La interesante historia de Audi

La interesante historia de Audi

La construcción de una planta Audi en Puebla iniciada el año pasado, y la noticia aparecida la semana pasada de que los directivos de Volkswagen se congratulan de ello, hasta el grado de que algunos integrantes de su sindicato pasan a formar parte del sindicato de Audi, obliga a recordar el origen de esta empresa, su interesante desarrollo y sus lazos con Volkswagen.

Fundada en 1910 por August Horch en Alemania, quien había intentado otros negocios menos exitosos, latinizó su apellido y adoptó el nombre de Audi. Después de vender la empresa en 1928, en 1932 cuatro marcas, Audi, Horch, DKW y Wanderer se asocian formando Auto Unión, y adoptando el logo de los cuatro aros con el que son conocidos. Desmantelada por causa de la guerra la empresa renace y vuelve a lanzar su auto compacto, el DKW,  bien vendido antes del conflicto y mucho más después de él. Daimler Benz, fabricante del Mercedes Benz, compra la empresa en 1958, para venderla al poco tiempo.

Audi se convierte en una subsidiaria de Volkswagen desde 1966 y eso contribuyó a la leyenda de que Auto Unión era el resultado de la colaboración de Volkswagen y Mercedes Benz. Lo cierto es que DKW se vendió con gran éxito, hasta que los nuevos dueños de la empresa decidieron retirarlo del mercado. Aunque los directivos de Volkswagen no estaban interesados en que Auto Unión desarrollara nuevos productos propios, finalmente cedieron y el Audi reaparece para no irse ya del mercado. Una nueva fusión de Audi con NSU genera la posibilidad de una supervivencia separada de Volkswagen, aunque sin dejar de ser su subsidiaria.

No debe olvidarse que Volkswagen también es dueña de las marcas Bentley, Seat, Bugatti, Porsche y Lamborghini. En 2013 reportó ventas de 197,007 millones de euros y una utilidad neta después de impuestos de 9,145 millones de euros, es decir, el 4.64%. Genera flujo de operación por 12,595 millones de euros, utilizando recursos en la inversión por 16,890 millones y genera flujo por el financiamiento de 8,973 millones. Resultando un flujo neto de recursos de 4,216 millones de euros. La empresa tiene una solvencia apenas superior a la unidad y está fuertemente apalancada, pero sigue creciendo y creando nuevas plantas en todo el mundo.

El sector automotriz ha visto sobrevivir y prosperar a ciertos gigantes como Fiat y Volkswagen, que llevan a la práctica más completa los principios de la Unión Europea.

Acerca del autor: Contador Público con estudios de Maestría en Administración y candidato a Doctor en Educación. Con más de 40 años de experiencia docente y profesional en contabilidad, costos, análisis financiero y auditoría. 291 cursos impartidos en diversas universidades, de los cuales el 88% ha sido a nivel licenciatura y el resto en maestría. 194 módulos de diplomado impartidos a personal de diversas empresas. Autor de los libros “Contabilidad 1”, “Costos” y “Contabilidad Administrativa” con editorial Pearson. Articulista en diversos periódicos y autor de su propio blog “Visión Financiera”. Coordinador de las materias Contabilidad Financiera, Contabilidad de Costos, Análisis de Costos y Contabilidad Gerencial.

Por: Mtro. Francisco Javier Calleja Bernal
Profesor de tiempo completo del Departamento de Finanzas y Contaduría de la UDLAP
francisco.calleja@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior Liderazgo para la innovación en las organizaciones
Siguiente Seguridad hídrica y adaptación al cambio climático: el reto de la calidad del agua