Turismo P2P

Turismo P2P

Espacio en el que ha aparecido el artículo y fecha en que ha sido publicado: e-consulta (19-04-2016).

El turismo P2P (peer to peer) o turismo colaborativo es aquel en el cual particulares venden a otros, a través de plataformas en línea, servicios, en este caso relacionados con el sector turístico. Este modelo de negocios por Internet ha permitido que el “compartir” sea un medio para personas que deseen emprender un negocio y también ha permitido a las personas que desean comprar servicios como hospedaje y/o transportación contar con nuevas opciones tanto de producto como de precio. Es interesante conocer y entender un poco como es la operación de estos, y como es que estas empresas se han logrado posicionar rápidamente como una fuerte competencia para empresas con muchos años y presencia dentro del sector.

La manera en que estas nuevas empresas de economías colaborativas funcionan, es a través de plataformas digitales en donde se ofertan bienes y servicios, el usuario debe bajar la aplicación a un dispositivo móvil o computadora, registrarse, y tener una forma de pago electrónico.

Un ejemplo de esto es Airbnb, una plataforma que gracias a Internet ha surgido para proveer opciones de alojamiento en el sector. La oferta de alquiler va desde habitaciones en casas, departamentos, residencias, castillos, etc. Estas propiedades son de particulares interesados en rentar estos espacios.

Esta empresa ha venido creciendo de manera interesante, reportando que para septiembre de 2015 tenía 1.5 millones de opciones de alojamiento, en más de 190 países, más de 40 millones personas en el mundo habían reservado en la página web de la compañía creada en el año 2008. En junio del 2015 los inversionistas valoraron la compañía en $25.5 billones de dólares, lo interesante es que Airbnb no es propietaria ni administra las múltiples opciones de hospedaje que ofrece, su tarea se limita a listar todas las opciones de hospedaje y procesar los pagos por estos.

El Parlamento Europeo en septiembre del 2015 realizó una investigación en el cual se menciona que las economías colaborativas en el turismo tienen impactos positivos y negativos. Dentro de los aspectos positivos, el turismo colaborativo provee un mayor y fácil acceso a una serie de servicios, los cuales frecuentemente son de mejor calidad y de precios más accesibles que empresas tradicionales, algunos usuarios de estas opciones de hospeda, aprecian el servicio personalizado, la autenticidad y la oportunidad de tener contacto con personas de la localidad que visitan, igualmente, es una opción cuando en un destino se tiene alta demanda de habitaciones. Por otro lado, existen detractores a este tipo de negocios que mencionan que son una competencia injusta, reduce la seguridad en el trabajo con el aumento de empleados de tiempo parcial sin contar con prestaciones de ley, igualmente se dice que son empresas que pueden llegar a evadir impuestos y representa una amenaza para la seguridad y bienestar de los usuarios.

Al final, con cuestiones positivas o negativas, es interesante esta opción de negocio para las personas que están buscando oportunidades de emprendimiento, tener un negocio que desde una computadora y una plataforma bien diseñada se obtengan ingresos acercando a personas con deseos de vender y a otras con deseo de comprar.

Considerando el crecimiento del sector turístico en los últimos años, se vuelve relevante el generar negocios sin necesidad de inversiones fuertes de capital, que vendan servicios y productos a los millones de turistas en el mundo. Es un hecho, gran parte de los negocios en un futuro se desarrollarán de manera digital.

Por: Mtra. Georgina Ramírez Fernández

Profesor De Tiempo Completo de Turismo, UDLAP

georgina.ramirez@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior Red consular y diplomacia de Estado
Siguiente Conservación de la agrobiodiversidad como estrategia para la seguridad alimentaria, en Santa María Cuquila, Oaxaca