Creatividad como política pública

Creatividad como política pública

El desarrollo, la promoción y la investigación de la creatividad debe ser, entre otras cosas, una cuestión de política pública. La creatividad, es decir la facultad de generar conductas, ideas o productos relevantes y originales es lo que ha transformado el curso de la humanidad. La creatividad es un recurso cognoscitivo tan valioso como la salud o el bienestar. Estimular los recursos cognoscitivos es tan importante para una nación, como generar acciones para una sana alimentación.

De ser política pública la creatividad, aparecería en el Plan Nacional de Desarrollo (PND). Este está compuesto de diferentes ejes y puede consultarse en http://pnd.gob.mx

La creatividad como tal es mencionada cinco veces en el PND. Llama la atención que en tres de las cinco menciones se diga “para que florezca la creatividad”. De hecho, la oración de 48 palabras en donde se menciona el “florecimiento” de la creatividad, es idéntica en la página 18 y en la 80. No deja de ser interesante la ironía de duplicar toda una oración en un mismo documento justo al hablar de “florecer” la creatividad.

También es interesante que la innovación, concepto relacionado a la creatividad, aparezca en el eje México próspero: competitividad global en el último lugar; es decir, la innovación es el menor indicador de competitividad según el PND.

En el eje México con educación de calidad, aparece de manera destacada el concepto innovación, vinculado al énfasis para alcanzar 1% del PIB en investigación científica y desarrollo experimental. No está claro qué acciones educativas, desde el nivel más básico, tendrán como propósito que las personas incrementen sus habilidades creativas e innovadoras. Se menciona que se estimulará la creatividad en el campo de las aplicaciones y el desarrollo tecnológico, pero esto bajo el objetivo de acceso a la cultura. El lugar pertinente sería en el objetivo “Desarrollo del potencial humano”. Queremos tener científicos e innovadores, pero las acciones educativas para generarlos desde etapas tempranas todavía son un campo de oportunidad muy germinal.

México podrá tener más científicos, artistas e innovadores al incorporar en las políticas públicas, el conocimiento científico que de la creatividad tienen la psicología y disciplinas afines. El desarrollo de habilidades basado en el conocimiento científico debería ser una obligación para el estado y un derecho para la sociedad.

Acerca del autor: el profesor Julio César Penagos es especialista en procesos creativos. El ha sido asesor de creatividad e impartido talleres a ejecutivos, gerentes y trabajadores de empresas y organizaciones de clase mundial como Jumex, Coca Cola, Femsa, Cinépolis, Bimbo, etc. El profesor Penagos cuenta con estudios de Doctorado en Investigación Psicológica, es doctor en Ciencias del Lenguaje (graduado con honores y la más alta calificación de todas las generaciones), cuenta con una maestría en Calidad de la Educación (graduado con honores) y una licenciatura en Psicología con especialidad en Clínica para Adultos, entre otros estudios. Es miembro de la American Psychological Association, la American Creativity Association, y de la Interamerican Society of Psychology. La Universidad de las Américas le ha otorgado el Premio a la Docencia. Fue jefe de los Laboratorios de Psicología de la UDLAP. Bajo su gestión los laboratorios fueron profundamente modernizados y equipados convirtiéndose en los mejores laboratorios de Psicología en una universidad privada, a la vez que se mejoró sustancialmente la vinculación de los laboratorios con las prácticas estudiantiles. Fue elegido coordinador del Grupo de Trabajo de Psicología Experimental y Comparada de la Sociedad Interamericana de Psicología (2015- 2017). El profesor Penagos es actualmente profesor de tiempo completo de Psicología en la UDLAP. Sus líneas de investigación incluyen trabajos sobre procesos conductuales, como la auto-discriminación condicionada, y procesos cognoscitivos como la creatividad. Ha presentado sus trabajos en congresos tanto internacionales como nacionales, y cuenta con publicaciones en revistas académicas.

Por: Mtro. Julio César Penagos Corzo
Profesor de tiempo completo del Departamento de Psicología de la UDLAP
julioc.penagos@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior El derecho humano a la educación ¿es reconocido o garantizado en la reforma educativa?
Siguiente Otra reforma hacendaria equivocada