La ingeniería en logística y su importancia en la vida cotidiana

La ingeniería en logística y su importancia en la vida cotidiana

El uso de internet para adquirir bienes y servicios, la variedad cada vez más amplia de estos bienes y servicios y la facilidad de obtener los productos necesarios para nuestra satisfacción en lugares muy cercanos a nuestros hogares y centros de trabajo, nos ha acostumbrado a esperar que se procesen nuestros pedidos eficientemente y que se nos hagan llegar en forma rápida y a precio razonable. Como clientes nos hemos convertido en el eje motor de las organizaciones de tal manera que el servicio que nos dan y nuestra satisfacción constituyen una parte fundamental de la estrategia de un negocio exitoso.

Las empresas deben garantizar que podamos obtener los bienes o servicios que deseamos en el lugar correcto y en el momento preciso. El desafío que tienen para lograr estas dos metas es muy grande pues en el mercado globalizado tienen que competir con empresas de todo el mundo y deben atender de la mejor manera posible a todos sus clientes. La forma en que las empresas logran estas dos metas es a través de la logística. La logística planea, implementa y controla el flujo eficiente y efectivo de bienes y servicios desde su punto de origen hasta el punto de consumo. Es a través de la logística que una organización puede ayudarse a crear una red de distribución tal que le permita ser competitiva y mantenerse en el mercado. Decisiones importantes en este sentido son dónde ubicar sus plantas y almacenes, qué tipo de medios de transporte utilizar, cuánto de cada uno de sus productos deben tener en inventarios, qué tipo de empaques deben usar, qué tecnología van a usar para recibir y procesar las órdenes de los clientes, etc.

El sector gubernamental también se beneficia de las prácticas logísticas, pues es a través de ellas que pueden desarrollar soluciones creativas para mejorar la calidad de vida de las áreas urbanas. Por ejemplo, debido a las concentraciones poblacionales muchas ciudades tienen graves problemas de tráfico con efectos negativos como ruido y contaminación. La logística ayuda a reducir estos problemas con herramientas que mejoran los sistemas de transporte público ofreciendo una red eficiente de transporte entre cualesquiera dos puntos de la ciudad. Por otro lado, los gobiernos deben ofrecer una serie de servicios como escuelas, centros de salud, servicios postales, etc. Una vez más la logística ayuda a decidir dónde ubicar estos servicios y cómo operarlos para optimizar el dinero de los contribuyentes.

Con estos ejemplos podemos apreciar el valor que ha adquirido la logística tanto en el sector público como en el privado. Por eso es muy importante contar con profesionistas bien preparados en esta área del conocimiento, dada la demanda que existe en este momento y que crecerá en el futuro.

Acerca del autor: Dolores Luna Reyes es egresada de la carrera de Ingeniería Química Industrial de la Universidad de las Américas. Obtuvo el grado de Maestría en Sistemas de Información en la Universidad de la Américas y el grado de Doctor, en el área de Ingeniería Industrial, en la Texas A&M University. Fue coordinadora del área de Posgrado del Departamento de Ingeniería Industria y Mecánica durante 12 años. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores. Es miembro fundador de la Sociedad Mexicana de Investigación de Operaciones. Pertenece a la Digital Government Society of Northamerica. Sus actividades de investigación se centran en la aplicación de la investigación de operaciones a los sistemas productivos y logísticos, así como al gobierno electrónico. Sus proyectos más recientes son sobre la formación de células de manufactura, problemas de localización de instalaciones, así como el estudio de los factores de éxito en los portales estatales de gobierno electrónico. Tiene experiencia como consultor en sistemas productivos y logísticos. Ha sido consultor en el área de manufactura lean desde el 2008. Sus áreas de interés incluyen los sistemas productivos y logísticos, así como el gobierno electrónico.

Por: Dra. Dolores Edwiges Luna Reyes
Profesora de tiempo completo del Departamento de Ingeniería Industrial y Mecánica de la UDLAP
dolorese.luna@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior La defensa de los derechos del consumidor
Siguiente Impulso a la manufactura metalmecánica mexicana