La radio digital para México

La radio digital para México

Los esfuerzos que se han dado por actualizar a la radio mexicana en los últimos años, hasta el momento, no han pasado de repetir las fórmulas convencionales de las señales analógicas por Internet, o de sencillamente colocar el sistema RDS (Radio Data System), desarrollado por la Unión Europea de Radiodifusión (EBU/UER), para añadir a una señal convencional en modulación de frecuencia -FM-, una información adicional mediante la inclusión de un canal que contiene datos. De ahí que puedan aparecer los nombres de las estaciones y/o canciones que estamos escuchando, lo cual no significa que por eso sea una radio digital de verdad. Para poder analizar la magnitud, primero debemos comenzar por entender el concepto:

En la señal analógica, la onda eléctrica representa una señal acústica que es convertida en un patrón de modulación sobre un medio físico, siendo este patrón análogo la señal original.

En la señal digital, la onda eléctrica se cambia a una serie de números, cada uno de los cuales simboliza un momento concreto en el tiempo para después poder decodificarlos en un medio físico. De esta forma, analógico se puede diferenciar de digital, ya que en el primer caso, la señal es física y temporalmente continua, mientras que en la digital es discreta en el tiempo y se almacena en forma de datos. Una vez explicadas las bases del tema, se puede entender que el interés en la digitalización de la radio se da precisamente por las aparentes ventajas que la nueva tecnología presenta.

Entre estas ventajas se ha remarcado mucho el que la señal de radio digital FM tendrá una calidad de sonido comparable a la de los discos compactos, al mismo tiempo que la radio digital AM sonará en una calidad equivalente a la radio analógica FM. También, entre las ventajas de la nueva tecnología se mencionan: una transmisión más limpia, amplia y resistente a las interferencias; la oferta de servicios interactivos de información transmitidos a la par de la señal de audio, por ejemplo: información musical, anuncios publicitarios, noticias, etc., y finalmente, la creación de aparatos radiorreceptores más simplificados, compatibilidad con dispositivos móviles y con características atractivas como la sintonización automática.

Con la era digital, la radio mexicana se encuentra ante dos necesidades principales: primera, la de adaptarse a las nuevas herramientas tecnológicas modificando completamente su estructura de producción y, segunda, crear nuevos contenidos que den otro enfoque a la programación radial para asegurar una vinculación con la futura audiencia. Ante esta serie de adaptaciones y transformaciones, debemos comprender que las innovaciones tecnológicas siempre son para el desarrollo del medio y no al revés. El reto de hoy para la radio es la adecuación de su lenguaje a las nuevas tecnologías pero sin perder sus características esenciales, es decir, una reinvención que conserve su esencia como medio social.

Acerca del autor: José Adalberto Córdova Pérez, Profesor del Departamento de Ciencias de la Comunicación desde bebrero 2002, Grado de Maestría en Dirección de la Comunicación. Productor y locutor para diversas agencias de publicidad en las ciudades de México y Puebla, asesor de diferentes proyectos de carácter social en diversas oficinas gubernamentales. Ha impartido cursos de producción y posproducción radiofónica para diferentes dependencias gubernamentales y escuelas. Desempeñó cargos en diferentes estaciones de radio en Puebla como-SI F.M-Corporación Puebla de Radiodifusión-Puebla FM. Las materias que ha impartido en la UDLAP son -Lenguaje del Sonido-Técnicas de Producción Radiofónica I y II. Sus principales líneas de interés son los aspectos de creatividad en medios, publicidad radiofónica y desarrollo de competencias y habilidades en los estudiantes.

Por: Mtro. José Adalberto Córdova Pérez
Profesor de Laboratorios del Departamento de Ciencias de la Comunicación de la UDLAP
josea.cordova@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior Los actuarios y su campo laboral
Siguiente Steve Jobs ¿El último iluminado de la ciencia, las artes y la tecnología?