Gobierno y pobreza

Gobierno y pobreza

La pobreza es un tema ampliamente estudiado por los economistas debido a todas las implicaciones negativas que tiene para la sociedad, ya que sin importar el estrato económico en el que estemos la pobreza nos afecta a todos. Existen diferentes enfoques para estudiarla, pero lejos de las teorías económicas que tratan de explicar los determinantes de este mal, es un hecho que los países no son como los niños, es decir, no nacen ricos o pobres, sus gobiernos los hacen así. En la historia hay diversos ejemplos de países que han pasado del bienestar a la pobreza (Egipto, Venezuela, Irán, Argentina) y de la pobreza a la prosperidad (Singapur, Japón, China, Corea del Sur) gracias a sus gobiernos.

Las personas necesitan incentivos para prosperar, es decir, necesitan comprobar que si trabajan arduamente e incrementan su productividad invirtiendo en capital humano (como la educación) pueden acceder a un mejor nivel de vida. La clave para generar estos incentivos está en las instituciones sólidas que representan a un gobierno que ofrece oportunidades para todos sus habitantes.

La eficiencia de las instituciones gubernamentales es fundamental para el desarrollo económico de una nación, si los servicios gubernamentales en materia de salud, educación, justicia, servicios públicos, seguridad, fiscalidad, etcétera, fueran confiables, las personas podrían dedicarse a sus actividades cotidianas, estudios y trabajos, sin tener que preocuparse por su seguridad, salud, derechos de propiedad, educación, servicios públicos, etcétera.

Contrario a esto, un país que tiene instituciones que permiten la criminalidad, la corrupción, los sobornos, la inseguridad, las estafas, la impunidad, la falta de servicios médicos, la concentración del ingreso, entre otros males, está condenado al estancamiento económico o incluso al retroceso, es decir, al aumento del número de personas que viven en pobreza.

Las naciones deben aprender de los fracasos económicos y políticos que han tenido para no cometer los mismos errores y poder avanzar. Si un país no tiene un gobierno que se preocupe por la población que gobierna (por encima de sus propios intereses) y que cumpla con sus funciones, brindando a su población todo aquello que necesita para tener una mejor calidad de vida, lo cierto es que aunque las personas quieran acceder a un nivel de vida más alto nunca lo lograrán. Si se desea arreglar a las instituciones malogradas primero se tendrá que cambiar al gobierno ineficaz, no es una tarea fácil pero al unirnos como sociedad y aceptar el papel que un gobierno ineficiente y sus instituciones fallidas tienen en la generación de pobreza e incremento de la desigualdad, tendremos una oportunidad para encontrar el camino hacia un mayor bienestar económico y social.

 Acerca del autor: gracias a una beca otorgada por el CONACyT para realizar estudios de posgrado en el extranjero obtuvo el grado de Doctor en Economía Financiera: Banca y Bolsa en la Universidad Autónoma de Madrid (Doctorado con Mención de Calidad en el extranjero) con Sobresaliente Cum Laude por Unanimidad (máxima calificación otorgada por las universidades españolas). Obtuvo el Premio Extraordinario a la Mejor Tesis Doctoral de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid en el Ciclo Académico 2009 – 2010. Realizó sus estudios de Maestría en Economía Financiera: Banca y Bolsa en la Universidad Autónoma de Madrid y sus estudios de Licenciatura en Economía en la Universidad Autónoma Metropolitana – I, en la que se le otorgó la Medalla al Mérito Universitario por obtener la calificación promedio más alta de la generación. Al inicio de su Licenciatura obtuvo una beca por parte del Instituto Italiano di Cultura de la Cittá del Messico, lo que le permitió el conocimiento de la lengua, cultura e historia italiana a la par de sus estudios en Economía. En materia docente imparte las asignaturas: Macroeconomía II, Análisis de Inversiones I y II, Economía Financiera, Microeconomía I, Econometría II, Principios de Economía, Finanzas Internacionales, y Principios de Microeconomía. Como investigadora, publica artículos en revistas arbitradas e indizadas, sus trabajos de investigación se centran principalmente en Economía Financiera (Fondos de Inversión, Microestructura de los Mercados Financieros, Banca de Inversión, Gestión de Carteras, etc.). Actualmente es miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), Profesor-Investigador de Tiempo Completo y Director Académico del Departamento de Economía de la UDLAP, así como Columnista en el Periódico El Sol de Puebla en donde publica artículos sobre temas económicos relevantes.

Por: Dra. Elitania Leyva Rayón
Directora Académica del Departamento de Economía de la UDLAP
elitania.leyva@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior El Sistema Fiscal
Siguiente Incentivos