¿Planeación estratégica paralela en la empresa familiar?

¿Planeación estratégica paralela en la empresa familiar?

 Aunque hay muchos enfoques para la planeación estratégica, la mayoría de ellos no están preparados para tomar en cuenta las características específicas de las empresas familiares. Su énfasis se centra en definir la visión empresarial, la filosofía del negocio, los objetivos financieros y de posicionamiento, para finalmente determinar la estrategia empresarial y las decisiones para apoyarla. Sin embargo, la naturaleza de la planeación estratégica no puede eludir dos aspectos que les son muy propios a la empresa familiar. El primero es que los propietarios son a su vez los directivos de la empresa y, segundo, las particularidades de los recursos de que dispone la empresa familiar.

En cuanto a lo primero, al recaer la figura del principal (propietario) en la misma del agente (administrador) en las empresas familiares, se garantiza una identificación de los intereses que se persiguen en la empresa, sobre todo en cuanto a los objetivos de mediano y largo plazo, los que caracterizan a la planeación estratégica.

En cuanto a los recursos de que se disponen, la posesión y mantenimiento de una ventaja competitiva y desempeño superior de la empresa se sustenta principalmente en su capacidad de crear y poseer recursos valiosos, raros, imitables imperfectamente y no-sustituibles. Es así que las empresas familiares se ven como un espacio adecuado para el desarrollo de recursos humanos, sociales y financieros muy valiosos. En cuanto a los humanos se tiene el compromiso, compartimiento de valores, cultura, confianza y reputación. Los sociales se refieren a la capacidad de generar “buena voluntad” como resultado del tejido de relaciones sociales que se crean y que pueden ser movilizadas para facilitar la acción. Por último, en cuanto al capital financiero, se puede decir que empresa familiar posee “capital de supervivencia” representado por un conjunto de recursos financieros del cual dispone la familia en relación a las empresas no-familiares.

Desde luego, no todo resulta ventajoso para la planeación estratégica en las empresas familiares. La percepción sesgada de los padres en cuanto a desempeño de los hijos, conflictos familiares, limitaciones de búsqueda de talento restringido a lazos familiares, pensamiento grupal, dificultad para imponer cláusulas contractuales, entre otros, han sido encontradas como algunas de las posibles desventajas que pueden afectar una buena gestión en las empresas familiares, incluida la planeación estratégica.

En particular un aspecto que debe resaltarse en la planeación estratégica, y que es considerada en el proceso, es que las empresas familiares no solo persiguen objetivos económicos, sino también objetivos socioemocionales, que tienen que ver con preocupaciones por filantropía, reputación, identidad, preservación ambiental, entre otros objetivos no-económicos.

Entonces, basados en las características propias de la empresa familiar, se propone un proceso de planeación paralela en la empresa familiar. A través de este proceso se busca resolver el dilema que se tiene en la empresa familiar de atender las exigencias y oportunidades de la empresa, por un lado, y de cubrir las necesidades y deseos de la familia.

Esto es, a la par de ir generando el plan de estrategia empresarial, se desarrolla el plan de continuidad de la empresa familiar. Éste incluye desde el plantearse una visión familiar, sustentada en valores y filosofía de la familia, hasta aspectos que tienen que ver con un manejo efectivo de la propiedad, fomento de la participación y preparación de líderes futuros de la familia.

Acerca del autor: Es profesor de tiempo completo en el departamento de Administración de Empresas y miembro investigador del Centro de Investigación de Empresas Familiares de la UDLAP, habiendo previamente ocupado diversos puestos de coordinación y jefatura dentro de esta institución. Es Licenciado en Administración de Empresas egresado de La Universidad Nacional Autónoma de México, Maestro en Administración de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería, Ciencias Sociales y Administrativas (UPIICSA) de IPN y Doctor en Estudios Regionales y Urbanos de la Universidad de Birmingham en Inglaterra.

 

Por: Dr. Jorge A. Durán Encalada.

Profesor De Tiempo Completo, Administración De Empresas, UDLAP.

jorgea.duran@udlap.mx 

Disponible formato PDF.

Anterior La disrupción en el turismo
Siguiente Empresas familiares: ¿conoces las reglas del juego?