¿Qué es la literatura?

¿Qué es la literatura?

En esta época de grandes avances tecnológicos, donde lo económico y la belleza superficial privan sobre los estudios humanísticos, dedicarse a los estudios literarios parecería ser una labor ociosa. ¿Qué es y para qué sirve la literatura? El término en sí encierra muchas acepciones. El primero de ellos, de acuerdo con el diccionario de la Real Academia Española, se refiere al “arte que usa como medio de expresión una lengua”; es decir, la materia prima de toda obra literaria es la lengua. De hecho, una de las características de una lengua es su manifestación a través obras literarias; de aquí surgen otros de los significados del término que nos ocupa. También se considera a la literatura como el conjunto de obras que tratan sobre una materia o pertenecen a un género, una nación o una época. El término también se refiere al conjunto de estudios sobre teorías y producciones literarias a través del tiempo.

En fin, el término resulta abstracto; sin embargo, cuando escuchamos la palabra literatura, inmediatamente viene a nuestra mente la idea de libros, textos y ficciones. Y por extensión, las actividades de lectura y escritura. La diferencia estriba en el hecho de que el lenguaje usado en las obras literarias busca crear un efecto estético. En el ámbito literario importa tanto la forma como la expresión; es decir, lo que se dice y cómo se dice.

¿Qué sucede cuando leemos una obra literaria? Simple y sencillamente experimentamos: viajamos al pasado o al futuro; vivimos situaciones extremas; sufrimos o gozamos las aventuras de los personajes de ficción y podemos, incluso, llegar a conocer mundos ajenos. La razón de esto es que las grandes obras literarias han tratado, de una u otra forma, las pasiones y las preocupaciones humanas. Y una de las características más importantes de las obras literarias es que pueden ser sometidas a múltiples lecturas o interpretaciones.

Todas las obras literarias encierran una enseñanza. Quien piense que leer una obra literaria es una cuestión de ocio, se encuentra muy equivocado. La literatura motiva la reflexión del lector. A través de la literatura se critica y se proponen soluciones porque el ejercicio de la escritura permite desarrollar las ideas y meditar sobre ellas antes de plasmarlas definitivamente. Por eso no es una casualidad que los regímenes totalitarios teman la labor del escritor y a su ingenio creador, porque el poder de su palabra transfigura la ficción al plantear críticas y ofrecer otras alternativas hasta hacerlas parecer parte de la realidad. De aquí las listas de obras o autores prohibidos que se han dado a través de los tiempos. Algunas veces los escritores o creadores, en general, se han visto en la necesidad de exiliarse para poder continuar con su obra.

Tratar de resumir en unas cuantas líneas el concepto de literatura con todo lo que el término implica ―creación, estudio, análisis y recepción de obras literarias― tal vez resulte infructuoso. Además, tal vez el planteamiento de la pregunta qué es la literatura, no sea el adecuado y lo que realmente se debería preguntar es qué características hacen que una obra sea literaria. De cualquier forma, creo que la mejor manera de entender el término es acercarse a los textos mismos. Por eso invito al lector de estas líneas a que escoja una obra literaria; la lea con detenimiento, tratando de disfrutarla, y reflexione el porqué ha sido designada como tal, ¿acepta el reto?

Acerca del autor: Clemencia Corte Velasco nació en la ciudad de Puebla. Estudió la licenciatura en Ingeniería en Alimentos en la Universidad de las Américas, Puebla. Posteriormente estudió la licenciatura en Linguística y Literatura Hispánica, la maestría en Literatura Mexicana y el doctorado en Ciencias del lenguaje en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Desde su egreso de la Universidad de las Américas se desempeñó como docente en esta institución como profesora de tiempo parcial. También colaboró en la Universidad Iberoamericana Golfo Centro, en la Universidad Autónoma de Tlaxcala y en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Actualmente es profesora de tiempo completo de la Universidad de las Américas Puebla y tiene a su cargo la jefatura del Departamento de Letras, Humanidades e Historia del Arte.

Por: Dra. Clemencia Corte Velasco
Profesora de tiempo completo del Departamento de Letras, Humanidades e Historia del Arte de la UDLAP
clemencia.corte@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior ¿Hay tiempo?
Siguiente Las cosas del arte son cosas del pensamiento