Las mujeres y los viajes

Las mujeres y los viajes

Espacio en el que ha aparecido el artículo y fecha en que ha sido publicado: E-consulta (19-07-2016)

Se han documentado varias tendencias que señalan el incremento de la importancia del papel de la mujer en los viajes y el turismo. Se estima que las mujeres representan el 85% de todas las compras y realizan la mayoría de las compras en línea, constituyendo un mercado con valor de 15 billones de dólares, controlando más del 60% del mercado de consumo, según la Harvard Business Review, que las identifica como el mercado emergente más grande del mundo. Se cree que las mujeres entre 40 y 60 años son el segmento de mercado con mayor crecimiento en el sector de viajes y turismo, seguido por el de mujeres entre 18 y 25 años. Las mujeres norteamericanas, sin importar con quien viajen, a dónde van o quién paga, toman el 80% de las decisiones de viaje y son el 75% del mercado de los viajeros culturales. El 24% de las norteamericanas ha viajado con amigas en los últimos cinco años y el 39% planea hacerlo en el futuro. El número de ellas que viajan solas ha aumentado en más de 230% en menos de diez años, de tal manera que el perfil del viajero de aventura (también en E.U.) ha cambiado de ser el de un hombre de 28 años al de una mujer de 47. Estas mujeres viajan a destinos históricos y culturales, playas, hacen viajes de aventura y se embarcan en cruceros, y les gusta conocer y comprar, prefieren los hoteles de mayor categoría a otros establecimientos de hospedaje y son fieles a marcas que consideran seguras.

Aunque los datos sobre los patrones de viajes de las mujeres son escasos a nivel internacional, se puede pensar que lo que pasa en Estados Unidos se repite en todo el mundo, principalmente en las economías más saludables e incluyentes. Sin embargo, la reacción de destinos turísticos y empresas relacionadas ha sido lenta o ninguna, mientras que aquellos que han identificado y aceptado y tomado esta oportunidad están gozando de un enorme éxito. Las mujeres no viajan de la misma manera que los hombres, ni son un mercado similar en gustos y necesidades. Uno de los principales determinantes de los viajes de las mujeres es la seguridad. En diversas listas sobre los destinos más seguros para ellas figuran ciudades de Europa, principalmente del norte, de Canadá y Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Taiwán y Japón. Ningún país o ciudad de Latinoamérica, región que no les ofrece ni las condiciones mínimas. Aciago fue el caso de dos jóvenes turistas argentinas asesinadas en Ecuador en febrero de este año, y no es el único en la región. No sólo el destino debe ser seguro, también lo debe ser el transporte hacia el destino y en el destino, el hospedaje y la comercialización, aspectos en los que otra vez, Latinoamérica y en específico México tienen muchos pendientes, incumpliendo su promesa de ser hospitalarios.

Acerca del autor: Tiene el grado de Doctor en Filosofía con la especialidad en Administración de la Hospitalidad por la Texas Tech University. Obtuvo el grado de Master in Science con especialidad en Administración de Restaurantes, Hoteles e Instituciones por la misma universidad y los grados de Master Internacional en Turismo por la Universidad de las Palmas de Gran Canaria y Maestría en Ciencias Administrativas, por el Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México.

Por: Dra. Guadalupe Revilla Pacheco
Profesor De Tiempo Completo del Departamento de Turismo de la UDLAP
guadalupe.revilla@udlap.mx

Disponible en PDF

Anterior La institucionalización de la empresa familiar, un cambio crítico
Siguiente Política pública en materia de salud para los pueblos originarios