¿Será México capaz de tener un modelo de mayor calidad de turistas en favor de la Derrama Económica?

¿Será México capaz de tener un modelo de mayor calidad de turistas en favor de la Derrama Económica?

Uno de los indicadores que en ocasiones se toma como el más importante en la actividad turística es el porcentaje de ocupación hotelera. De esta forma y de manera tajante se afirma: El destino con mayores tasas de ocupación es el más exitoso. Nada más lejano de la realidad que tal afirmación. El indicador relevante, “la prueba ácida”  en los destinos turísticos es la Derrama económica que la actividad genera. Cifras van y vienen entorno a este tema, algunas de ellas dosificadas con una pizca  de levadura con la finalidad de que la Derrama económica se vea generosa en el destino turístico. En este tenor de ideas, el gasto promedio de turistas es el parte aguas, no tan sólo por lo que aporta  de manera directa al sector turístico sino por sus efectos multiplicadores, que en algunos casos puede ser hasta del 2.5

En este orden de ideas, la Secretaria de Turismo Federal – Claudia Ruiz Massieu en el marco de la XXXII Reunión Nacional de Secretarios Estatales de Turismo celebrada en San Luis Potosí la semana pasada, cuestionó ante  inversionistas, empresarios y Secretarios de Turismo si el modelo turístico para México debiera ser un mayor volumen de turistas o  de mayores ingresos. La respuesta de la Secretaria Ruiz Massieu fue contundente: Derrama sobre volumen y Calidad sobre Cantidad.

Es claro, los modelos Volumen – Calidad pueden coexistir pero en estos momentos nuestro país debe elegir el primer paso para ser compatibles, el primer paso está dado: la definición del modelo Derrama-Calidad. Gran reto para muchos destinos de nuestro país que han ostentado en los últimos años los porcentajes de ocupación más altos, pero analizándolos a detalle se observa no tan solo un desplome en las tarifas hoteleras, sino en el gasto turístico y por lo tanto en la derrama económica. Es una decisión compleja pero acertada, tal vez menos número de llegadas de turistas pero con impacto superior en la economía. Para contextualizar lo anterior es probable que en los próximos años ya no veamos titulares en los diarios que apelen al incremento de la ocupación hotelera; para muestra un botón, la semana pasada SECTUR Federal reportó que los 10 primeros meses del año se registraron cifras alentadoras relacionadas con el número de cuartos ocupados en el país, indicando que la ocupación hotelera en los 70 destinos monitoreados por el Sistema Nacional de la Información Estadística del Sector en México Data-Tur, sufrió un incremento de 5.3% con respecto al 2012. Nos gustará saber qué destinos del interior presentaron aumentos importantes de ocupación hotelera, entre ellos podemos citar Celaya, con 32.4%; Salamanca, 23.5%; Aguascalientes, 21% y Puebla, con 17.4 por ciento. Para destinos de Sol y Playa citamos a Puerto Vallarta con 28.2%; Puerto Escondido  con 20.2%; Isla Mujeres 13.5% y en Loreto con 11.5 porciento. Sin embargo, para la  Derrama Económica no hay datos y esto permite especular  sobre los precios a los cuales se están ofertando las plazas hoteleras y por lo tanto el poder adquisitivo de los viajantes que han llegado a esos destinos.

El mensaje es claro: Menos volumen de turistas con mayor capacidad de compra. Pongamos en marcha estrategias agresivas e inteligentes de mercadotecnia, las cuales dentro de un compleja línea Calidad Turística permitan incrementar los precios. Finalmente estamos hablando de Competitividad Turística.

Acerca del autor: Candidato a Doctor en Urbanismo por la Universidad Complutense de Madrid en el área de Patrimonio Cultural y Turismo. Con estudios de posgrado en Administración de Empresas, Dirección de Hoteles, y Producción Técnica. Ha escrito resultados de sus investigaciones en revistas nacionales e internacionales arbitradas. Ha participado en diversos foros nacionales e internacionales en temas de Turismo Cultural. Fue Directora de Turismo de la Ciudad de Puebla. Forma parte del equipo de consultores de UDLAP-Consultores donde ha sido líder de proyectos vinculados con Productos Turísticos y Capacitación online. Dirige el Observatorio Turístico de Ciudades Mexicanas Patrimonio Mundial.

Por: Dra. Patricia Domínguez Silva

Profesor De Tiempo Completo, Turismo UDLAP

patricia.dominguez@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior La tentación financiera
Siguiente La Reforma Hacendaria y los cambios tecnológicos