Psicología Experimental y Comparada. Luces originarias de la Psicología.

Psicología Experimental y Comparada. Luces originarias de la Psicología.

La psicología experimental y comparada son ramas esenciales de la Psicología que no siempre son visibles al lego. De hecho, la Psicología tiene un origen experimental; nace experimental. Sí, cuando en 1879 Wundt funda el primer laboratorio de Psicología, en Leipzig Alemania, establece las primeras aproximaciones empíricas para tratar de estudiar un fenómeno psicológico. Es un acuerdo generalizado que éste es el origen formal de la Psicología. Por esa misma época, un gran amigo de Darwin, George Romanes, considerado el padre de la Psicología Comparada, comienza su trabajo germinal estudiando las similitudes entre procesos cognoscitivos humanos y animales.

La psicología experimental utiliza métodos de investigación empírica para comprender mejor la conducta. En un sentido más estricto, en la psicología experimental se ponen a prueba hipótesis mediante la experimentación. Tales hipótesis pueden abarcar campos tan diversos como el aprendizaje, las emociones o la atención. Estos procesos pueden investigarse tanto en seres humanos como en animales. Cuando tal investigación se hace con otras especies a fin de entender las bases filogenéticas del comportamiento, la psicología adquiere un adjetivo: comparada. No toda psicología comparada es experimental, ni toda psicología experimental es comparada. Pero, juntas permiten avances extraordinarios. Por ejemplo, con el uso de modelos animales, se pueden evaluar procesos cognoscitivos asociados al envejecimiento y con ello se pueden investigar variables que comprometan el deterioro cognitivo. Algunos de estos estudios se prueban experimentalmente en ratones (especie con la que compartimos el 95% de nuestros genes). De ahí, que sea psicología experimental y comparada a la vez.

Pero independientes, la psicología experimental y la psicología comparada, también logran avances extraordinarios. Entre miles de ejemplos relevantes, para propósitos ilustrativos podemos elegir uno en donde gracias a la psicología experimental es posible saber que la memoria es más un proceso de construcción que de recuerdo fidedigno. Con base en los resultados de algunos experimentos psicológicos es posible señalar que lo que se recuerda tiene mucho de construcción, de falsedad y hasta de invención. De hecho, valdría seriamente evaluar la pertinencia de los “recuerdos” que tienen los testigos en juicios legales. La memoria de los testigos, sobre todo si éstos estaban en condiciones de estrés, es altamente cuestionable. A quien le interese el tema puede leer la obra de Elizabeth Loftus (ver Costandi, 2013). Por otro lado, en psicología comparada, también entre miles de ejemplos significativos, podemos encontrar avances fascinantes que ayudan a elucidar la evolución del lenguaje. Trabajos con primates no humanos, e incluso con aves, permiten comprender las raíces del habla y de la sintaxis. Y los ejemplos pueden abarcar hasta el gran desafío en el estudio de la cognición: la conciencia. Estudiar las bases filogenéticas de la conciencia es todavía un reto mayúsculo, pero con hallazgos interesantes a la fecha. Por ejemplo, algunos trabajos de Penagos-Corzo y colaboradores (2011, 2015) dan cuenta de procesos cognoscitivos en roedores que podrían interpretarse como formas de conciencia.

Estos enfoques de la psicología, cuando son estimulados desde la formación de licenciatura, contribuyen sustantivamente a que el estudiante desarrolle habilidades científicas, que son necesarias para su quehacer psicológico. Un estudiante con formación en diseños experimentales y pruebas de hipótesis podrá discernir venturosamente entre información pseudocientífica e información científica; podrá abordar científicamente el comportamiento, y podrá hacer frente a los discursos de la charlatanería que frecuentemente se maquillan de Psicología. Igualmente, si decide incorporase al camino de la producción científica, estará en condiciones de estudiar la conducta desde una perspectiva más amplia.

Por ello, formar en Psicología Experimental y comparada es relevante tanto para la formación de psicólogas y psicólogos, como para el conocimiento mismo. Por supuesto, una forma de hacer psicología no es suficiente. El conocimiento se construye de muchas formas. Aquí sólo destacamos una, que ha dado luz a la disciplina, que continúa alumbrándola, y alumbrando.

Costandi, M. (2013). Evidence-based justice: Corrupted memory. Nature500(7462), 268-270. doi:10.1038/500268a

Penagos-Corzo, J. C., Hermosillo, C., & Pérez-Acosta, A. M. (2011). Social Interaction and conditional self-discrimination under effects of methylphenidate in norvegicus rats. International Journal of Psychology and Psychological Therapy, 11(3), 443-454.

Acerca del autor: el profesor Julio César Penagos es especialista en procesos creativos. Ha sido asesor de creatividad e impartido talleres a ejecutivos, gerentes y trabajadores de empresas y organizaciones de clase mundial como Júmex, Coca Cola, Femsa, Cinépolis, Bimbo, etc. El Doctor Penagos es doctor en Ciencias del Lenguaje (graduado con honores, con un promedio exacto de 10.0), cuenta con estudios de Doctorado en Investigación Psicológica), así como con una maestría en Calidad de la Educación (graduado con honores) y una licenciatura en Psicología con especialidad en Clínica para Adultos, entre otros estudios. Es miembro de la American Psychological Association, la American Creativity Association, las Society for Neuroscience y de la Interamerican Society of Psychology. La Universidad de las Américas le ha otorgado el Premio a la Docencia. Fue jefe de los Laboratorios de Psicología de la UDLAP. Fue elegido coordinador del Grupo de Trabajo de Psicología Experimental y Comparada de la Sociedad Interamericana de Psicología (2015-2017). El profesor Penagos es actualmente profesor de tiempo completo de Psicología en la UDLAP. Sus líneas de investigación incluyen trabajos sobre procesos conductuales, como la auto-discriminación condicionada, y procesos cognoscitivos como la creatividad. Ha presentado sus trabajos en más de medio centenar de congresos tanto internacionales como nacionales, cuenta con publicaciones en revistas científicas y capítulos de libros en editoriales internacionales, posee una patente por la invención de un dispositivo psicológico y es miembro de comités editoriales de revistas especializadas.

Por: Dr. Julio César Penagos Corzo

Profesor De Tiempo Completo de Psicología, UDLAP.

julioc.penagos@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior Conferencia Caso clínico No. 5 Ciencias de la Salud *385*
Siguiente Escasa participación política de miembros Kichwas Amazónicos en la parroquia Talag, cantón Tena, Ecuador