Habilidades Conversacionales en el ejercicio del liderazgo

Habilidades Conversacionales en el ejercicio del liderazgo

Nuestras habilidades para conversar nos ayudan a construir imágenes de futuros posibles y diseñar, y poner en marcha acciones coordinadas para lograr ideales y objetivos, pero también, nuestras habilidades conversacionales pueden determinar el cierre de posibilidades, la construcción de desconfianza, el resentimiento, la resignación, los malos entendidos y confusión operacional que afectan la efectividad.

La claridad de las metas y brechas entre el futuro deseado y la situación actual, determinan la disposición de los colaboradores para participar de manera creativa y comprometida. Aunque, por otro lado, la falta de la misma, conduce a lo que se conoce como tensión emocional, donde la participación obligada y descomprometida toma lugar.

Se requiere también, claridad en las formas y especificaciones del diseño y la acción que se comparten a través de las conversaciones formales e informales. Esta claridad, no existe en sí, se construye a través de conversaciones. Nuestras habilidades para conversar determinarán el comportamiento y la efectividad de las acciones que de ellas resulten. Al hablar de conversar hablamos de entrelazamiento de emociones y lenguaje. Construimos coordinaciones sobre nuestras creencias y emociones propias de los momentos conversacionales.

El diseño de los espacios y la atención a la profundidad necesaria para la conversación, se ven influenciados por los comportamientos de los líderes. Un espacio conversacional mal diseñado, puede cerrar posibilidades de participación, de reflexión y de toma de decisiones efectivas. El temor a la crítica o represalias por opiniones que pueden resultar valiosas, puede afectar la apertura participativa y reflexiva de una persona, o de un grupo, y con ello el comportamiento y los resultados de la acción organizacional.

El poder, a través de actitudes ofensivas e inclusive de acoso laboral, pueden lograr efectividad en el corto plazo, pero con efectos no previstos que deterioran de manera significativa el compromiso, el clima laboral y pueden resultar en afectaciones severas a la salud por estrés. Desafortunadamente muy apreciadas estas actitudes, cuando la efectividad no considera el desarrollo de la organización basado en el desarrollo de las personas.

El liderazgo transformacional, requiere de habilidades para clarificar ideales, metas y objetivos, así como construir, en colaboración, los caminos para lograrlo con respeto, autodeterminación y satisfacción por el esfuerzo requerido y los resultados logrados. No es sólo un tema de comunicación, sino de habilidades para crear espacios para conversar que permitan abrir oportunidades y posibilidades para la reflexión, el diseño, la innovación y la acción que lleven a la efectividad personal y organizacional.

Acerca del autor: el Mtro. Morales, estudió su licenciatura en Ingeniería Industrial, su maestría en Administración de Empresas y el Diplomado en Calidad Total en la Universidad de las Américas, Puebla. Ha participado en programas de actualización sobre: Aprendizaje Organizacional en SOL Boston (The Learning Circle of MIT), Formación de Equipos de Trabajo en Georgia Tech y Florida State University, Liderazgo Transformacional en Louissiana State University, Administración de Procesos en Texas A&M University y Fundamentos Biológicos del Conocimiento en el Instituto Matríztico de Chile. Actualmente se encuentra realizando su proyecto de Investigación titulado “Diseño de ambientes de aprendizaje que generen relaciones éticas entre los participantes”, para obtener el grado de Doctor en Educación de las Ciencias, Tecnología e Ingeniería. Participa como miembro de la Sociedad de Aprendizaje Organizacional (SOL), es miembro fundador de los fractales Latinoamérica y México de esta misma sociedad de aprendizaje. En los últimos 25 años, ha laborado en diferentes empresas de los sectores: comunicaciones, textil y actualmente educativo en la Universidad de las Américas, Puebla, donde se desempeña como profesor de tiempo completo de la Escuela de Negocios. Ha desarrollado proyectos de capacitación y consultoría a través de BCC, UDLA-Consultores, la compañía Global Knowledge Enterprise y Grupo MIX Formación y Treinamiento (Brasil), en empresas como Grupo ADO, Volkswagen de México, Pemex, Telmex, Bancomer, HSBC, Tamsa, Abbott Laboratories, Laboratorios Elly Lilly, Corporativo Pollo Feliz, UNIMED (Brasil), Colegio de Bachilleres Tlaxcala, , Colegio de Postgraduados, Universidad Rafael Landívar en Guatemala y otras organizaciones mexicanas y del extranjero, aplicados en áreas como: educación, dirección, producción y recursos humanos. El enfoque principal de estos proyectos se ha fundamentado en la generación de valor agregado a través la participación basada en el compromiso y respeto hacia de los seres humanos.

Por: Dr. Marco Antonio Morales Castro
Profesor de tiempo completo del Departamento de Administración de Empresas de la UDLAP
marcoa.morales@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior Acostumbrarse al futuro
Siguiente La rapidez del cambio