DIABETES MELLITUS. El precio de la riqueza

DIABETES MELLITUS. El precio de la riqueza

La diabetes mellitus (DM) es una enfermedad crónica que cada día cobra mayor importancia en el mundo. Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), actualmente existen más de 347 millones de personas afectadas en todo el mundo. Se prevé que la cifra aumente más de un 50% para el año 2030, convirtiéndose en la séptima causa de muerte a nivel mundial. La DM aparece cuando el páncreas no produce suficiente insulina (DM de tipo 1), o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce (DM de tipo 2). La insulina es una hormona que regula la entrada de azúcar a diversas células, controlando los niveles de azúcar en sangre. En una DM no controlada el aumento de azúcar en sangre (hiperglucemia) puede dañar gravemente diversos órganos y sistemas, trayendo consigo complicaciones graves como ceguera, nefropatías, infarto, amputación de miembros inferiores, entre otras. De entre estas, las complicaciones cardiovasculares representan 65% de las muertes de pacientes diabéticos.

De acuerdo a cifras oficiales de la OMS, en los últimos años, el número de personas enfermas de DM ha aumentado en los países recién desarrollados o en vías de desarrollo; pasando, desalentadoramente, de estados de desnutrición a estados de malnutrición en estas poblaciones. Las cifras en niños y adolescentes continúan aumentando de manera descontrolada en un gran número de países, por ejemplo, en Estados Unidos representa la mitad de los nuevos casos diagnosticados.

Desafortunadamente, al ser una enfermedad cada vez más frecuente en nuestro país —representando la primera causa de muerte— la sociedad la considera “normal” y le resta importancia al no seguir las recomendaciones del sector salud. Se ha recomendado realizar alguna clase de actividad física moderada durante treinta minutos diariamente, asimismo, mantener una dieta saludable que contenga frutas, hortalizas y una cantidad reducida de azúcar y grasas saturadas, para prevenir la aparición de la DM de tipo 2; la cual representa 90% de los casos de diabetes en el mundo y suele estar relacionada con la obesidad.

En definitiva, es necesario hacer conciencia de la gravedad de esta epidemia que amenaza cada día con mayor fuerza la salud de la población. Necesitamos fomentar en nuestras familias un estilo de vida saludable que nos permita llevar a cabo una estrategia efectiva de prevención de la DM. De esta manera, trabajando todos juntos, sociedad y gobierno, lograremos revertir este grave problema de salud mundial.

Acerca del autor: la Dra. Erika Palacios Rosas obtuvo su Licenciatura en Ciencias Farmacéuticas en la Universidad de las Américas Puebla en 2007, con la distinción magna cum laude. En 2007 se desempeñó como Jefa de la Oficina de Farmacia en el Hospital Infantil de Tlaxcala. Posteriormente en 2008 recibió la beca Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo para realizar sus estudios de doctorado en el extranjero. Ese mismo año, se integró al proyecto de investigación Mecanismos de daño vascular en la Diabetes Mellitus. Interacción entre inflamación e hiperglucemia del Plan Nacional de IDI (SAF2008-00942), España. Durante el período 2009-2012 formó parte del Personal Investigador en Formación de la Universidad Autónoma de Madrid. En esta misma Universidad, en 2010 obtuvo el Diploma de Estudios Avanzados en el Programa de Farmacología. En 2010-2012 realizó diversas estancias de investigación en el Excellence Cluster Cardio Pulmonary System, Justus-Liebig Universitat Gieen, Alemania, participando en el proyecto de investigación Disfunción endotelial inducida por la inhibición genética o farmacológica del receptor MAS. Ministerio de Ciencia e Innovación (HD2008-0056 ACCIONES INTEGRADAS HISPANO-ALEMANA. Posteriormente en 2012 realizó estancias de investigación en el Department of Biomedical Sciences, University of Copenhagen, y en el Caridology Department, Herlev University Hospital, Copenhagen, Dinamarca participando en el proyecto LAAC. Is it possible to protect brain from damage after open-heart surgeryEn 2012 se graduó del doctorado en Farmacología y Fisiología por la Universidad Autónoma de Madrid con la distinción magna cum laude, determinando Mecanismos de Daño Vascular en la Diabetes Mellitus. Desde enero de 2013 se desempeña como profesor de tiempo completo en el departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad de las Américas, Puebla.

Por: Dra. Erika Palacios Rosas
Profesora de tiempo completo del Departamento de Ciencias de la Salud de la UDLAP
erika.palacios@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior La importancia de las pruebas mecánicas estándares de materiales
Siguiente Uso racional de medicamentos en México: ¿cómo abordar uno de los retos más grandes del mundo globalizado?