verdaderos planes de desarrollo, es hora de revisar la política recaudatoria y no únicamente contar con los impuestos de los trabajadores cautivos, elevar los incentivos empresariales priorizando a la pequeña y mediana empresa; es tiempo de no sólo generar apoyos para la ciencia, debemos apoyarnos en la ciencia para que ésta produzca los apoyos necesarios para prever crisis económicas y no depender de unas elecciones presidenciales  en EE.UU. que ahora podrían determinar nuestro futuro económico.

Acerca del autor: Elizabeth Espinoza Monroy es Doctora en derecho con Mención Honorífica, por la Universidad Panamericana. Cuenta con una Maestría en Investigación y Docencia por la Universidad Nacional Autónoma de México, en la que obtuvo Mención Honorífica. Fue becaria CONACYT por la investigación titulada “Proyecto de Modelo para la Educación Jurídica Superior (Vida en el Aula)”, dentro del sistema de Excelencia del Posgrado de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México. Asimismo, obtuvo una beca, otorgada por el CONACYT por la investigación intitulada “La educación jurídica superior”, para la realización de estudios de Posgrado. Desde 2009 es miembro del Sistema Nacional de Investigadores CONAC y T “C”. Ha colaborado en estudios realizados en conjunto entre México y la Unión Europea y la Secretaria de Educación Pública Federal a través de la Dirección General de Acreditación, Incorporación y Revalidación sobre los retos planteados para la internacionalización de la educación superior y las herramientas desarrolladas para facilitar la cooperación académica y la movilidad estudiantil. Autora de diversos artículos relacionados a la investigación en revistas jurídicas especializadas, ha publicado el libro Paradigmas de la educación jurídica de la editorial Porrúa, actualmente es profesor de tiempo completo de la Universidad de las Américas Puebla.

Por: Dra. Elizabeth Espinoza Monroy
Profesora de tiempo completo del Departamento de Derecho de la UDLAP
elizabeth.espinoza@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior Tipos de desempleo
Siguiente TSIA Test