Reducción de la pobreza

Reducción de la pobreza

La pobreza es uno de los problemas más difíciles a los que se enfrentan los gobiernos, quienes deben crear políticas para ayudar a los que más lo necesitan. Las familias pobres tienen una mayor probabilidad de tener problemas de analfabetismo, salud, desempleo, embarazos no deseados y bajo rendimiento educativo. Los miembros de éstas, también tienen una mayor propensión a ser delincuentes, víctimas de la delincuencia, discriminados, a sufrir injusticias y a caer en vicios como el alcoholismo y/o la drogadicción. La separación entre las causas y los efectos de la pobreza es muy complicada, pero no hay duda de que ésta se asocie a males, tanto económicos, como sociales. Las políticas económicas de los gobiernos, encaminadas al combate a la pobreza, tienen por objetivo reducir el número de personas que viven bajo esta condición.

Cada una de estas políticas ayuda a algunas personas a salir de la pobreza, pero ninguna política es perfecta, veamos por qué. Algunas políticas para ayudar a los pobres pueden tener el efecto inesperado de desincentivarlos a salir de la pobreza por sí mismos. Por ejemplo, los apoyos económicos a madres solteras sin empleo podrían desincentivarlas a insertarse en el mercado laboral, ya que una vez que tuvieran empleo dejarían de percibir este apoyo. La ley de salario mínimo tiene como finalidad brindar un mínimo estándar de vida a una familia, pero los críticos de esta ley argumentan que los trabajadores que perciben este salario en su mayoría son adolescentes que abandonan sus estudios debido a que les resulta atractivo este salario, lo que a su vez genera que no inviertan en el capital humano que posteriormente les serviría para acceder a un trabajo con una remuneración superior al salario mínimo.

Los programas de asistencia social que complementan el ingreso de los necesitados podrían crear incentivos en los pobres para volverse «necesitados», agravando más los problemas que supuestamente estos programas tendrían que atacar. El impuesto progresivo al ingreso, es decir, aquel en el que las familias con ingresos altos pagan un mayor porcentaje de sus ingresos, en impuesto, que las familias de bajos ingresos, tiene como fin distribuir la riqueza de manera más equitativa entre la población. Sin embargo, los críticos de este impuesto señalan que también es una forma de castigar al trabajo duro y beneficiar a aquellos que menos se esfuerzan por obtener un ingreso más alto porque pasarían a un tramo impositivo superior y tendrían que pagar más impuestos. A pesar de las imperfecciones de las políticas gubernamentales de combate a la pobreza, es indudable que un gobierno que tenga por objetivo el bienestar de la población debe hacer todo lo posible por reducir este mal.

Acerca del autor: gracias a una beca otorgada por el CONACyT para realizar estudios de posgrado en el extranjero obtuvo el grado de Doctor en Economía Financiera: Banca y Bolsa en la Universidad Autónoma de Madrid (Doctorado con Mención de Calidad en el extranjero) con Sobresaliente Cum Laude por Unanimidad (máxima calificación otorgada por las universidades españolas). Obtuvo el Premio Extraordinario a la Mejor Tesis Doctoral de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid en el Ciclo Académico 2009 – 2010. Realizó sus estudios de Maestría en Economía Financiera: Banca y Bolsa en la Universidad Autónoma de Madrid y sus estudios de Licenciatura en Economía en la Universidad Autónoma Metropolitana – I, en la que se le otorgó la Medalla al Mérito Universitario por obtener la calificación promedio más alta de la generación. Al inicio de su Licenciatura obtuvo una beca por parte del Instituto Italiano di Cultura della Cittá del Messico, lo que le permitió el conocimiento de la lengua, cultura e historia italiana a la par de sus estudios en Economía. En materia docente imparte las asignaturas: Macroeconomía II, Análisis de Inversiones I y II, Economía Financiera, Microeconomía I, Econometría II, Principios de Economía, Finanzas Internacionales, y Principios de Microeconomía. Como investigadora, publica artículos en revistas arbitradas e indizadas, sus trabajos de investigación se centran principalmente en Economía Financiera (Fondos de Inversión, Microestructura de los Mercados Financieros, Banca de Inversión, Gestión de Carteras, etc.). Actualmente es miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), Profesor-Investigador de Tiempo Completo y Director Académico del Departamento de Economía de la UDLAP, así como Columnista en el Periódico El Sol de Puebla en donde publica artículos sobre temas económicos relevantes.

Por: Dra. Elitania Leyva Rayón
Directora Académica del Departamento de Economía de la UDLAP
elitania.leyva@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior Los Sindicatos
Siguiente Ahorro para el retiro