Mujeres y Economía

Mujeres y Economía

Las aportaciones al conocimiento económico han sido hechas en su mayoría por el género masculino, y no porque el género femenino no tuviera algo que aportar, sino porque el acceso a la educación estuvo negado a las mujeres durante varios siglos. Dado que recientemente se festejó el Día Internacional de la Mujer, es propio plantear cómo ha sido la incursión de las mujeres en la Economía.

A mediados del siglo XIX, el gran economista británico John Stuart Mill dijo «No pasará mucho tiempo sin que se reconozca que las ideas e instituciones que han convertido el mero accidente del sexo en la base de la desigualdad de derechos legales y sociales, son el mayor obstáculo del mejoramiento moral, social e intelectual de nuestra sociedad». En contra de la opinión de sus contemporáneos, Stuart Mill expuso las ventajas sociales y económicas que se alcanzarían con la participación de la mujer en el mercado laboral. Se pronunció con claridad en defensa de los derechos de la mujer en una época de desarrollo industrial e incipientes ambientes intelectuales en los que las mujeres comenzaban a exigir igualdad de derechos con los hombres, entre ellos el acceso a la educación.

Las primeras mujeres economistas se interesaron en los mismos temas que sus colegas masculinos: crecimiento económico, comercio internacional, desarrollo económico, mercado de trabajo, etcétera. Hacer referencia a las primeras economistas es relevante no por ser mujeres, sino porque sus contribuciones fueron muy importantes en el desarrollo de la economía política y la teoría económica, así como su difusión entre la sociedad. A pesar de la labor que desempeñaron, la mayoría de las publicaciones sobre historia del pensamiento económico no las mencionan (con excepción de Rosa Luxemburgo y Joan Robinson) debido al relego social de su época.

La escasa representación de las mujeres en los libros de historia económica se debe a que sólo algunas (nacidas en círculos intelectuales y/o dentro de una clase social alta) tuvieron acceso a la educación y pudieron plasmar su conocimiento económico a través de novelas, ensayos y escritos. La diferencia entre las mujeres y los hombres economistas, es su aparición en la historia del pensamiento económico, debido a que las aspiraciones educativas y profesionales de las mujeres estuvieron restringidas por siglos, ya que su vida se centraba únicamente en la esfera familiar. Por lo anterior, la Economía parece ser una ciencia dominada por los hombres, basta con repasar los Premios Nobel de Economía para constatar que, desde que se fundó este premio, sólo Elionor Ostrom ha sido la única mujer que lo ha recibido (en el 2009) dejando claro que las mujeres economistas todavía tenemos mucho camino por recorrer.

Acerca del autor: Gracias a una beca otorgada por el CONACyT para realizar estudios de posgrado en el extranjero obtuvo el grado de Doctor en Economía Financiera: Banca y Bolsa en la Universidad Autónoma de Madrid (Doctorado con Mención de Calidad en el extranjero) con Sobresaliente Cum Laude por Unanimidad (máxima calificación otorgada por las universidades españolas). Obtuvo el Premio Extraordinario a la Mejor Tesis Doctoral de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid en el Ciclo Académico 2009 – 2010. Realizó sus estudios de Maestría en Economía Financiera: Banca y Bolsa en la Universidad Autónoma de Madrid y sus estudios de Licenciatura en Economía en la Universidad Autónoma Metropolitana – I, en la que se le otorgó la Medalla al Mérito Universitario por obtener la calificación promedio más alta de la generación 2004. Al inicio de su Licenciatura obtuvo una beca por parte del Istituto Italiano di Cultura della Cittá del Messico, lo que le permitió el conocimiento de la lengua, cultura e historia italiana a la par de sus estudios en Economía. En materia docente imparte las asignaturas: Macroeconomía II, Análisis de Inversiones I y II, Economía Financiera, Microeconomía I, Econometría II, Principios de Economía, Finanzas Internacionales, y Principios de Microeconomía. Como investigadora, publica artículos en revistas arbitradas e indizadas, sus trabajos de investigación se centran principalmente en Economía Financiera (Fondos de Inversión, Microestructura de los Mercados Financieros, Banca de Inversión, Gestión de Portafolios, entre otros). Actualmente es miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del CONACyT. En la UDLAP se desempeña como Profesora-Investigadora de Tiempo Completo, Miembro del Consejo Académico, Miembro del Comité del Programa de Honores, y Directora Académica del Departamento de Economía en la Escuela de Negocios y Economía (EDNE). Además, es Columnista en eConsulta y en los Periódicos El Sol de Puebla y Milenio, sitios en los que publica artículos sobre temas económicos relevantes.

Por: Dra. Elitania Leyva Rayón
Directora Académica del Departamento de Economía de la UDLAP
elitania.leyva@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior Licenciado en Estrategias Financieras y Contaduría Pública (1ra parte)
Siguiente Orientar la innovación científica y tecnológica a reducir los costos de producción de bienes y servicios existentes, una meta alcanzable