Los portafolios de inversión, ¿una herramienta útil en tiempos financieros adversos?

Los portafolios de inversión, ¿una herramienta útil en tiempos financieros adversos?

Los portafolios de inversión no es un término común entre los ciudadanos, que nos pudiéramos encontrar ajenos al sistema financiero de forma profesional. Sin embargo, es muy común que al abrir una cuenta de ahorro en alguna institución bancaria nos ofrezcan este tipo de servicios, de los cuales, en su mayoría de las veces somos informados de sus alcances y en algunas ocasiones, nos enteramos de su «poco beneficio», cuando no obtenemos los resultados esperados. Por tal motivo, conocer qué son los portafolios de inversión y sus variantes puede ser muy útil antes de acudir con la empresa de servicios bancarios de nuestra elección.

Estos portafolios se componen de documentos, en los cuales, las personas físicas o morales deciden colocar su dinero con la finalidad de incrementar su patrimonio en inversiones: las opciones de tipos de portafolios de inversión pueden ser variadas. El tipo de portafolio conservador está compuesto por inversiones que no representan un nivel de riesgo alto y puede tener poco crecimiento, y los rendimientos son pocos y generalmente son fijos. Los portafolios de carácter moderado mezclan entre renta variable y crecimiento, esto ayuda a que el inversionista pueda diversificar su inversión y disminuir el riesgo. Los de tipo de crecimiento  están compuestos de  acciones y de fondos que pueden ser variables, pero el riesgo aumenta en relación al conservador y el moderado depende enormemente de la solidez del mercado donde se coticen los instrumentos de inversión que lo componen. El de crecimiento agresivo es de los más volátiles y el inversionista debe estar diariamente informado de las variaciones de los instrumentos de inversión que componen el portafolio; es destacable que son los menos seguros, pero los rendimientos pueden ser mucho mayores que un portafolio conservador, pues estos son 100% renta variable. El de mayor riesgo y mayor ganancia son los portafolios especulativos, estos pueden ser una inversión interesante siempre y cuando no se juegue todo el capital en ellos.

Es importante, antes de seleccionar algún tipo de portafolio de inversión, tomar en cuenta la capacidad de ahorro. Se debe tener muy claro cuál es el objetivo de la inversión, si es a largo, mediano o corto plazo, verificar la tasa de inflación pronosticada que, en el mejor de los casos, se cumple, pero sólo son de pronóstico y no hay una certeza al 100%. Otro punto es saber el tiempo que se pretende mantener la inversión, este debe ser el adecuado, con la capacidad de ahorro del  inversionista y meta de ahorro. La máxima de más riesgo, más ganancia, debe tomarse con cautela en estos tiempos, pues la diversificación de los portafolios es la forma más segura de obtener los resultados deseados.

Acerca del autor: Elizabeth Espinoza Monroy es Doctora en derecho con Mención Honorífica, por la Universidad Panamericana. Cuenta con una Maestría en Investigación y Docencia por la Universidad Nacional Autónoma de México, en la que obtuvo Mención Honorífica. Fue becaria CONACYT por la investigación titulada “Proyecto de Modelo para la Educación Jurídica Superior (Vida en el Aula)”, dentro del sistema de Excelencia del Posgrado de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México. Asimismo, obtuvo una beca, otorgada por el CONACYT por la investigación titulada “La educación jurídica superior”, para la realización de estudios de Posgrado. Desde 2009 es miembro del Sistema Nacional de Investigadores CONACYT “C”. Ha colaborado en estudios realizados en conjunto entre México y la Unión Europea y la Secretaria de Educación Pública Federal a través de la Dirección General de Acreditación, Incorporación y Revalidación sobre los retos planteados para la internacionalización de la educación superior y las herramientas desarrolladas para facilitar la cooperación académica y la movilidad estudiantil. Autora de diversos artículos relacionados a la investigación en revistas jurídicas especializadas, ha publicado el libro Paradigmas de la educación jurídica de la editorial Porrúa, actualmente es profesor de tiempo completo de la Universidad de las Américas Puebla.

Por: Dra. Elizabeth Espinoza Monroy
Profesora de tiempo completo del Departamento de Derecho de la UDLAP
elizabeth.espinoza@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior La miscelánea fiscal 2015 una muestra más del e-gobierno
Siguiente Los resultados de la “Ley anti lavado de dinero”