El contexto de las startups de base tecnológica y el posible impacto social

El contexto de las startups de base tecnológica y el posible impacto social

Espacio en el que ha aparecido el artículo y fecha en que ha sido publicado: E-consulta (26-07-2016)

En la última década, a nivel internacional, el fenómeno del emprendimiento y la innovación basados en la tecnología, ha sido promovido por organismos internacionales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), organizaciones de la sociedad civil, la iniciativa privada y los gobiernos, con el fin de establecer y fortalecer ecosistema de empresas emergentes de base tecnológica. Lo anterior, con la visión de generar desarrollo social y económico, sin necesidad de realizar grandes inversiones, como se supone es posible lograrlo a través de la innovación tecnológica, tal como se ha logrado en países desarrollados.

Las experiencias exitosas de parques tecnológicos en países desarrollados que promueven la creación de empresas cuyos productos y servicios contribuyen desde su diseño y actividad productiva a la resolución de problemas sociales, ha sido un argumento para que países en vías de desarrollo busquen replicar este tipo de estrategias.

Se trata no solo de la creación de productos y servicios puramente tecnológicos, sino también, de utilizar la tecnología como herramienta para la creación y el mejoramiento de modelos de negocios cuyo principal objetivo no siempre es el impacto social, pero con amplias posibilidades de contribuir a la mejora de condiciones sociales en las dimensiones social, ambiental y económica.

A pesar del optimismo y la efervescencia de los esfuerzos realizados por diferentes actores sociales, existen problemas agudos en este sector que no se han podido dimensionar y abordar en su totalidad, mucho menos erradicar. Las altas tasas de mortandad de las empresas de base tecnológica en prácticamente todos los países, son un indicador de la falta de conocimiento y experiencia en este tipo de empresas que se desenvuelven en un entorno cotidianamente cambiante, altamente competitivo y rápidamente obsolescente.

La ausencia de un marco jurídico apropiado a nuestra realidad en México, la falta de políticas públicas en el sector de emprendimiento, la necesidad de estructuras de gobierno y esquemas de apoyo adecuados a la realidad nacional, la escaza generación de talento tecnológicamente especializado, hacen que la perspectiva de desarrollo de las empresas emergentes de base tecnológica no se desarrolle adecuadamente.

Es por lo anterior, que ha surgido la necesidad de contar con estudios que describan y brinden información sobre los actores, componentes y tendencias del funcionamiento y desempeño de dicho ecosistema, de tal manera, que se pueda identificar el estado actual del fenómeno y sea posible diseñar, proponer e implementar mecanismos de fortalecimiento específicos y certeros desde diferentes los sectores de la sociedad, incluido desde luego, el sector académico.

Acerca del autor: Cuenta con estudios de Licenciatura en Ingeniería en Sistemas Computacionales por el Instituto Tecnológico de Veracruz, una maestría en Administración de Tecnologías de Información por el Instituto Tecnológico de Monterrey Campus Monterrey, es maestro en Administración de Empresas por la Universidad de las Américas Puebla y candidato a doctor en Innovación y Responsabilidad Social por la Universidad Anáhuac México Norte.

Por: Mtro. Martín González Vásquez
Profesor De Tiempo Completo, Administración De Empresas de la UDLAP
martin.gonzalezv@udlap.mx

Disponible en PDF

Anterior Cómo avanzar hacia la planeación estratégica en empresas familiares
Siguiente El lean service una necesidad en los procesos de las organizaciones de servicio, segunda parte