¿Qué entendemos por cine mexicano?

¿Qué entendemos por cine mexicano?

Durante una conferencia en Puebla, del crítico Fréderic Mercier de la revista Cahiers du Cinema, alguien le inquirió si podría comentar algo del cine mexicano y planteó, «por ejemplo, Gravity de Cuarón». Algunos de los presentes nos miramos para cuestionarnos, ¿es Gravity cine mexicano?.

Lo que se entiende hoy por cine mexicano transita entre el origen de capitales y talento que lo producen, y un asunto de percepción. Recordemos que la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas postuló –en 2006– para mejor película de habla no inglesa de los premios Óscar, a la cinta El Laberinto del Fauno, una coproducción entre México y España. La cinta es escrita y dirigida por Guillermo del Toro y fotografiada por Guillermo Navarro, ambos mexicanos, pero cuenta con un reparto español y la historia toma lugar durante la guerra civil española. México como cultura no está visible, su talento y capitales sí. Ocurre igual con Biutiful (Iñárritu, 2010) que representó a México en los mismos premios. La historia se ubica en Barcelona y su elenco es internacional. ¿Dónde está México? Otro caso es Frida (2002) dirigida por Julie Taymor y coproducida por Ventanarosa, empresa de Salma Hayek, ubicada en los Estados Unidos. La película fue estrenada en Bellas Artes con bombo y platillo por el CONACULTA de la administración Fox. Esta coproducción México-Estados Unidos, con tema mexicano, pero con estrellas de Hollywood y hablada en inglés, fue entendida por el gobierno en turno como cinta nacional. Entonces, ¿hasta dónde se expande la idea de cine mexicano?.

El tema en cuestión apunta a un asunto clave sobre procesos de cambio que sufren culturas e identidades. Ya en 1993, Néstor García Canclini se preguntaba si las cintas latinoamericanas seguirían siendo espacio de representación de una cultura e identidad nacional. Canclini quería averiguar qué pasaba cuando películas, creadores y capitales que las sostenían cruzaban fronteras fácilmente. Biutiful es uno de esos casos, pero ¿y Gravity?.

El éxito reciente de mexicanos en Hollywood ha generado discusión para, por un lado, buscar si estas películas americanas reflejan el estado del cine nacional y, por otro, para ver si en ellas hay indicios que apunten a una mexicanidad. Desde mi perspectiva, en ambos casos la respuesta es no. Sin embargo, las culturas e identidades nacionales son procesos en constante cambio, que se narran y se discuten, afectados por factores globales y locales en tensión. De forma simbólica, habrá un público ávido de triunfos que busque encontrar a México en Gravity Birdman, y relacionarlas con una idea de lo mexicano, al tiempo que ignora que, con mucho esfuerzo, el cine mexicano se ha abierto espacios en la cartelera del país. Que el concepto de cine mexicano está a discusión se refleja,  paradójicamente, en esa búsqueda por encontrar a México en un cine global.

Por: Dr. Manuel Pérez Tejada Domínguez

Disponible formato PDF

Anterior ¿Contabilidad en la universidad o después?
Siguiente El tiempo en el cine