México y la economía de mercado

México y la economía de mercado

México cuenta con todo para ser competitivo y exitoso en un mundo cada vez más globalizado. Sus reservas monetarias son envidiables, lo mismo que sus niveles de endeudamiento en relación con el Producto Interno Bruto. Si bien es cierto que México arrastra el grave problema de la violencia, ésta no ha logrado evitar que el país crezca y que las inversiones sigan fluyendo.

Los mexicanos han mostrado una capacidad impresionante para competir en la economía de mercado, ya sea como obreros u hombres de negocios. Que empresas mexicanas como Bimbo, Cemex o Gruma triunfen en los mercados más difíciles del mundo es muy alentador. Igualmente resulta impresionante advertir cómo empresas extranjeras de la talla de Audi o Bombardier, que exigen una mano de obra de altísima calidad, confían en el obrero mexicano. ¿Por qué, entonces, el potencial mexicano no se ha desplegado con todo su vigor? Hay muchos factores que explican esta situación, pero entre todos ellos destacan dos: las leyes y la política.

Cuántas veces hemos escuchado decir que las leyes mexicanas son excelentes, pero que no se aplican. Esta es una de las mayores mentiras que pueden proferirse. Las leyes mexicanas, comenzando por la Constitución, son malas y arcaicas. Un Estado que sigue controlando la producción, procesamiento y distribución de hidrocarburos es una aberración en el siglo XXI. Absurdas resultan las leyes que limitan las inversiones en ciertos sectores o zonas del país, o que hasta prohíben que los extranjeros opinen sobre la realidad política mexicana. El exceso de regulaciones locales, estatales y federales ahoga a la iniciativa privada. Tenemos leyes provincianas, enemigas del espíritu globalizador. Pese a la propaganda oficial que presume nuestra apertura comercial, somos un país cerrado al capitalismo.

¿Por qué tenemos esas leyes? Por culpa de la clase política, que incluye desde congresistas y líderes sindicales hasta integrantes del poder judicial. Precisamente porque se trata de funcionarios que han vivido al amparo del poder público con un sueldo del Estado, no saben lo que es el mercado, cómo funciona y cómo genera riqueza. Son ellos quienes se empecinan por no cambiar el marco legal. Son los mayores enemigos de la economía de mercado. Lo peor de todo es que cuentan con el apoyo de una élite de “intelectuales” que succionan recursos públicos. Si el marco regulatorio cambiara, todos ellos perderían sus privilegios y hasta las facilidades para lucrar al amparo de sus prerrogativas.

Los mexicanos y los inversionistas extranjeros desean desplegar su potencial. México cuenta con todo para ser uno de los actores de peso en el mundo globalizado. Antes, sin embargo, debe resolver su gran contradicción: modernización o patrioterismo. No se pueden tener ambas cosas.

Acerca del autor: el Dr. Raúl Bringas Nostti es profesor-investigador de tiempo completo del Departamento de Administración de Negocios Internacionales de la Universidad de las Américas, Puebla. Ha laborado por más de una década en la institución. Es miembro de la American Historical Association y del Sistema Nacional de Investigadores. El Dr. Bringas estudió una licenciatura en Antropología Social y una maestría en Estudios sobre Estados Unidos en la propia UDLAP. Tras dichos estudios, trabajó en la empresa COSECE, del sector turístico, especializada en la administración de semanas de tiempo compartido. Durante tres años fue Gerente de Comercio y posteriormente fue ascendido a Director General, cargo que desempeñó durante cinco años. En su administración, la empresa obtuvo varios premios internacionales por calidad en el servicio y en 1994 recibió el Excellence Award de RCI International, Indianápolis, mediante el que se premió a los cinco mejores proveedores del servicio de tiempo compartido en México. El Dr. Bringas opina que el entorno académico no basta para obtener una formación integral y es necesario contar con experiencia laboral en el mundo real. Tras su fructífera experiencia en el sector privado, el Dr. Bringas realizó un doctorado en Historia, con especialidad en relaciones México-Estados Unidos, en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Su asesor de tesis doctoral fue el reconocido historiador David LaFrance, en ese entonces profesor en Oregon State University. Al mismo tiempo, estudió una licenciatura en Derecho Internacional. Con el deseo de profundizar en el análisis histórico de la relación entre México y Estados Unidos, el Dr. Bringas realizó un posdoctorado en Historia en la Universidad de Harvard. Su asesor de proyecto fue el Dr. John Womack, uno de los más grandes historiadores a nivel mundial. Tras concluir su posdoctorado en 1999, el Dr. Bringas ingresó a trabajar a la UDLAP como profesor de tiempo completo. Ya como profesor de tiempo completo, el Dr. Bringas estudió, con beca Fulbright, un diplomado sobre la Constitución de Estados Unidos en Lafayette College, Pennsylvania. También obtuvo un certificado en estudios fronterizos México-Estados Unidos de la Universidad de Texas-El Paso. Como docente aborda cursos con temáticas muy diversas. Afirma que la función prioritaria del profesor universitario debe ser la atención al estudiante. Por lo tanto, dirige sus esfuerzos hacia la docencia de excelencia y el servicio al estudiantado. El Dr. Bringas ha publicado artículos en revistas especializadas y libros. Cuenta con cuatro libros, La regeneración de un pueblo pestilente La anexión de México a Estados Unidos, 1846-1848 (2008), Historia de Tehuacán de tiempos prehispánicos a la modernidad, con tres ediciones (2010) (2013) (2014), Historia de las instituciones jurídicas (2010), éste último en coautoría con Peter Reich de Whittier Law School, y Anti Historia de México, con dos ediciones (2013) (2014). Todos sus libros han sido publicados por editoriales de primer nivel, nacionales y extranjeras: UNAM, Miguel Ángel Porrúa, Círculo Rojo y Planeta. En este momento concentra sus investigaciones en una aproximación histórica al mundo de los negocios.

Por: Dr. Raúl Bringas Nostti
Profesor de tiempo completo del Departamento de Negocios Internacionales de la UDLAP
raul.bringas@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior La importancia de un público conocedor
Siguiente Entre Pueblos Mágicos y Turismo