Espora No. 12

Espora No. 12

Carta Editorial

Pensamos que estos textos, como los seres que contienen, son producto del estupor. El lector puede sentir que atraviesa una ciénaga burocrática, o en la ocurrencia, una ciudad viscosa. Hay referencias sensoriales muy claras: migraña, piel verde, aromas mutantes y enigmas ásperos.
El clima de amenaza es evidente al observar el elenco. Algunos de sus miembros quizá no requieren explicación: cucarachas, gorilas, serpientes, arañas, cuervos, entre otras monstruosidades anónimas. El resto puede ser más engañoso: conejos, hormigas, monos, palomas, mariposas e incluso un cisne; todos dentro de una suerte de habitación sofocada, a punto de estallar: peligros que a veces mutan en guerra, trámites sucios que enemistan pájaros y máscaras, asesinos con un inquietante sentido de la hilaridad.
En cada mordida que el lector se permita hallará un pedazo de metamorfosis, una muerte en gestación, y una curiosa reiteración de Kafka.

– Los editores

 

Anterior Espora No. 11
Siguiente Espora No.13