La Realidad Aumentada

La Realidad Aumentada

El Dr. Alfredo Sánchez Huitrón, profesor de la Escuela de Ingeniería, lleva a cabo investigación en el área de Realidad Aumentada, con la participación de estudiantes de posgrado y licenciatura, entre los que se encuentra Arturo Bravo Rovirosa, de la carrera de Ingeniería de Sistemas Computacionales y miembro del Programa de Honores de la Universidad de las Américas Puebla.

La realidad aumentada se refiere a la conjunción de dispositivos y software para poder ver el mundo “enriquecido”. Esto implica la superposición en tiempo real de imágenes, textos y otros elementos generados por computadora sobre escenas del mundo real. De esta manera se crea un ambiente en el que los objetos reales y virtuales se fusionan ofreciendo una experiencia tal para el usuario que puede llegar a pensar que forma parte de su realidad. La realidad aumentada es un tema relativamente nuevo, si bien hace ya algunas décadas que existe la capacidad de generar experiencias, éstas se han vuelto fáciles de usar y sobre todo portátiles gracias a los teléfonos inteligentes.

Hay dos tipos de realidad aumentada: inmersiva y simple. La simple es la que la mayoría de la gente usa actualmente, puede ser desde tomar una foto y agregarle palabras e imágenes, hasta una red social donde ubicamos en que lugares publicaron nuestros amigos o apuntar con un teléfono y saber información acerca de un lugar en específico. La inmersiva es aquella en que se ingresa en un mundo completamente virtual, y puede lograrse mediante el uso de cascos (como Oculus Rift).

Los 4 ingredientes básicos para la realidad aumentada son:

  1. Elemento que captura la imagen de la realidad (cámara).
  2. Elemento sobre el que se proyectan la mezcla de las imágenes reales con las imágenes sintetizadas (pantalla de computadora o dispositivo móvil).
  3. Elemento de procesamiento (mezcla lo real con lo digital).
  4. Activador de realidad aumentada (imagen final).

El campo de aplicación de la realidad aumentada es muy amplio, ya que sobreponer información en imágenes reales puede ser algo muy útil en diferentes áreas como la educación, medicina y mercadotecnia.

La investigación realizada por Arturo Rovirosa, inició con una mejor comprensión de la realidad aumentada, estudiando sus diferentes aplicaciones. Se tomó en cuenta suficiente información sobre RA (realidad aumentada) y se emplearon diferentes aplicaciones que producen este tipo de información, tales como zappar, tagwhat, wikitude y layar. Se analizó el funcionamiento en aspectos críticos como empleo de marcadores, aplicación del dispositivo GPS del móvil, así como interfaces, que hacen que el usuario se sienta más cómodo al usarlas y sienta control de la aplicación.

Actualmente se trabaja en prototipos de aplicación de realidad aumentada, en particular en un prototipo de aplicación que permite visualizar el resultado deseado, mediante herramientas de alto nivel. En el prototipo es posible simular la creación de la realidad aumentada en las imágenes que se visualizan con la cámara y publicarlas, de manera que otros usuarios las podrán ver y comentar. Adicionalmente se muestra el perfil del usuario y notificaciones. Se investiga también la adición de gamificación (empleo de dinámicas de juego con el fin de potenciar la motivación de seguir usando el programa).

Estamos ante el nacimiento de formas nuevas de utilizar la tecnología . Las nuevas generaciones tendrán una relación más directa con ella, ya que la realidad aumentada permite al usuario formar parte de sus aplicaciones.

Acerca del autor: J. Alfredo Sánchez es profesor en el departamento de computación, electrónica y mecatrónica de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), donde coordina el Laboratorio de Tecnologías Interactivas y Cooperativas (ICT, ict.udlap.mx). Obtuvo los grados de maestría y doctorado en ciencias de la computación en Texas A&M University, y de ingeniería en sistemas computacionales en la UDLAP. Sus intereses de investigación y docencia se ubican en las áreas de Interacción Humano-Computadora (IHC), Sistemas Colaborativos y Tecnologías del Conocimiento, dentro de las cuales ha realizado proyectos de investigación y desarrollo desde 1996. Sus resultados se han reportado en más de un centenar de publicaciones, se han traducido en servicios innovadores para amplias comunidades de usuarios, y le han valido la distinción de Investigador Nacional (SNI Nivel 1). Actualmente coordina la Comunidad Latinoamericana de IHC y la Comunidad de IHC de la Corporación Universitaria para el Desarrollo de Internet (CUDI) en México. Ha sido investigador visitante en el Instituto para Ciudades Inteligentes de la Universidad de Shanghai (China) y en el Centro de Informática Botánica del Jardín Botánico de Missouri (Estados Unidos), profesor visitante en la Universidad de Waikato (Nueva Zelanda), y presidente de la Sociedad Mexicana de Ciencia de la Computación. Ha realizado también estancias cortas de investigación en Italia (Politécnico de Torino), Noruega (Universidad de Agder, y China (Universidad de Zhejiang en Hangzhou, Universidad del Sureste en Nankín, y Universidad de Aeronáutica y el Espacio en Nankín). Sus proyectos más recientes se enfocan a las áreas de visualización de grandes volúmenes de información, ciudades inteligentes, interfaces naturales de usuario y redes sociales.

Por: Dr. José Alfredo Sánchez Huitrón
Profesor de tiempo completo del Departamento de Computación, Electrónica y Mecatrónica de la UDLAP
alfredo.sanchez@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior Nano-toxicología y Nano-ecotoxicología
Siguiente Producción de biodiesel y estimación del valor nutricional del residuo generado a partir de una especie de Jatropha comestible Mexicana