Los Huemas

Los Huemas
  • Los Gigantes o t’abezo

Las investigaciones para conocer cuál ha sido el origen del hombre o cómo es que el ser racional empezó a habitar en el mundo ha sido muy estudiado, aunque mucho se ha dicho mucho poco ha sido lo comprobado.

En la mitología Mazahua y posiblemente de muchas otras culturas, se narra que Dios después de crear el mundo y la naturaleza se puso a pensar al ver lo hermoso que era su creación y decidió crear a alguien para que disfrutara de todo lo que él había hecho, fue entonces cuando decidió dar vida a unos gigantes que a lado de ellos los árboles que para la humanidad son altos o gigantes para estos eran como hierbas, cuando necesitaban leña cortaban los árboles desde la raíz como si fueran pequeñas plantas y se los llevaban en brazos.

La gente cuenta que estos gigantes vivían a la intemperie, se alimentaban de todo lo que la naturaleza les proporcionaba, le temían al viento y cuando este se hacía presente a través del aire se escondían de tras de las montañas o entre los árboles, dada su altitud y su poca fuerza estaban propensos a ser derrumbados y cuando un gigante se caía por alguna razón esto significaba la muerte para estos hombres.

Las personas cuando nos despedimos decimos: “cuídate” “que estés bien“ o alguna otra frase por cortesía, en el caso de estos hombres la frase de despedida era “No se vaya usted a caer” porque una caída simbolizaba la muerte por su fragilidad antes mencionada, cuando estos gigantes se morían los demás lo dejaban a la intemperie o eran arrojados a las barrancas.

Los mazahuas dicen que antes era muy común encontrar huesos de los gigantes se empleaban como remedio para diferentes enfermedades y que incluso es posible encontrarlos en las tiendas donde se venden hierbas.

Al igual que las personas de ahora los gigantes tenían sus fiestas e incluso se dice que Dios los creo para que lo adoraran. Cuando los gigantes celebraban sus fiestas cargaban a su santo en los hombros, en cuanto al tamaño de su Dios no puedo argumentar mucho, pero lo que la gente de la comunidad de San Nicolás Guadalupe menciona es que a Dios o sus santos los traían hasta el cielo y esto a su creador no le gustó y decidió destruirlos y crear otros que fueran más pequeños.

 

Los Enanitos o ts’ibezo

 

Después de que el creador dejo nuevamente la tierra sin personas decidió crear a unas personas muy pequeñas que tenían apariencia de enanos, estas personas vivían en pequeñas casas de zacatón, al igual que los gigantes también se alimentaban de lo que la naturaleza les proporcionaba.

Cuando estas pequeñas personas realizaban las fiestas dedicadas a su creador no podían cargar a la imagen porque eran muy grande y lo arrastraban por el suelo, esta acción no fue agradable par a el creador y nuevamente decidió formar nuevas personas que no fueran muy grandes ni muy pequeños que pudieran realizarle sus fiestas sin que   lo trataran como juguete o que lo arrastraran y según la mitología fue de esta manera que Dios creó a la humanidad.

Por: Carolina Santos Segundo, estudiante de la Licenciatura en Comunicación Intercultural, egresada del PLJI 2013, UDLAP

Disponible en formato PDF

Anterior Estudio exploratorio de las estrategias psicosociales de prevención y tratamiento de la violencia de género hacia la mujer en la Ciudad de Puebla
Siguiente Diego Luna en entrevista por Silvestre López Portillo, colaboración Primero Noticias | TV UDLAP