La cultura organizacional y el desempeño de las organizaciones: el caso de ThyssenKrupp y Coca-Coca-FEMSA

La cultura organizacional y el desempeño de las organizaciones: el caso de ThyssenKrupp y Coca-Coca-FEMSA

Hace algunos días tuve la oportunidad de asistir a una serie de conferencias impartidas en el marco de Reto Negocios’2016 organizado por estudiantes de la Universidad de las Américas Puebla. Haciendo un análisis sobre los temas abordados por los conferencistas, me di cuenta que varios de los ponentes hablaron sobre la importancia de la cultura organizacional para lograr el desempeño de las organizaciones. La cultura organizacional es definida por Newstrom (2011, p. 92) como: “el conjunto de supuestos, creencias, valores y normas que comparten los miembros de una organización”. La cultura organizacional es un elemento clave para el desempeño y éxito de las organizaciones ya que provee de identidad organizacional a los empleados y guía el comportamiento de los mismos dentro de la organización. Sobre este tema, en su ponencia Marco Antonio Cerón, actual CFO de la empresa ThyssenKrupp-Mexico enfatizó en la importancia de asegurar el cumplimiento de la estrategia organizacional en el día a día. Para Marco Antonio Cerón, los colaboradores son parte esencial para poder lograr ese cumplimiento. Es por eso que él considera que implementar una cultura organizacional que promueva el orgullo, el involucramiento y el disfrute de todos los asociados permite que se cumpla la estrategia de la organización y como resultado se obtenga un mejor desempeño en la empresa. Esta cultura organizacional debe estar basada en los valores éticos del negocio, los que guiaran la toma de decisiones de todos los miembros de la empresa. Marco Antonio Cerón fue muy contundente sobre este punto al comentar que un valor clave de la cultura organizacional de su empresa es la no corrupción e indicó al respecto: “Yo prefiero perder un negocio que dar una mordida”. En este mismo sentido, Mauricio Graciano, Director de Asuntos corporativos de Coca-Cola FEMSA, señaló que la ética y los valores impulsados por la cultura de la organización, están en la base de 3 aspectos que rigen el funcionamiento de la empresa: (1) Nuestra gente, (2) Comunidad y (3) Planeta. Evidentemente, esta ética y valores deben estar reflejados en el código interno de la organización y estar en adecuación con las leyes y reglamentaciones existentes de los países en los que el negocio opera. Mauricio Graciano indicó que “las acciones de la empresa tratan de contribuir al bienestar de las personas cuidando siempre la parte legal”. Además, enfatizó que como parte de la cultura de la organización hay un fuerte apoyo a la capacitación y el desarrollo de las personas, lo que hace que la empresa alcance más fácilmente las metas planteadas. Estos dos ejemplos, muestran que la cultura organizacional permite contribuir favorablemente al desempeño de las organizaciones, pero que esta además de estar expresada de manera formal en la empresa, debe verse reflejada en los actos de los miembros que la integran. Los líderes corporativos sin lugar a dudas deben ser los primeros en motivar a sus colaboradores y mostrar con el ejemplo la cultura organizacional que se quiera promover.

Acerca del autor: Isis Olimpia Gutiérrez Martínez es profesora en el Departamento de Administración de Empresas en la Universidad de las Américas Puebla en México desde 2006. Es doctora en Ciencias de Gestión por el Conservatoire National des Arts et Métiers en Paris, Francia. La Dra. Gutiérrez es miembro del Sistema Nacional de Investigadores en México. Sus intereses de investigación se centran en la gestión de recursos humanos y la gestión de tecnología de la información. Su investigación se ha publicado en revistas tales como Industrial and Organizational Psychology, Competitiveness Review, Government Information Quarterly y Transforming Government: People, Process and Policy. También es autora de libros, capítulos de libros y artículos en memorias de congresos en los temas antes mencionados. Su investigación ha recibido varios premios y ha sido financiada por varias organizaciones incluyendo CONACYT-México (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología) y la AECID-España (Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo).

 

Por: Dra. Isis Olimpia Gutiérrez Martínez.

Profesora en el Departamento de Administración de Empresas de la Universidad de las Américas Puebla.

isis.gutierrez@udlap.mx

Disponible formato PDF.

Anterior Empresas familiares: ¿conoces las reglas del juego?
Siguiente ¿Qué tienen los videojuegos que logran envolvernos de forma tan rotunda?