Un paso más hacia una universidad de clase mundial

Un paso más hacia una universidad de clase mundial

La visión de una universidad moderna recae, fundamentalmente, en el valor que le otorgue al conocimiento y a la información con un enfoque globalizador. Una de las líneas de trabajo de las universidades en la actualidad es la generación y difusión del conocimiento a través de las áreas estratégicas de desarrollo que son consideradas como verdaderas herramientas e indispensables para la plataforma educativa.

En las instituciones educativas conscientes de la importancia del conocimiento y la innovación como recursos intangibles e indispensables para sobrevivir hoy día, han desarrollado la actualización de sus programas de estudios, orientados en el aprendizaje activo y centrado en el estudiante.

Cuando la innovación del conocimiento en las universidades, resulta en un enfoque educativo que integre la dirección del conocimiento con la de la innovación, es lo que se ha llamado “universidades de clase mundial”, esto es, una universidad competitiva globalmente y capaz de ser reconocida mediante la calidad de sus egresados.

El desafío real que enfrenta la mayoría de las universidades es el manejo de la innovación del conocimiento de la manera más rápida. La labor de las universidades se centra en el diseño e implementación de sistemas que permitan la generación de ideas y, a su vez, estas lleguen lo más pronto posible a su aplicación.

Se debe considerar el manejo del conocimiento, como una competencia indispensable dentro de los egresados, es decir, el manejo del flujo de conocimiento puede ser la competencia universitaria distintiva, este sería el estándar de clase mundial en un egresado universitario.

Algunas características para definir a las universidades como de clase mundial son: calidad e innovación, acreditaciones ante asociaciones  internacionales y nacionales, número de profesores con grado de doctorado, publicaciones, porcentaje de profesores en el sistema nacional de investigadores, número de programas de licenciatura, programas de posgrado, investigación de excelencia, movilidad estudiantil, índice de titulación, estructura de gobierno, instalaciones,  infraestructura administrativa, capacidad financiera y  publicaciones en revistas de arbitraje.

En la Universidad de las Américas Puebla se van creado las condiciones que apuntan en la dirección de convertirnos en una institución que alcance estándares que nos permitan colocarnos como una institución de clase mundial.

Un paso más en esta dirección, es el logro alcanzado por un grupo de académicos de la UDLAP al lograr ser galardonados con el premio internacional “2014 Blackboard Catalyst Award for Innovative Blended Learning”, otorgado por la empresa Blackboard Learn por el proyecto “Innovación en recursos tecnológicos para el aprendizaje” implementado en uno de los cursos.

Acerca del autor: el Dr. Andrés Ramos Ramírez desempeña actualmente el cargo de Decano de la Escuela de Ciencias de la Universidad de las Américas, Puebla. Es Licenciado en Ingeniería Química por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Maestro en Matemáticas por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Doctorado en Matemáticas Aplicadas por la Universidad Politécnica de Catalunya en Barcelona, España. Trabajó como profesor de tiempo completo desde 1973 en las siguiente Instituciones. Universidad de Guanajuato, Secretaría de Educación Pública, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Desde 1986 trabaja como profesor de Tiempo Completo en la Universidad de las Américas, Puebla. Fue responsable de la creación de la Licenciatura en Matemáticas y ente activo en la formación de la Licenciatura en Física, esto generó las condiciones académicas para la creación de la Escuela de Ciencias, de la cual fue el primer Coordinador General de1991 a 1995. Desempeñó el cargo de Jefe de Departamento de Física y Matemáticas del 2002 al 2005. A partir de ese año se fusionó la carrera de Actuaría a este departamento, en el cual se mantuvo como Jefe de Departamento hasta el año 2007. Tiene una muy amplia experiencia como ponente y conferencista en foros de su especialidad y de Divulgación de las Matemáticas.

Por: Dr. Andrés Ramos Ramírez
Profesor de tiempo completo del Departamento de Actuaría, Física y Matemáticas de la UDLAP
andres.ramos@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior Óptica difractiva, una visión diferente
Siguiente Los impresos aún no desaparecerán y siguen en evolución