TSIA Test

Hoy en día, apenas dos de cada mil personas que habitamos el mundo son judíos. Sin embargo, de un total de 521 premios Nobel en Ciencias que se habían otorgado hasta el año 2008, más de la cuarta parte habían sido recibidos por miembros de esta comunidad; una cantidad 115 veces superior a la que correspondería al tamaño de su población. En los negocios, de las 400 personas más ricas de los Estados Unidos, 30% de ellos son de origen judío (Pease, S., 2009. The Golden Age of Jewish Achievement).

En 1905, Max Weber publicó una de las obras más famosas de la sociología económica: La Ética Protestante y el Espíritu del Capitalismo, en la que propuso que fue la ética de los Puritanos Calvinistas, lo que impulsó el surgimiento del capitalismo durante el siglo XIX. Seis años más tarde, el también sociólogo alemán Warner Sombart, propuso en Los Judíos y el Capitalismo Moderno, que fue en realidad en el seno de la ética del Judaísmo, donde el capitalismo encontró el campo más fértil para su desarrollo.

Anterior ¿Y si gana Donald Trump?
Siguiente El poder de negociación del trabajador